Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que J. R. Lázaro escriba una noticia?

Reflexiones sobre la vida - 13 de mayo de 2011

12/05/2011 23:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Descubre tu cuerpo. Un viaje por nuestro interior

Este artículo pertenece a la serie de divulgación científica (de hecho es el primero) tan necesaria actualmente para comprender el funcionamiento y el misterio de las cosas. La curiosidad es una de las características del ser humano, y pretendo satisfacerla con estos artículos. Hoy vamos a hablar de anatomía, concretamente sobre el aparato digestivo del hombre (o mujer, es igual), y nos ceñiremos al rigor científico necesario sin escatimar explicaciones para que todo quede perfectamente claro. Ruego se me disculpe si me veo obligado a utilizar algunos términos médicos para una explicación mas completa.

El aparato digestivo del hombre, empieza en la boca. La boca es básicamente el agujero que tenemos en la cara, ubicado debajo de la nariz, para echar los alimentos dentro del cuerpo. Aunque existen otros agujeros en el cuerpo, podemos decir que la boca es el más natural e idóneo para este fin. La boca puede tener otras funciones aparte de ésta, pero no son motivo de este artículo, aunque quizá lo tratemos en otro posterior. La boca se compone de: agujero, dientes, lengua y campanilla, en número de 1, 32, 1 y 1 respectivamente (hay otras partes pero no son fundamentales).

Después de la boca, viene el esófago. Es un tubo largo entre la boca y el estómago. Este tubo se utiliza principalmente para que lo que se mete por la boca llegue al estómago, y es necesario porque el estómago está lejos de la boca; si estuviera pegado a la boca, no sería necesario el esófago. Por otro lado, si no tuviéramos esófago, la comida se nos caería por dentro del cuerpo, desparramándose, y nos montaría una avería gorda, así que el esófago es muy importante en el aparato digestivo (en general cada pieza es importante, pero sobre todo ésta).

Después del esófago, viene el estómago. Es como un saco donde llega la comida que metemos por la boca (aquí ya vamos viendo la conexión entre las distintas partes) y donde se hace la digestión. La digestión es un proceso que si se corta se pasa muy mal. El estómago puede producir acidez (si hay exceso de ácido), o no. Además, si está vacío, puede hacer ruidos, lo cual es muy molesto por ejemplo si te pasa en mitad de la Misa, o en la sala de espera del médico.

A los lados del estómago hay dos órganos importantes, que son el hígado y el páncreas. La función principal del hígado es producir la bilis, que es un líquido amarillo, y tiene una bolsita al lado que es la vesícula, pero que no es importante porque te la pueden quitar y no te mueres. También hay que mencionar como curiosidad la propiedad del hígado para regenerarse, así que si te lo quitan de golpe, te vuelve a salir otro (eso creo, no he entendido muy bien esta parte). El páncreas también es importante, porque si se estropea te sube el azúcar.

Después están los intestinos (hay dos), que se componen de el intestino delgado (es el más finito de los dos y el más largo), y el intestino grueso (es el más gordo pero más corto). El intestino delgado (o asadura) tiene varios metros de largo, y esta lleno de bífidus activos y de L-casei inmunitas, que se obtienen de los yogures (lo que no se es como llegan estos bichos a los yogures o si quiero imaginármelo). Estos bichos parece ser que sirven para digerir la comida, y que si no los tienes te puede producir gases. Respecto al intestino grueso, es importante destacar una parte de él que es el colon. El colon básicamente sirve para que cuando se irrite te dé descomposición (caca líquida para los profanos), también llamada colitis (no entiendo por qué; se le debería llamar colonitis, ya que la colitis es la inflamación de la cola). El intestino grueso finaliza en el recto, y el recto en el ano, que es por donde se expulsan las heces fecales (caca para los profanos). Fundamentalmente el ano es un orificio de salida, y cualquier otra utilidad no es motivo de este artículo, aunque no descarto tratarlo en algún otro.

Hay otras partes del aparato digestivo que aún no hemos tratado, y que es lo que se denomina el aparato genitourinario. Está formado por los riñones (dos es lo normal), y su función es que les llegue la sangre para extraer la orina (pis para los profanos). Los riñones pueden tener piedras y entonces duelen, esta es una de sus principales características.

Finalmente, la orina (pis), se desplaza por lo uréteres hasta la vejiga urinaria, que es una bolsa que cuando se llena hay que vaciarla por motivos obvios. La orina es expulsada a través de la uretra.

Espero que este paseo por el interior de nuestro cuerpo haya sido de gran utilidad a todas aquellas personas interesadas por los misterios de la anatomía humana y que haya servido para conocernos por dentro un poco mejor.

En un próximo artículo trataré el tema de la reproducción, pero para no herir sensibilidades, lo haré con la explicación del polen y las abejas.


Sobre esta noticia

Autor:
J. R. Lázaro (31 noticias)
Visitas:
6749
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.