Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sara Milagros Costa escriba una noticia?

Reflexiones sobre mis abuelos

23/04/2010 20:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta nota intenta reflejar como vivian nuestros abuelos y como a pesar de tener dificultades en sus vidas no se estresaban ni deprimían y siempre tenían energía para seguir

REFLEXIONES SOBRE MIS ABUELOS

Hoy estoy en esos días que me agarra un fuerte bajón y para mal de mis lectores se me ocurrió recordar a mis seres queridos mis abuelos y me pregunto¿ por qué no se bajoneaban o estresaban como nosotros?.Será que es un mal de este tiempo preocuparse por todo y que los problemas nos den vuelta en la cabeza durante días sin encontrar solución hasta que el estomago nos dice, para o te va a dar una ulcera.Yo recuerdo que mi abuelo materno trabajaba toda la semana y los sábados o domingos hacia cosas en la casa arreglar un cantero, pintar, le encantaba pintar cuadros, tomar unos mates sentado en un banqueta, y comer pastas el domingo con todos sus nietos e hijos, nunca lo escuche protestar ni siquiera cuando mi abuela le gastaba un dineral en la quiniela del barrio, se daba el lujo de viajar con su esposa y conocer lugares siendo apenas un empleado común. Lo perdí siendo muy chica pero me encanta recordarlo a través de sus cuadros o de los regalos que trajo de salta o de sus inventos porque sin haber estudiado se daba maña para hacer mesas ratonas decoradas con papel de cigarrillos o barras divisorias como la que había visto en una casa de visita.Mi abuelo paterno era alguien especial, podía estar cinco horas hablando sin parar sobre todo tipos de tema, era un aventurero, fue al sur cuando nadie quería ir, trabajo en el ferrocarril y fue de peón a jefe de taller sin tener segundo grado, era muy inteligente y estudiaba o leía todo le caía en la mano, siempre discutíamos de política o religión (cosas que estaban prohibido hablar en la mesa de mi otro abuelo), con él discutíamos sin parar, pero era bueno porque yo en el fondo sabía que lo hacía para hacerme enojar y reírse un rato. Aún recuerdo todas las cosas que me contó del ferrocarril, de como arreglar las locomotoras, de como trataba a los empleados o como hacia negocios en los que siempre terminaba estafado y tenía que vender la casa y mudarse, creo que en su libreta figuraban al menos veinte mudanzas.Mi abuela paterna era un ángel en la tierra, de familia bien, muy educada, tocaba en violín y desde chica dijo que se enamoro del lechero del barrio que viene a ser mi abuelo, cuando quedó sola al poco tiempo se casaron, viviendo en una casa pequeña que fueron levantando de a poco y lo siguió en silencio en todas sus aventuras y locuras, era el centro de la familia y todos íbamos los domingos a comer empanadas que ella amasaba y preparaba para el batallón, contenta de tenernos a todos en su mesa, en las fiestas le gustaba poner mantel copas, platos finos y hacia sus recetas especiales aunque no tuviera plata y la vista le fallaba, cuando se fue dejó un vacío muy grande en la familia y en mi vida porque era mi confidente, me daba consejos me hacía entender las reacciones de mi vieja y era tan buena con todos incluso con los que la trataron mal o le dieron vuelta la cara que no parecía de este mundo.Hoy decidí escribir sobre los que ya no están porque en días como estos siento que desde el cielo se ponen de acuerdo para levantarme y obligarme a andar.


Sobre esta noticia

Autor:
Sara Milagros Costa (33 noticias)
Visitas:
18115
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.