Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Quintana escriba una noticia?

Reflexiones – Pez Mariposa y El Cangrejo

10/02/2010 20:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los animales marinos, a diferencia de los terrestres no pueden, por si mismos, limpiarse la piel combatiendo a los parásitos

Por ello acuden a verdaderos “centros de limpieza”. En cada arrecife hay un rincón donde otros animales se encargan de esta tarea. Cada vez que un pez quiere ser limpiado se dirige a este sector y se queda muy quieto. A veces un cambio de color del pez es una clara señal de que espera un “servicio”.

Este hermoso pez mariposa de largo hocico está siendo “atendido” por un camarón que se encarga de picotearle los parásitos.

En ocasiones estos camarones limpian las heridas de los peces comiéndose los tejidos muertos y facilitando la cicatrización. La audacia de los camarones llega a tal punto que se los ha visto introducirse en la boca de las morenas para limpiar su interior, mas allá de lo que podría creerse la morena no tiene ninguna actitud ofensiva sobre este pequeño limpiador, quizás su docilidad se base en el hecho de que necesita de él diariamente.

También algunos peces pequeños se encargan de la limpieza de ejemplares más grandes.

En este tipo de relación, llamada “simbiosis”, los dos individuos obtienen un beneficio. El mar está lleno de hermosas historias, esta es, tan sólo una más…

Como los peces devemos ser limpiados

En el diseño de Dios, él colocó tanto en los animales como en el ser humano el principio de necesidad mutua. Nos necesitamos los unos a los otros, sin embargo, el ser humano a veces demuestra si grado de orgullo al no aceptar ese principio. Nos negamos muchas veces a buscar ayuda en otro, porque creemos que si demuestro mi necesidad, entonces soy débil. La verdad es que si somos debiles y por eso necesitamos primero de Dios y luego de alguién más. Que hoy podamos admitir en que área de nuestra vida, necesitamos la ayuda del hermano. Aprendamos de los animales.

El Señor le preguntó a Caín:¿Dónde está tu hermano Abel?No lo sé respondió. ¿Acaso soy yo el que debe cuidar a mi hermano? Gen 4:9

Y Judá dijo a Simeón su hermano: Sube conmigo al territorio que se me ha adjudicado, y peleemos contra el cananeo, y yo también iré contigo al tuyo. Y Simeón fue con él. Juec 1:3


Sobre esta noticia

Autor:
Quintana (1326 noticias)
Visitas:
3705
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.