Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

Realmente, ¿me puedo contagiar?

19/05/2010 19:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque hoy contamos con mucha más información, la resistencia de los jóvenes hacia la utilización del condón, ha convertido, que las infecciones y/o enfermedades en serios problemas para la sociedad actual y de un futuro cercano

Las infecciones y enfermedades de trasmisión sexual siguen siendo cada día un tema preocupante en nuestra sociedad. Vemos que se siguen incrementando los contagios de los jóvenes, que resulta alarmante. Desafortunadamente, aunque hoy contamos con mucha más información que en décadas pasadas, la resistencia de los jóvenes hacia la utilización del condón, ha traído como consecuencia que se conviertan, dichas infecciones y/o enfermedades en serios problemas para la sociedad actual y de un futuro cercano.

¿Qué es lo que provoca que un individuo, aún a sabiendas de que puede correr el peligro, no solamente de perder la salud, sino la propia vida, siga practicando su sexualidad de forma insegura? Diversas son las respuestas de los jóvenes de distintas edades y de distinto género. Encontramos que los de menor edad, entre los catorce a los diez y siete años de edad, consideran tan distante la posibilidad de la muerte; ya que, en su estructura mental hay una sensación de poder indestructible. Así, que cuando ellos escuchan las informaciones acerca de los contagios, consideran muy remota la posibilidad de que a ellos les pase. O bien, una gran mayoría, ni siquiera considera la posibilidad de informarse, saben del uso del condón, pero no se convierte en un tema que despierte su propio interés. Para aquellos que van de los diez y siete a los diez y nueve años, puede ser que consideren llegar a ser susceptibles a algún contagio, pero todavía piensan que no pueden perder la vida por una infección. Sienten como algo engorroso y para algunos, hasta penoso, la adquisición del condón para tener relaciones sexuales. Prefieren no utilizarlo. Solamente lo compran para demostrar y presumir a su grupo de amigos, el que ellos ya tienen relaciones sexuales. Sí, realmente el condón, simplemente se vuelve un símbolo, y no una ayuda. La realidad es que, o no lo usan o no tienen un conocimiento adecuado de cómo ponerse el condón. Esto trae como consecuencia que un alto porcentaje de jóvenes que han intentado el uso del condón, reporten que éste no sirve, ya que se les rompe en el momento de la relación sexual. Es por ello, que dejan de utilizarlo. Y tenemos que, en los jóvenes adultos y en los adultos en general, existe una baja utilización del condón; porque, según éstos, no se siente igual. Reportan que pierden sensibilidad en el acto sexual; aunque, muchos de ellos, su tiempo de duración en una relación sexual sea por debajo de los tres minutos. Otros argumentan, que sus relaciones sexuales solamente las realizan con personas “seguras”, esto es, mujeres casadas, amigas con derechos, conocidas en el antro, novia. Pero, la realidad es que desconocen los antecedentes sexuales de dichas mujeres, con las consecuencias terribles de un contagio.

Las mujeres por su lado, las más jóvenes entre los trece o catorce años de edad, se sitúan al igual que sus parejas y sienten que es responsabilidad de los varones el querer o no utilizarlo, pero en nada les preocupa o como otras no tienen la más mínima idea de cómo usarlo o porqué debo utilizarlo o exigir que lo utilice mi pareja sexual. Algunas mujeres, entre los quince a diez y siete años, reportan sentirse en ocasiones avergonzadas, si tienen que preguntar si van a utilizar el condón; inclusive, les hacen sentir que es incorrecto o que solamente las sexoservidoras conocen sobre este asunto. A partir de los diecinueve años, la mujer a veces piensa, que puede ser un error que las puede llevar hasta la pérdida del varón, si se llegaran a negar a tener relaciones sexuales por no utilizar el condón. Inclusive, las mujeres que ya tienen una pareja estable, cuando en su relación se presenta la infidelidad por parte de su pareja, son reacias a exigir la utilización del condón en las subsiguientes relaciones con su pareja. La razón, están más preocupadas por sus sentimientos de pérdida, confianza y afectos, que por su propia salud.

Así, hombres y mujeres, no importando en que momento de su vida se encuentren, solamente se sorprenden cuando alguien cercano ha sido contagiado o contagiada, y cuando son ellos mismos, tratan de ocultarlo, y en la mayoría de las ocasiones es tardía la respuesta en la búsqueda de tratamientos.

Las personas solamente toman conciencia cuando alguien cercano a ellos se contagia

Esperemos que pronto, por el bien de nuestras generaciones futuras, hagamos conciencia y utilicemos este elemento simple, elaborado de látex o de poliuretano, que puede ser la única barrera que se interponga entre el disfrute de una sexualidad segura o de una vida pesarosa, no sólo por haber contagiado a otros y/o otras; sino, el haber puesto en peligro la existencia de la humanidad.

Como siempre los invito a escribirme a sincensura69@hotmail.com si desean que toque algún tema que les interese o bien que solucione alguna de sus dudas.

Escuchen al Dr. Carmona, a la Lic. Tathiana Mora y al Psic. Gerardo Castañeda en el programa Sin Censura de lunes a jueves de 8 a 9 de la noche por: www.juventudenradio.com


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
12781
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.