Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

El Real Madrid necesita una revolución

30/05/2009 15:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De la debacle del equipo merengue..

http://lacomunidad.as.com/blogfiles/naranjamecanica/Real_Madrid.jpgFlorentino Pérez (Madrid, 1947) dejó la presidencia del Real Madrid en febrero de 2006 tras seis años en el cargo y a dos de cumplir su segundo mandato. Desde su despacho en la sede de la constructora ACS, que preside, observa las emblemáticas torres que proyectó en la antigua ciudad deportiva del club blanco. Reconoce que se equivocó al irse. Ahora vuelve como salvador de un equipo que tiene la pinta de estar en proceso de descomposición, y con su máximo rival, el Barcelona, ganándolo todo, lo que todavía le motiva más para su regreso. Vuelve sin ponerse límites. Quiere recuperar el código ético que desapareció en la última etapa, en la que a su juicio hubo comportamientos irregulares. Asegura que el club necesita una revolución, deportiva y económica, y convertir el equipo en una máquina ganadora con grandes fichajes y potenciando la cantera, lo que requerirá una fuerte inversión. Se guarda nombres (Kaká, Ribéry, Xabi Alonso, Villa, Silva, Ronaldo, Wenger, Pellegrini, Ancelotti...) como se guarda también su estrategia para aterrizar en la gestión de Iberdrola, en la que ACS es el principal accionista. http://lacomunidad.as.com/blogfiles/naranjamecanica/Real_Madrid.jpg

"¿Va a tirar de la manta?". "Vamos a hacer todo para que los socios sepan lo que ha pasado en esta etapa"

Pregunta. A finales de 2006, usted reconoció en una entrevista en EL PAÍS que sólo volvería al Real Madrid si se producía un deterioro como el que le llevó a presidirlo en 2000. Se supone que ha pasado precisamente eso, ¿no?

Respuesta. Durante estos tres años he mantenido un respetuoso silencio para no interferir en el desarrollo del club. Me fui porque creía honradamente que mi marcha era buena para el nuevo impulso deportivo. Pensaba que la solidez y la estabilidad estaban plenamente garantizadas. No obstante, hemos vivido una gran convulsión institucional, una triste etapa que debemos superar. Se instaló una forma de hacer y entender el club que no se correspondía ni con su historia ni con su prestigio. Jamás creí, ni nadie podía imaginar, que el club tendría un proceso de deterioro tan profundo.

P. ¿Cuándo decidió presentarse?

R. El detonante fundamental y determinante fue la asamblea del 7 de diciembre de 2008. Entonces entendí que debía dar un paso al frente, igual que en 2000, y trabajar humildemente, pero con toda la fuerza del mundo, para reconducir esta situación a la que nunca debimos llegar. El club no puede transmitir al mundo los comportamientos irregulares de estos años. El prestigio es el valor más preciado que tenemos.

P. Muchos amigos le dijeron que se lo pensara antes de presentarse por aquello de que segundas partes nunca fueron buenas, ¿qué le ha convencido de lo contrario?

R. Todas las personas que están próximas a mí han intentado persuadirme para presentarme. Se lo agradezco porque es fruto del afecto y del cariño. Y también les agradezco la comprensión cuando he decidido presentarme, porque entienden que asumo un riesgo muy importante tanto por la situación del club como por el momento en que vivimos. Todos saben que en este mundo del fútbol uno sufre incluso cuando se gana. Pero, sinceramente, no podía seguir viviendo día a día el deterioro del club. El Madrid no puede seguir así ni un minuto más.

P. ¿Qué sentía cuando la afición le reclamaba por la calle que volviera?, ¿se ha sentido deudor de ellos?

R. Agradezco a los socios y aficionados el cariño y la presión para que vuelva. Gracias a ellos asumo este desafío. Tal como han transcurrido las cosas tengo que decir que me siento deudor y mi vuelta se debe entender como un acto de responsabilidad.

P. ¿Se arrepiente de haberse ido?

R. Soy muy autocrítico y he aprendido de mis casi seis años al frente del Madrid. Con la perspectiva que da el tiempo, reconozco que la decisión que tomé fue equivocada. No fue fácil ni acertada. Mi error es que creía que tenía una situación de estabilidad indestructible y no ha sido así. No debí irme sin antes asegurar la estabilidad. Nadie debe tener en el club una permanencia ilimitada y yo antepuse los intereses del Madrid incluso a mi orgullo.

P. ¿Y ahora para cuántos años vuelve?

R. No me pongo límites a nada. Pero el día que me vaya, seguro que el Madrid contará con la consistencia necesaria para que nunca más volvamos a tener una situación tan penosa.

