Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que J. R. Lázaro escriba una noticia?

Reflexiones sobre la vida - 6 de mayo de 2011

05/05/2011 19:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El origen de la vida y la teoría de la evolución

He estado reflexionando mucho acerca de la creación de la vida inteligente en nuestro planeta, y también he intentado echarle un poco de imaginación. Hay quien opina que somos de origen extraterrestre y que venimos de otro planeta. Yo personalmente prefiero la teoría de la evolución desde una célula primigenia. Tras las obras de Darwin se esconden verdaderos misterios, y he intentado hacer una abstracción y pensar como fueron los momentos más importantes de dicha evolución. Ahí va una pequeña explicación científica con ejemplos para los que quieran saber más de la evolución y tengan prisa.

Sabemos que la vida se originó en el agua, pero después pasó a la tierra. Debió de ser algún raro espécimen quien tuvo que dar el primer paso. Algo así:

-Mamá, mamá, me voy a ir a jugar un rato a la tierra-

-Pero hijo, ¿estas tonto? No ves que somos de agua y te vas a asfixiar-

-Es que esta noche me han salido patas, y digo yo que será para andar, ¿no?-

-¡Ay!, que rápido evolucionáis los jóvenes. Bueno, sal a jugar, pero si ves que te ahogas, vuelves-

Lógicamente el espécimen no volvió, se reprodujo y se quedó a vivir en la tierra. Algo así:

-¡Hola espécimen! ¿Tu también tienes patas?-

-Si, me salieron ayer y hoy he salido a la tierra-

-Bienvenido. ¿Qué te parece si nos reproducimos?-

-Eso se lo dirás a todos….etc.-

El primer paso ya estaba dado. Posteriormente fueron evolucionando hacia algo más parecido a lo que conocemos, empezaron a comerse unos a otros y aparecieron los primeros depredadores. Algo así:

-¿Pero otra vez has mordido a tu hermano?-

-Jo, mamá, es que voy para depredador, y como tienen que sobrevivir los más fuertes…-

-¡Depredador!, que alegría me das hijo. Ya pensaba que nunca llegarías a nada en la vida-

-Ya ves, uno que sabe evolucionar-

-Pues anda hijo, termina de comerte a tu hermano, que tienes que practicar-

Después vinieron los grandes dinosaurios, unos evolucionaron hacia los mamíferos (el perro, el gato, el caballo…) y otros hacia las aves. Algo así:

-Pero hija mía, que te ha pasado, si ayer tenías escamas…-

-Pues ya ves, que me ha salido pelo y me ha crecido el pecho-

-¡Que rápido os desarrolláis las niñas hoy día! Toda una mujer…-

-Si. Por cierto, ya no pongo huevos y me ha bajado la regla-

A los que evolucionaron hacia las aves (el pato, la paloma, la gallina…) les salieron plumas. Algo así:

-Hijo mío, ¿que es esa pelusilla extraña que tienes?-

-Pues nada mamá, que esta noche me han salido unas plumas de colores preciosísimas-

-¡Que disgusto!, ¿no podía haberte salido pelo como a tus primos? ¡Siempre dando la nota!

Y luego hubo otros raritos que se quedaron a medias, como el ornitorrinco. Algo así:

-Enhorabuena cariño, has sido padre, hemos tenido un niño-

-¡Que alegría!, déjame verlo-

-¡Claro!, aquí está-

-¿Pero que es esto?... Pico de pato, garras, pelo, tiene veneno, pone huevos… Tu me has engañado con otros, ¿verdad?-

De los mamíferos vinieron los primates (o sea, los monos), que evolucionaron hacia el pitecántropo, el australopiteco, y otras cosas con formas más humanas (mejorando lo presente). Algo así:

-¡Hay que veeeeeer!, que niño mas feo y raro que tienes-

-No se por que lo dices-

-Está pelón, ¡y se pone de pie sobre las patas traseras…!-

-Es que está hecho todo un hombrecito-

Luego vinieron el hombre de Cromagnon y el de Neanderthal. Algo así:

-Mira cariño, hoy he salido a cazar mamuts, ha caído un rayo y he descubierto el fuego-

-¿Y para que sirve?-

-Aún no lo se, podemos probar a cocinar el mamut a ver si mejora el sabor-

-¡Vaya tontería! Podías hacer algo útil y haber inventado la rueda, como el vecino, que como la patente se va a forrar-

-Pero… el fuego…-

-¡Apágalo, anda, a ver si te vas a quemar!

Finalmente vino el homo erectus (no se por qué esa coletilla) y de ahí procedemos todos; o casi todos, porque seguro que conocemos a alguien que se ha quedado en alguna de las etapas de la evolución (yo hasta podría dar nombres…).


Sobre esta noticia

Autor:
J. R. Lázaro (31 noticias)
Visitas:
3201
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.