Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Recuerdan presidentes de Alemania y Polonia a víctimas del Holocausto

27/01/2011 10:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cientos de personas acudieron hoy a la ceremonia internacional para conmemorar el Día de Holocausto en el mayor campo de concentración nazi, Auschwitz-Birkenau, un lugar que es símbolo del terror indescriptible e inimaginable. El presidente de Alemania, Christian Wulff, llegó este jueves a Auschwitz para acompañar a su homólogo polaco, Bronislaw Komorowski, y recordar a las víctimas del Holocausto en el sexagésimo sexto aniversario de la liberación de Auschwitz por parte del ejército soviétic. Wulff y Komorowski se reunieron con un grupo de jóvenes alemanes y polacos en Auschwitz, y recordaron a los alrededor de un millón 100 mil prisioneros que fueron exterminados en ese lugar durante la dictadura de Adolf Hitler. Auschwitz-Birkenau, un gigante complejo de campos de concentración, ubicado en la que fue zona de ocupación nazi en Polonia, es el principal símbolo de la industria del exterminio humano que desarrolló la dictadura nacionalsocialista de 1933 a 1945. Si bien las tropas soviéticas, que arribaron el 27 de enero de 1945 a Auschwitz, hallaron apenas siete mil 500 prisioneros al borde de la muerte, en poco tiempo salió a la luz el complejo sistema de que disponían los nazis para exterminar a miles de opositores y a miembros de lo que ellos consideraban “razas” inferiores. Ese campo de concentración se denomina desde 2007 “Auschwitz-Birkenau. Campo alemán de concentración y exterminio”, con el fin de dejar en claro que los alemanes son responsable de ese sitio ubicado en territorio de Polonia. Se trata del mayor sitio de encarcelamiento creado por los nazis, y éste se extendió en una superficie de miles de hectáreas. En ese terreno que se ubica al occidente de la ciudad polaca de Oswiecim (Auschwitz), se edificaron los campos de concentración Auschwitz I, Auschwitz II (Auschwitz-Birkenau) y Auschwitz III (Auschwitz-Monowitz), además de 40 campos de concentración adicionales. El jefe de la Escuadra de Protección (SS), Heinrich Himmler, ordenó en marzo de 1940 la construcción del primer campo de concentración, y pocos meses más tarde, en mayo de ese año, arribó a Auschwitz el primer gran transporte con prisioneros. Auschwitz Birkenau (Auschwitz II) fue el campo de concentración donde ocurrió el exterminio masivo de 1940 a 1945, mientras que Auschwitz I fungió sobre todo como centro administrativo, y Auschwitz III como centro de trabajos forzados. De Auschwitz Birkenau provienen las crueles imágenes de cadáveres amontonados, cámaras de gas, crematorios gigantes, laboratorios de medicina donde los presos se utilizaban como “conejillos de indias”, almacenes de dientes humanos, de pelo humano, barracas para cientos de presos amontonados. Si bien en un principio el complejo de Auschwitz se concibió durante la Segunda Guerra Mundial como sitio para encarcelar presos provenientes de Polonia y de otros países del Este de Europa, en pocos años en ese sitio se ubicaban campos de concentración. Así como campos de exterminio, instalaciones de la industria y centros de investigación científica con seres humanos. El régimen de Hitler se caracterizó desde un principio por utilizar mecanismos de terror y persecución, y mientras que el líder nazi era ovacionado por las masas del pueblo alemán gracias a amplias campañas de propaganda, la SS se encargaba de erigir campos de concentración. A partir del incendio del Reichstag en febrero de 1933, Hitler aprovechó la situación para estipular normativas oficiales con el fin de perseguir a sus opositores. Fue entonces cuando se inició la edificación de campos de concentración estatales. La Escuadra de Protección SS y la policía secreta (GESTAPO) se convirtieron en órganos del Estado encargados de la persecución y el terror. Esas fuerzas de protección se dieron a la tarea de edificar campos de concentración en Dachau, Sachsenhausen, Buchenwald, Ravensbrück, Nauengamme y Flossenburg, en Alemania, a los que se sumaron campos de trabajo forzado en Austria, entre ellos Mauthausen. Los grupos de perseguidos crecieron de forma permanente, y si bien en un principio se catalogaba como enemigos del gobierno a los comunistas, socialdemócratas y judíos, más adelante a ellos le siguieron miembros de otras órdenes religiosas, gitanos, homosexuales y prisioneros de guerra. A partir de la Noche de los Cristales Rotos, en