P. Parece que en su junta directiva había personas que no pensaban como usted, ¿le falló alguien o simplemente la intuición?

R. No lo sé, pero también me ha sorprendido. Tengo que decir que el comportamiento de todos los miembros de la junta directiva en mi mandato fue impecable. Suscribimos un código ético que, por cierto, vamos a recuperar inmediatamente. He reflexionado sobre ello y creo que a lo mejor el Real Madrid es tan potente y tiene tanta fuerza que confunde a mucha gente. A periodistas, a aficionados, a jugadores y, por supuesto, a directivos. Y en esta última etapa se había perdido el sentido de la realidad.

P. ¿Ha desaparecido ese código ético?

R. En mi etapa todos los directivos lo firmaron y lo respetaron. En ésta, desgraciadamente, no se ha firmado.

P. ¿En qué consistía?

R. Fundamentalmente, no poder beneficiarse de la institución.

P. Entonces, ¿usted cree que ha habido gente en la última directiva que ha podido beneficiarse?

R. Lo que digo es que el código ético no se ha firmado y nosotros lo recuperaremos.

P. A buen entendedor...

R. Bueno, no digo más.

P. ¿Va a tirar de la manta?

R. Este club necesita transparencia y honestidad y vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para que los socios sepan lo que ha pasado y nunca más vuelva a pasar.

P. ¿Tiene sospechas?

R. Todos, y yo particularmente, tenemos que ser prudentes.

P. ¿Qué opina de todos los episodios que se han producido en torno a este proceso electoral y en las elecciones anteriores?

R. Creo que el comportamiento de estos últimos años ha contribuido a todo lo que está pasando, a que mucha gente quiera beneficiarse del nombre del Real Madrid para intereses personales. Por eso quiero trabajar junto a todos los socios para que esto nunca vuelva a pasar. Sinceramente, no me gusta hablar más de este tema porque siento una gran vergüenza como madridista.

P. Usted hablaba de regenerar el club, ¿qué es lo que hay que regenerar ahora?

R. No sólo hay que regenerar, hay que reconstruir, revitalizar. El Real Madrid necesita una verdadera revolución que devuelva la ilusión. Hay que volver a seducir a los aficionados con un equipo espectacular basado en grandes jugadores, españoles, extranjeros y de la cantera. También debemos recuperar la fortaleza económica. Nuestro lugar en el mundo. Pero, sobre todo, sentar las bases de un modelo de organización que se blinde para cualquier acto irresponsable o irregular como los que hemos vivido en los últimos tiempos. Los valores deben estar siempre presentes, independientemente de quién sea el presidente del club.

P. Usted saneó las arcas, hizo un equipo galáctico, enamoró al Bernabéu... Ahora, los que no le apoyan, que alguno hay, y los que le veneran le van a exigir más. ¿Cuál es su proyecto deportivo?

R. Debemos trabajar con las ideas del club, que es recuperar los valores y la grandeza histórica que han marcado la esencia del Madrid. Trabajo, unidad, transparencia e ilusión. Ya está. En el tema deportivo, hay que fomentar el talento, el espectáculo, la entrega, el compromiso, lo que nos enseñó. Por otro lado, necesitamos una dirección estable, encargada de diseñar y controlar la dirección y estructura de los jugadores.

P. Y hacer esos grandes fichajes.

R. La historia del Real Madrid nos obliga a tener siempre a varios de los mejores jugadores del mundo y de España. Además, el cuidado de la cantera es prioritario, forma parte de nuestra cultura, es una de las señas de identidad de la institución que nos da la calidad que nos ha hecho ser el mejor club del siglo XX. Educar en la cultura madridista a los niños con objeto de que algún día jueguen en el primer equipo es fundamental. Hay que invertir, formar y desarrollar el talento esté donde esté y que la ciudad deportiva sea el punto de encuentro de la formación de futuros futbolistas. Todo esto es lo que he visto desde pequeño.

P. La afición quiere saber quiénes son sus fichajes y cuánto se gastará.

R. En este momento sólo soy candidato y hasta que no tenga la confianza de los socios no me voy a pronunciar. Le digo que estamos trabajando en la creación de un equipo espectacular, queremos ganar el tiempo perdido. En cuanto al gasto no se lo puedo precisar con exactitud porque tenemos que debatir el proyecto con el cuerpo técnico y los responsables. En todo caso, vamos a hacer en un año el esfuerzo que tendríamos que hacer en tres.

