Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

La recesión pone a la Hacienda Pública al borde del colapso

24/06/2009 20:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gasto corriente crece un 4, 2%

Nunca antes la Hacienda Pública había vivido momentos tan difíciles. Ni siquiera durante las recesiones de los 80 y 90. Y es que nunca antes el Estado había gastado un 43% más de lo que es capaz de ingresar, como sucede actualmente. Dicho en términos más precisos, mientras que los recursos del Estado caen a un increíble ritmo del 24, 9% -hasta los 45.358 millones de euros-, los empleos -según la terminología contable- crecen un 13%, hasta los 64.901 millones.

El resultado no puede ser otro que un déficit creciente que en términos de Contabilidad Nacional representa ya el 1, 78% del PIB en los cinco primeros meses del año, según los datos de la Intervención General del Estado. Pero hay que tener en cuenta que en este desequilibrio no se incluyen todavía enormes partidas de gasto que se aprobarán en las próximas semanas: 19.751 millones para el desempleo y para financiar los diferentes compromisos adquiridos por Zapatero en el último Debate sobre el estado de la nación. O los más de 8.000 millones que se destinarán a costear el nuevo modelo de financiación autonómica, como ha adelantado la ministra Salgado.

La situación es tan peliaguda que el Gobierno se ha visto obligado a acelerar su programa de endeudamiento público para obtener liquidez. Hasta el punto de que entre enero y mayo de este año las necesidades de endeudamiento del Estado superan ya los 50.451 millones de euros. Una cifra verdaderamente colosal que se sitúa a años luz de los 746 millones registrados en igual periodo del año anterior, lo que da idea de la velocidad de deterioro de las cuentas públicas. De esa cantidad, 9.500 millones se corresponden con la compra de títulos procedentes del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), instrumento por el Gobierno para aumentar la liquidez de bancos y cajas de ahorros.

El deterioro de las cuentas públicas se debe a un descenso extraordinariamente elevado de los ingresos (la recaudación por IVA cae un 27, 8% y los impuestos sobre la renta y el patrimonio retroceden un 24, 4%); pero también por la inelasticidad del gasto público al nuevo contexto macroeconómico. Un ejemplo. El gasto corriente –que no incorpora las inversiones públicas- crece a un ritmo del 6, 1%, cuando el PIB en términos nominales está cayendo un 1, 7%. Esto pone de manifiesto lo expansiva que está siendo la política presupuestaria…, pero para mantener el gasto corriente.

El gasto corriente crece un 4, 2%

Hay que tener en cuenta que lo determinante desde el punto de vista de las cuentas públicas es el gasto corriente, ya que esta partida representa más del 80% de los empleos no financieros del Estado, por lo que si no se reconduce esta partida difícilmente se podrá reducir el déficit público.

Dos de las partidas que están creciendo de una manera más significativa tienen que ver con el gasto en salarios de los empleados públicos y con el servicio de la deuda, que crece sin parar. En el primer caso, el crecimiento de las nóminas es del 4, 2% (cuando el IPC se sitúa en un -0, 9%), mientras que el pago de los intereses aumenta nada menos que un 15, 3%, hasta los 6.574 millones de euros en sólo cinco meses. En este último caso, en parte debido a la subida de los tipos de interés a largo plazo, lo que está encareciendo el coste de la deuda.

El gasto en capital -destinado a impulsar la inversión pública- está creciendo, igualmente, mucho más que el Producto Interior Bruto, nada menos que un 75, 1%, fundamentalmente por la dotación que tiene el Fondo de Inversión Local, que ya ha consumido 4.147 millones de euros.

El ensanchamiento del déficit público no tiene únicamente que ver con la recesión. Como ha puesto de relieve el último informe anual del Banco de España, se explica, fundamentalmente, por tres elementos: el marcado deterioro cíclico de la economía, la incidencia de las medidas de política discrecional aprobadas por el Gobierno y el cambio de tendencia en el pago por intereses de la deuda pública.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5478 noticias)
Visitas:
2245
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.