Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Reestructuración de plantilla

11/11/2010 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La octava prueba del Chase for the Sprint Cup 2010 será recordada durante mucho tiempo por los insólitos momentos que ofreció. No es demasiado habitual ver a un piloto de la NASCAR hacer gestos obscenos a un oficial, cuando sabe perfectamente que será penalizado por ello. Si alguien podría hacerlo, ese era Kyle Busch.

Menos habitual es ver a dos pilotos llegar a las manos tras un accidente, aunque la política de la NASCAR de dejar a los pilotos resolver sus asuntos en la pista parece que incita a ello.

Lo que de verdad es muy, muy raro, es contemplar cómo un jefe de equipo decide cambiar a todos sus miembros durante la carrera. Y el hecho de que haya sido Chad Knaus el que haya decidido la sustitución del equipo que ha logrado ganar el campeonato los cuatro últimos años, es algo que nadie podría imaginar que sucediera, ni en un millón de años.

La decisión es firme, y ya se ha anunciado que los siete miembros del equipo de Jeff Gordon asistirán a Jimmie Johnson en las dos últimas carreras de la temporada, en Phoenix y Miami. El equipo de Johnson a su vez trabajará con el número 24.

Poniéndonos en el lugar de los reemplazados, está claro que una decisión como esta tiene que afectar, y mucho, a su estado de ánimo. Después de lograr cuatro campeonatos consecutivos, y labrarse la reputación de mejor equipo de la NASCAR, un mal día les deja fuera del partido. Y eso tiene que doler mucho.

Pero la NASCAR, como muchos otros deportes profesionales, es ante todo un negocio, y a veces hace falta tomar decisiones drásticas, y realizar cambios para lograr el objetivo. Y en este caso, el objetivo es ser campeón.

Durante esta temporada, el equipo de Johnson ha tenido más errores de lo habitual, y puede ser una de las razones por la que, ahora mismo, el quinto título consecutivo sea un objetivo más difícil de conseguir. Para lograrlo, toda la organización debe funcionar a la perfección, porque los errores se pagan caros.

Esta no es la primera vez que se toma la decisión de cambiar el grupo que actúa en la línea de boxes. Otros pilotos, como Kevin Harvick, ya lo hicieron en su momento, y parece que no le fue nada mal.

Pero el hacerlo durante la carrera, es algo que nunca se había visto en la NASCAR.

Durante la AAA Texas 500, las circunstancias llevaron a Knaus a tomar la decisión. El grupo de Gordon ha demostrado ser más rápido y efectivo este año, y el hecho de quedar libre tras el accidente del número 24, propició el cambio. Si Burton no hubiese chocado con Gordon, probablemente el equipo de Johnson hubiera recibido una buena bronca, pero seguiría en su puesto.

Una vez efectuado el cambio, era cuestión de tiempo el anuncio de que éste es permanente. En el seno de Hendrick Motorsports, saben que es muy complicado que tras una decisión como esta, el equipo del número 48 vuelva a funcionar como si nada hubiese pasado.

Y ahora sólo queda esperar a ver que ocurre.

Si Johnson logra remontar y es campeón, Chad Knaus y el equipo de Gordon habrán jugado un papel fundamental. Pero si el número 48 no es campeón, entonces es muy posible que se produzcan cambios muy importantes dentro de la organización de Hendrick Motorsports.

El final de un ciclo se acerca. Ocurra lo que ocurra en Homestead, será el final del dominio de Jimmie Johnson.

© Imágenes ? Nascar

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2785
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.