P. En el Barcelona campeón de Europa había siete jugadores de la cantera. ¿Qué envidia del Barça?

R. Creo sinceramente que el Barcelona ha hecho una magnífica temporada y eso me motiva todavía más para presentarme.

P. ¿Está desorbitado el mundo del fútbol?

R. El mundo del fútbol es pasión, sentimiento, compromiso, es muchas cosas, y eso hace que todo el mundo pueda opinar. También es un negocio aliñado con pasión. Pero creo que en los últimos 10 años ha dado pasos importantes gracias a los presidentes que han estado a la altura de las circunstancias. Ha habido dirigentes que han sabido hacer compatible la pasión con estructuras empresariales y profesionales.

P. ¿Debe convertirse el Real Madrid en sociedad anónima?

R. El Madrid debe ser siempre de sus socios. Es nuestra seña de identidad. Lo que sí debemos es organizarnos y gestionarlo como la sociedad deportiva más moderna del mundo.

P. Usted democratizó el palco del Bernabéu. ¿Cree que se ha perdido la pluralidad?

R. Siempre he dicho que el Real Madrid es transversal, ha difundido sus valores por todo el planeta. Es un punto de encuentro de todo tipo de personas, de distintas ideologías, razas, religiones y culturas. Es el Real Madrid de la solidaridad. Por tanto, el palco debe ser el reflejo de ese sentimiento.

P. ¿Qué va a pasar con el Bernabéu?

R. El Bernabeu va a estar donde está porque es el santuario del madridismo. No sólo tenemos la obligación de tener los mejores jugadores, sino también las mejores instalaciones y, por eso, vamos a mejorarlas día a día.

P. Una de las razones por la que dejó el Madrid fue, según dijo, que cada vez era más difícil compatibilizarlo con ACS. ¿Le ha costado tener el plácet de sus socios ahora?

R. Siempre he tenido la absoluta y total complicidad de mis socios, porque han comprendido el paso que he dado por responsabilidad y madridismo. Tengo la enorme suerte de tener unos socios que me ayudan en todo lo que pueden. Son amigos y me ayudan en mis inquietudes.

P. Usted ha logrado que ACS sea líder de su sector en un cuarto de siglo.

R. Lo hemos conseguido desde 1983, empezando con una empresa de 60 empleados y ahora tenemos 150.000. Contamos con el mejor equipo directivo del sector. Somos la primera de España y segunda del mundo, y queremos ser la primera.

P. Tras el fuerte crecimiento, se diversificó a otras materias, sobre todo, la eléctrica, convirtiéndose en el principal accionista de Iberdrola. Sin embargo, no le dejan entrar en el consejo de administración.

R. Optamos por estar en la primera eléctrica española, que es una de las primeras del mundo. Nosotros no vamos a exigir nada, simplemente queremos que se cumpla el derecho que tenemos. Nuestro estilo es colaborar lealmente con el resto de los socios para que la empresa sea cada vez más grande.

P. Pero ¿por qué se opone Ignacio Sánchez Galán, el presidente de la eléctrica?

R. Como comprenderá, esa pregunta no es para mí.

P. Pero ¿habrá hablado con él?

R. La pregunta debería hacérsela a él.

P. Desde la perspectiva del sector de la construcción, uno de los motores de la economía española, ¿ve el final de la crisis?

R. Estamos en una situación muy difícil, que es global. Sufrimos el ajuste más fuerte y más rápido que se ha producido nunca en el mundo. Pero éste es un país con talento e ideas y, con el esfuerzo de todos, tenemos muchas posibilidades de sacar adelante esta situación.

P. ¿Cree que el nombramiento de José Blanco al frente de Fomento supone un acicate para el sector?

R. Magdalena Álvarez fue una buena ministra de Fomento que ha desarrollado la estrategia adecuada para modernizar las infraestructuras españolas, y tengo la sensación de que José Blanco viene con las ganas, las ideas y el impulso necesarios.

P. ¿Qué le parecen los proyectos de inversión?

R. Están en la línea de favorecer la salida de la crisis y tendrá la colaboración del sector.

P. Un periodista le llamó el Obama blanco, ¿le ha vuelto a tentar la política?

R. Obama me parece un personaje único. La comparación es excesiva. Yo tuve la satisfacción de participar durante seis años en la Transición española con UCD y mi vanidad política la tengo cubierta con esa etapa tan irrepetible en la historia de España.

P. En la noche del domingo puede ser proclamado presidente.

R. Lo asumiría con humildad y mucha responsabilidad, y me gustaría que hubiese habido elecciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
25174
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.