Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pamboleros escriba una noticia?

Real Madrid aplastó 7-0 al Málaga

04/03/2011 08:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Real Madrid vapuleó a un débil Málaga (7-0) en el regreso de Manuel Pellegrini a un Santiago Bernabéu que disfrutó de la fuerza de su equipo en el coliseo de la Castellana y acabó con preocupación por una lesión de Cristiano Ronaldo en su tobillo izquierdo tras firmar un ‘ hat-trick’ .

Ya no hay margen para el error para el Real Madrid. La distancia con el Barcelona vuelve a los siete puntos tras una reacción de casta como respuesta al triunfo de su gran rival en un estadio, Mestalla, donde podía dejar puntos. En el adn madridista va inscrito el esfuerzo hasta el último aliento, la lucha hasta el final de la batalla. No bajará los brazos en la pelea por la Liga aunque el transcurso de la competición complique sus opciones.

Víctima de su irregularidad a domicilio, tras fallar en tres de sus últimas cuatro salidas, el Real Madrid mantiene el pulso por el título por el ‘ factor Bernabéu’ . Es intocable en su estadio. Es donde José Mourinho ha dado con la tecla. Más aún si recibe a un Málaga con bajas que fue víctima de su endeblez defensiva.

Regresaba Pellegrini al Bernabéu y lo hizo con la elegancia que le caracteriza. Sin entrar en la polémica de la previa tras las declaraciones de Mourinho, fue el chileno el que se dirigió al banquillo local que ocupó el año pasado, para saludar al portugués. La Directiva truncó a medias su proyecto por la falta de títulos pero nadie tiene una mala palabra sobre él.

Sobre el tapete no pudo plantar batalla. El Málaga anda en otras peleas. Con bajas, más la presencia de Apoño y Rondón en el banquillo, aguantó veinte minutos. El tiempo que tardó en despertar el Real Madrid y su empuje le condujo a la goleada. Con Cristiano enfocado en fulminar su sequía goleadora, la calidad de Özil y la magia de Di María desatascaron el encuentro.

Comenzó el argentino probando a su compatriota Willy Caballero antes de dar dos asistencias que provocaron la ovación el Bernabéu. En la primera se entretuvo Benzema, que acabó pidiendo penalti, y la segunda, con un balón picado, dejó a Marcelo en el mano a mano que falló al llegar forzado. Más tarde se tomaría la venganza.

Se conformaba con aguantar el Málaga que antes de ser atropellado hasta probó a Casillas. El Capitán blanco sacó dos disparos de Eliseu y Quincy justo antes de ver como se anulaba un gol a Benzema a los 20 minutos por fuera de juego. La noticia estuvo en la falta. Xabi Alonso la puso en juego y dejó a Cristiano clavado, pensando en el disparo que habría soltado pese a la larga distancia a puerta.

Siete después se repitió la acción y esta vez el gol subió al marcador. La puso Alonso y Benzema la remató de primera en un gesto de calidad. El francés se recrea en lo fácil y hace sencillo lo difícil.

Había una consigna del vestuario en las faltas. Públicamente Mourinho defendió que las tira Cristiano porque es el que mejor lo hace. Su índice de acierto es bajo. No lanzó las dos primeras y la tercera la chutó Özil. El poste evitó el gol.

Sentenció el duelo Di María. Primero marcando a placer al aprovechar un pase de Marcelo a la contra y el regalo de Gaspar, último hombre que falló al despejar. Y al borde del descanso con un pase de genio. De primeras. Dando al balón un efecto contrario a la orientación a su cuerpo. Marcelo la enganchó a la red. Imparable.

Faltaba Cristiano por sumarse a la fiesta. Tres jornadas sin marcar y gestos de desesperación. Desperdició una clara en el primer acto. El disparo no cogió el efecto que quería. Creó su segunda, a los 48 minutos, marchándose de dos en velocidad y de un tercero con un auto pase antes de soltar un latigazo, abajo, que sacó con brillantez Caballero. A la tercera no perdonó. A pase de Özil, control orientado y zurdazo que ni celebró. Quería más.

Esa ambición es elogiable y extensible al equipo. Buscó vapulear el Real Madrid y lo consiguió. Benzema firmó su doblete de cabeza, a pase de Marcelo. Y Cristiano un ‘ hat-trick’ que lo coloca como máximo goleador. Fueron siete. No más por Caballero. Fue el mejor de un Málaga que acabó con nueve por expulsión de Gaspar y lesión de Cala.

El Real Madrid terminó con diez por lesión de Cristiano en el tobillo. En el momento en el que todo está en juego, se encienden las luces de alarma.

AGENCIAS


Sobre esta noticia

Autor:
Pamboleros (4101 noticias)
Fuente:
pamboleros.net
Visitas:
4743
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.