Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Refugees International advierte del peligro de automatizar de la estructura humanitaria en Sur de Sudán

27/03/2010 12:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ONG Refugees International (RI) solicita a los países implicados que pongan todas sus energías en el desarrollo de un plan específico de cara a las próximas elecciones de abril en Sudán --los primeros comicios multipartitos en 24 años en el país africano-- y al futuro referéndum de independencia que tendrá lugar en 2011 en la región separatista de Sur de Sudán.

Los miembros de la ONG que operan sobre el terreno celebran que se encuentre operativa desde hace tiempo una estructura de ayuda humanitaria y económica en el país africano, porque facilita "la gestión de crisis futuras", pero temen que los cooperantes hayan terminado asumiendo "una mentalidad automatizada" que les impida reaccionar ante cualquier estallido de violencia, "enormemente posible", que pueda tener lugar en cualquiera de estos dos eventos.

Posiblemente, el síntoma más peligroso que se advierte desde RI es la actual falta de comunicación entre los cooperantes (tanto de ONG como de Naciones Unidas) y la comunidad local. En este sentido, resulta esencial no sólo contar la asistencia directa de la Misión de Paz de la ONU para Sudán (UNMIS) sino aprovechar la influencia de los líderes locales para establecer una "red de ayuda" eficaz que culmine en el desarrollo del acceso de la población a los servicios básicos y del papel de la mujer en la vida social y por extensión, en la política del país.

"En términos políticos, los dos próximos años van a ser de todo menos 'el mismo negocio de siempre', apunta el informe de las trabajadoras de RI, Melanie Tiff y Jennifer Smith, quienes advierten de que "el coste de reaccionar en el último momento a un conflicto potencial será mucho mayor que si se prepara con tiempo".

LA IMPORTANCIA DE LOS FONDOS

La tarea se prevé complicada porque los fondos son de por sí insuficientes como para resolver los problemas actuales del país. Por ello, muchos de los implicados en la ayuda no ven pertinente reservar parte del poco dinero existente para anticipar incidentes futuros. RI ve "comprensible" esta actitud; le consta que Naciones Unidas sólo ha recibido, por ejemplo, un 23 por ciento de la cantidad solicitada para el país africano en 2010 (estimada en 1.900 millones de dólares).

Refugees International sugiere que se recurra a los fondos de emergencia reservados en el Fondo Humanitario Común (CHF) de Naciones Unidas, que este año espera acumular 112 millones de dólares sólo para Sudán, una cantidad que, de todas formas, es "insuficiente" según RI, que pide una mayor implicación a Estados Unidos que, si bien es uno de los principales financiadores de ayuda económica a Sudán, no aporta ningún dinero a este fondo de emergencia, que podría ser empleado para activar un plan específico de contingencia de cara a los próximos comicios y al referéndum del año próximo.

PLAN ESPECÍFICO

Se trata de poner en práctica un sistema de "alerta temprana" y "respuesta rápida" a través de un consorcio entre Naciones Unidas y las ONG locales e internacionales con la cooperación esencial de las autoridades sudanesas.

El Equipo Humanitario de Campo en Sur de Sudán (HCT) ya está esbozando un plan de emergencia, pero "de momento no existe un borrador", según RI. Cualquier medida en este sentido no puede circunscribirse a una sola región: el plan debe tener "alcance nacional" y para ello es imprescindible que la ONU y las ONG emprendan medidas de consenso sin precedentes para actuar de manera conjunta en todo el país.

"Resulta especialmente preocupante la falta de coordinación entre los equipos de Naciones Unidas en el norte y el sur de Sudán", apunta el informe, que achaca buena parte de esa incomunicación a la dificultad para cruzar la frontera entre el norte y el sur del país, dominada por milicias del antiguo Movimiento por la Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM), el principal grupo guerrillero del país.

Este bloqueo impide también la distribución de ayuda humanitaria y el paso de refugiados, por lo que se ha terminado creando un "embudo" de campos de desplazados a lo largo de los puestos de control que separan el norte y el sur. La escasez de fondos no ha hecho sino empeorar la situación. "Todas las operaciones de transporte diseñadas para ayudar a los refugiados a regresar a su hogar se encuentran virtualmente paralizadas", apunta IR.

Para conseguir el mencionado "consenso", Refugees International propone dos medidas: que se aclaren las competencias de las respectivas agencias de ayuda al refugiado --principalmente la Organización Internacional para las Migraciones (IOM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)--; y que se refuerce la presencia en el sur de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Sobre este último aspecto, RI advierte de que la presencia de esta organización se ha visto "sustancialmente reducida" y apunta que los propios trabajadores de la OCHA coinciden en denunciar que la decisión de recortar su plantilla es "prematura".

El objetivo final consiste en proporcionar a las comunidades locales un mayor acceso a los servicios básicos --"especialmente los que se refieren a educación, recursos hídricos y atención médica"--, así como a oportunidades laborales y agrícolas "para minimizar el impacto humanitario" de cualquier brote de violencia que pudiera estallar en los próximos dos años; incidentes que podrían pasar desapercibidos para la opinión pública porque "se insertarían dentro de una escalada de tensión" y no adoptarían la forma de "una guerra abierta" que pudiera "atraer la atención de la CNN".

VIOLENCIA DE GÉNERO

En última instancia, RI recomienda que este nuevo plan de ayuda preste especial atención a uno de los mayores déficits humanitarios que presenta el país africano: la violencia machista. "Existe un enorme vacío en los programas de violencia de género en las zonas de transición entre el norte y el sur. Pocas supervivientes de esta violencia han conseguido acceso a atención médica y se ha realizado muy poco trabajo en tareas de prevención", apunta Refugees International.

También hay que prestar atención a la salud de la mujer, porque la tasa de mortalidad materna en Sur de Sudán es una de las más elevadas del mundo (2.054 fallecimientos por cada 100.000 habitantes). El Ministerio de Salud sudanés pretende reducir en un 25 por ciento este índice en las comunidades del sur. El coste estimado para ello es de 107 millones de dólares. "Los donantes deben insistir en que todas las propuestas incluyan un aumento de la participación de la mujer y que se examine el impacto cualquier programa de ayuda sobre las mujeres de la zona", apunta el informe.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2229
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.