noviembre de 1938, se incrementó el número de prisioneros en campos de concentración, y entonces se contaban alrededor de 60 mil personas encarceladas. La SS planeo desde un principio la rivalidad entre los diferentes grupos de prisioneros al catalogarlos colocando etiquetas de colores diferentes según el tipo de encarcelados y el rango de cada grupo. Quienes portaban el color rojo, eran presos políticos, entre los grupos de menor rango se hallaban los judíos, con insignias amarillas, los homosexuales (etiqueta rosa), los gitanos y “aquellos al borde de la sociedad” (insignia negra) y los testigos de Jehová (lila). Los campos de concentración eran centros del miedo, y quien era deportado a ese tipo de cárceles sabía que tenía pocas probabilidades de recuperar su libertad. Auschwitz Birkenau se creó casi desde un principio con la finalidad de exterminar personas. En Auschwitz Birkenau se tenían encarcelados hasta 1941 alrededor de 10 mil presos polacos, y muchos de ellos perdieron la vida a causa del hambre y la tortura, al tiempo que muchos fueron ejecutados. Heinrich Himmler ordenó en marzo de 1941 la ampliación del campo de Auschwitz para encarcelar 20 mil personas más, al tiempo que se desarrollaron planes de cooperación con empresas alemanas con sede en esa región, entre ellas IG-Farben, para las que se ponían a disposición presos de Auschwitz. Tras la ocupación de Rusia en septiembre de 1941 por parte de las tropas alemanas varios cientos de presos de guerra rusos fueron conducidos a Auschwitz, donde se les ejecutó en los sótanos de una barraca utilizando gas tóxico Ciclón B. A esos prisioneros de guerra les siguieron 10 mil nuevos miembros de la armada roja, para lo que se determinó la edificación del campo de concentración Auschwitz Birkenau, ubicado a tres kilómetros del campo Auschwitz I. Una vez que en el alto mando nazi decidió en 1941 el exterminio sistemático de los judíos en Europa, Heinrich Himmler ordenó que Auschwitz se convirtiera en centro de dicho asesinato masivo. Rudolf Höss, comandante del campo de concentración en Auschwitz, dirigió la construcción de dos cámaras de gas en el bosque de Birkenau a principios de 1942. Las primeras víctimas de ese método de muerte fueron judíos provenientes de Silecia oriental y del protectorado de Böhmen. A partir de 1942 arribaron a Auschwitz-Birkenau los primeros vagones que transportaban a judíos procedentes de Eslovaquia y Francia, y en los próximos meses llegaron transportes que provenían de casi todos los países ocupados por Alemania. El complejo sistema de asesinato incluía la muerte en cámaras de gas, la selección, la deportación y el deshecho de los cadáveres, así como la utilización de las pertenencias que antes eran seleccionadas. Los miembros de la Escuadra SS asesinaron de esa manera a más de un millón de personas en Auschwitz, de las que un 90 por ciento eran de origen judío. Auschwitz es el campo de concentración nazi donde se cobró el mayor número de víctimas mortales mediante las cámaras de gas, las ejecuciones, el trabajo forzado, las enfermedades y el hambre. Además de Auschwitz Birkenau existían campos de concentración en Majdanek, Chelmno, Belzec, Sobibor y Treblinka, donde se asesinó a millones de personas más, en su mayoría judíos de Polonia. Cuando en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, en agosto de 1944, las tropas soviéticas se ubicaban cerca de Auschwitz, la Escuadra SS empezó a evacuar ese campo de concentración y a destruir pruebas de ese delito de dimensiones gigantes. A finales de 1944 se desmontaron las instalaciones de la cámara de gas y se le prendió fuego a una gran parte de las actas, al tiempo que el 17 de enero de 1945 se inició la etapa final de evacuación de Auschwitz. Las fuerzas de las Escuadra SS enviaron hacia el occidente a miles de presos en las llamadas “Marchas de la Muerte”, y en ese último capítulo perdieron la vida entre nueve mil y 15 mil presos más. El 26 de enero de 1945 se hizo explotar el último crematorio de Auschwitz, un día antes de que arribaran las tropas soviéticas y se pusiera en libertad a los alrededor de siete mil 500 presos restantes. Miles de personas visitan cada año ese lugar del terror, que a partir de 1947 se convirtió en Museo estatal Auschwitz Birkenau, y donde aún se conservan restos de esa maquinaria nazi de la muerte, que para muchos es difícil de imaginar.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2484
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.