Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pamboleros escriba una noticia?

Real Madrid saco una sufrida victoria 3-2 ante el Getafe

04/01/2011 22:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un encuentro repleto de brillantez y entrega del argentino Ángel Di María, asociado con la pegada de Cristiano Ronaldo, sirvió al Real Madrid para conquistar el triunfo en la visita al Getafe (2-3), en un terreno que deja de ser hostil en las dos últimas campañas.

Si hay un fichaje rentable para el Real Madrid en la presente temporada ese es Di María. El ‘ fideo’ lejos de sentir el peso de un escudo de la historia madridista, ha crecido como futbolista y en cada encuentro multiplica sus prestaciones. En Getafe ofreció un recital.

Nunca es sencillo un encuentro recién llegado de unos días de asueto. Y el Coliseum Alfonso Pérez no es el destino preferido de un Real Madrid que no puede fallar en su persecución al Barcelona. Con derrotas sonrojantes en el recuerdo, saltó al césped con la intensidad necesaria para sacar provecho de la diferencia de calidad. Fue superior cuando jugó al cien por cien y acabó defendiendo por una rigurosa expulsión de Álvaro Arbeloa.

Dominador de inicio, evitó un comienzo de fuerza del Getafe ante su afición, y sacó a relucir sus carencias defensivas. Di María fue un diablo entre líneas que enloqueció a todos. Arrancaba el duelo con un derribo del ‘ Cata’ a Cristiano Ronaldo dentro del área no señalado por el colegiado.

Sí pitó un leve agarrón a Di María de Mané. Lo marcó Cristiano Ronaldo, que comenzaba el año acudiendo a su cita con el gol tras un intento de falta y una chilena marrada. Se cumplían 11 minutos y solo el blanco existía en el campo.

La velocidad ofensiva de un Real Madrid que de momento no añora a Gonzalo Higuaín, desubicó siempre a los centrales del Getafe. Di María volvió a desequilibrar para inventar un pase preciso, Benzema hizo un desmarque de arrastre y sorprendiendo Özil, se plantó solo ante Codina, le regateó con tranquilidad y escorado chutó a gol. Un gol similar al del ‘ Pipita’ la pasada temporada en el mismo escenario, que dejaba el duelo casi decidido a los 18 minutos.

Es lo que creía el Real Madrid que bajó el ritmo y pensó en un mes de enero cargado de partidos. Sintió tener los deberes hechos y permitió levantarse al Getafe de la lona. Un peligro ante jugadores de la calidad de Gavilán o Parejo, impulsados por el corazón guerrero de Boateng.

El venezolano Miku disparó por primera vez a la puerta de Iker Casillas a los 25 minutos. Blando, pero fue un aviso. No iban a bajar los brazos. Cuatro después Parejo firmó el gol de la noche ante el que fue y será su equipo. Dos recortes repletos de calidad para acercarse a la frontal y soltar un disparo colocado imparable para el capitán madridista.

Resucitó el partido y el impulso del Getafe le llevó a asumir riesgos que pudieron ser un suicidio ante las contras repletas de velocidad del Real Madrid. Con Özil y Di María instalados en la brillantez, faltó fe en el pase de Benzema y Cristiano para marcar al borde del descanso.

En la reanudación, el equipo de José Mourinho impuso su criterio. Su orden defensivo comenzó en la presión y aunque le faltó precisión para mantener posesiones largas, rondó el gol hasta que volvió a aparecer Cristiano Ronaldo. Antes Benzemá demostró que es un jugador de rachas. Capaz de marcar todo lo que toca en un partido, como de no ver puerta en claras acciones. Tuvo dos que un matador no puede perdonar.

Fue un error de Codina lo que propició el tercer tanto madridista. El guardameta despejó mal un balón, Benzema vio solo a Cristiano que no perdonó. Si lo hizo el francés con Di María en una contra de tres contra uno que provocó el enfado de Mourinho.

El técnico portugués tras varios partidos calmado en su zona técnica ya no paró hasta el final en sus quejas al colegiado. Regresó Kaká ocho meses después de su último partido con el Real Madrid cuando todo, de nuevo, parecía visto para la sentencia. Pero dos amarillas incomprendidas por Arbeloa y el gol a seis del final de Albín, aprovechando un mal despeje de Marcelo, dieron emoción.

AGENCIAS


Sobre esta noticia

Autor:
Pamboleros (4105 noticias)
Fuente:
pamboleros.net
Visitas:
3617
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.