Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Recibe Israel a Biden con anuncio de más viviendas en Jerusalén

09/03/2010 14:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Israel recibió al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, con el anuncio de la construcción de mil 600 nuevas viviendas en Jerusalén Oriental, a un día de que Washington anunció la reanudación de pláticas de paz entre israelíes y palestinos. Biden, quien llegó la víspera a Israel como parte de una gira por Oriente Medio, comenzó este martes su visita oficial con encuentros de rigor con el presidente Shimón Peres, el primer ministro Benjamín Netanyahu, y la jefa del partido opositor Kadima, Tzipi Livni. En sus reuniones oficiales, el vicepresidente estadunidense destacó en todo momento los estrechos lazos que une a su país con Israel y la postura de que Washington siempre estará "con aquellos que toman riesgos por la paz". "Una paz histórica requerirá de ambas partes compromisos históricos", señaló Biden en rueda de prensa con Netanyahu al hablar del proceso de paz palestino-israelí, cuyas partes aceptaron reiniciar de manera indirecta bajo la mediación de Estados Unidos. El anuncio sobre la reanudación de las negociaciones fue hecho la víspera por el enviado especial de la Casa Blanca, George Mitchell, quien también se encuentra en la zona para coordinar los primeros pasos de las negociaciones indirectas que dirigirá. En la rueda de prensa, Biden mostró su satisfacción con la decisión de Netanyahu de aceptar la oferta de abrir negociaciones aunque sea por medio de Mitchell y expresó su deseo de que pronto palestinos e israelíes puedan sentarse a negociar juntos a pesar de sus diferencias. La posibilidad parece remota a juzgar por los últimos pasos de Israel, que en los últimos dos días anunció la construcción de nuevas viviendas en territorios ocupados, pese a la condición del presidente palestino Mahmoud Abbas, de no negociar mientras siga la colonización. El golpe bajo a los palestinos, y ciertamente también a los esfuerzos de Estados Unidos, no lo dio precisamente el gobierno israelí sino la alcaldía de Jerusalén, que haciendo uso de sus facultades aprobó este martes mil 600 nuevas viviendas en el barrio de Ramat Shlomo. Pese a que no hay población árabe en la zona del sureste de Jerusalén este, ni rompe la continuidad palestina, porque el barrio está más al norte del límite fronterizo fijado antes de 1967, para los palestinos es un territorio ocupado previsto a ser devuelto. Para Israel es parte del perímetro municipal de Jerusalén, que Netanyahu dejó fuera de la moratoria que declaró en noviembre pasado para impulsar las pláticas de paz y por lo tanto nada tiene que ver ni con la reanudación de las negociaciones ni con la visita de Biden. Por si cabía alguna duda, el vicepresidente estadounidense se encargó de aclarar a Israel, en la entrevista que tuvo con el presidente Peres a primera hora del día, que "estamos en un momento de real oportunidad". "Los intereses de los pueblos palestinos e israelí, si alguien se apartara del árbol para ver toda la imagen, son mucho más comunes que contradictorios", indicó. Conforme a la agenda oficial de su gira, Biden se entrevistará mañana miércoles con los líderes palestinos en Ramalá y después regresará a Israel para cumplir una parte social de la agenda, antes de viajar a Jordania, última etapa de sus gira por Medio Oriente. Aunque la visita de Biden, la más alta que hace una personalidad jerárquica desde que Barack Obama asumió la presidencia, trata de marginar los asuntos regionales y el conflicto oriental para centrarse más en las relaciones bilaterales, los conflictos florecieron. Entre los temas más candentes que enfrentó Biden estuvo el del programa nuclear de Irán, que Netanyahu trajo a colación en la rueda de prensa conjunta de la misma forma que Biden había hecho una hora antes en su encuentro con Peres. "No hay ningún resquicio de diferencia entre Estados Unidos e Israel cuando llegamos a hablar de seguridad", indicó Biden refrendando a Israel que no está solo frente a la amenaza nuclear iraní. Era un mensaje largamente esperado en Jerusalén, donde a la vez, aunque en privado, recibieron de Estados Unidos la advertencia de que Obama no desea ninguna "aventura militar" israelí en Irán mientras trata de convocar apoyo mundial para la imposición de sanciones. "Siento gran aprecio por los esfuerzos del presidente Obama y el gobierno estadunidense para conducir a la comunidad internacional hacia la imposición de sanciones sobre Irán", manifestó el primer ministro israelí. Cuanto más fuertes sean estas sanciones, agregó, el régimen iraní se verá más de frente la disyuntiva de tener que elegir entre su programa nuclear y su propia "supervivencia". Para su satisfacción, Biden afirmó que Washington está decidido a frenar el intento de Irán de lograr armas nucleares, postura que Israel escucha desde la llegada de Obama al poder el año pasado y aunque no es la que más le gusta, acepta, tratándose de su aliado.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1891
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.