Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que J. R. Lázaro escriba una noticia?

Reflexiones sobre la vida - 25 de mayo de 2011

24/05/2011 23:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las leyes que hicieron historia o los legisladores borrachos. Segunda parte (de cuatro)

Como continuación del artículo anterior, aquí os dejo otras perlas del derecho universal que de nuevo cuestionan la dipsomanía de algunos promulgadores de leyes. Es importante conocerlas, más que nada por aquello de “donde fueres haz lo que vieres”, y así evitar que podamos ser multados o arrestados por el incumplimiento de las mismas.

Ahora vamos a comentar algunas de las leyes de Estados Unidos que afectan a animales, ya sea como mascotas o en el arte cinegético.

En Urbana, Illinois está prohibido que un monstruo entre en los limites de la ciudad. Con dos c….. Esta ley es totalmente tranquilizadora. Que aprendan en Japón, que cada dos por tres tienen a Godzilla por las calles.

En el estado de Florida, cuando se ata un elefante a un parquímetro, la tasa de parking debe ser la misma que si fuese un vehículo. Eso está bien. No hay que hacer distinciones, sobre todo en un estado como Florida donde la mayor parte de los habitantes se trasladan en elefante.

En Kirkland, Illinois, las abejas tienen prohibido volar sobre el pueblo o por cualquiera de sus calles. Está bien una ley que no afecta a las personas, sino directamente a los animales. ¿Que hacen cuando descubren una abeja volando por el pueblo? Pues se la arresta y le puede caer cadena perpetua. Si además da positivo en la prueba de alcoholemia, la pena de muerte es fija.

En el estado de Massachusetts, la ley obliga a los perros a llevar las patas traseras atadas durante el mes de abril. Totalmente coherente. La verdad es que esta ley se debería de extender al resto del mundo. No hay nada más peligroso que un perro en el mes de abril con las patas traseras desatadas. Eso es tener sentido común.

En Kansas, las leyes de caza del estado tienen prohibido el uso de mulas para cazar patos. ¿Ni siquiera como reclamo? De todos es sabido que si pones una mula en el centro de un río y esperas a que relinche, o rebuzne, o lo que hagan, los patos acudirán en bandadas, unos como curiosidad y otros para comerse la mula; ese es el momento de cazarlos.

Más sobre

En el estado de Michigan, es ilegal matar a los perros usando una cámara de descompresión. ¿Quién no dispone hoy en día de una cámara de descompresión en su casa?, ¿Y quién no ha utilizado alguna vez en su vida una cámara de descompresión para matar a un perro? Eso es atarnos las manos a los amantes de las cámaras de descompresión.

En Alaska está prohibido divisar ardillas desde un aeroplano. Así de simple. Si pilotas un avión y ves una ardilla, más te vale cerrar los ojos aunque te juegues la vida. Y, es que las ardillas de Alaska son como el basilisco, que si las observas te conviertes en piedra, ¡no te joroba!

En Arizona está prohibido cazar camellos. Totalmente natural. El camello de Arizona es una especie en extinción, como el oso polar del Sahara y las focas suizas que, desgraciadamente ya no se encuentran entre nosotros debido a la codicia del hombre.

En California, se considera falta menor disparar a una pieza de caza desde un vehiculo en movimiento, excepto que el objetivo sea una ballena. Bueno, al fin y al cabo da al mar, por lo que la advertencia tiene su lógica. Además, la ballena, como el camello de Arizona, es una especie en extinción.

En el estado de Idaho, está prohibido pescar montado en camello. No entiendo cual es la ventaja, sinceramente. ¿Es que montado en camello los peces pican antes? A lo mejor se refiere al camello de Arizona nuevamente, y no quieren exponerlo a peces carnívoros u otros depredadores peligrosos de los ríos de Idaho.

En Kentucky está prohibido el uso de lagartijas en los oficios de la iglesia. Pues es una pena; nada alegra más una buena Misa que las lagartijas subiéndose por las paredes de la iglesia, y ya no digamos de un buen rosario o una novena a Santa Tecla mientras las lagartijas recorren el altar mayor. A donde vamos a ir a parar.

Bien, pues una vez más hemos demostrado que la estupidez humana no tiene límites, y que la de algunos legisladores en particular es infinita.


Sobre esta noticia

Autor:
J. R. Lázaro (31 noticias)
Visitas:
3095
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.