Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La radiación solar aumenta riesgos de cáncer en pasajeros y tripulaciones de aerolíneas

16/12/2009 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los científicos del Centro de Investigación Langley de la NASA han completado un primer intento de calcular con precisión el nivel radiación dañina a la que las tripulaciones de vuelo y los pasajeros están expuestos en los vuelos de aerolíneas comerciales.

Este trabajo es un primer paso hacia el desarrollo de un modelo para estudiar la exposición de radiación en todos los vuelos comerciales, en particular para evaluar mejor los riesgos de pilotos y tripulaciones que se pasan la vida en el aire y que presentan un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Las tormentas solares desencadenan estallidos de radiación que pueden afectar a la tripulación y los pasajeros de vuelos comerciales que vuelan a determinadas altitudes y latitudes. Los científicos del Centro de Investigación Langley de la NASA están trabajando en un modelo en tiempo real de riesgo de exposición a la radiación para el transporte aéreo que incluya datos sobre las tormentas solares de gran alcance. Finalmente, el sistema podría ser utilizado para registrar la exposición a radiaciones durante largos períodos de tiempo para los pilotos y las tripulaciones de vuelo. Crédito: NASA

El estudio consideró en todos los días, no sólo la radiación que emitida desde el espacio, sino también la energía adicional que liberada durante una tormenta solar. Los científicos de la NASA dicen que no incluir los efectos de la radiación solar en el modelado de exposición a la radiación podría subestimar la dósis entre una 30 a un 300%.

Tremenda erupción solar sucedida el 4 de enero de 2002. Crédito: SOHO

Los investigadores estudiaron a los pasajeros y la tripulación en los típicos vuelos de Chicago a Pekín, de Chicago a Estocolmo y de Londres a Nueva York, durante lo que se conoce como la tormenta de 2003 de Halloween. Estos vuelos fueron elegidos por sus largas trayectorias de vuelo cerca del Polo Norte, donde la protección natural de la Tierra contra la radiación es más débil. El valor del campo magnético de la Tierra se aproxima a cero por encima de los polos. El evento de Halloween de 2003 fue elegido porque era a la vez una tormenta grande y compleja, por lo que es una buena prueba para el modelo.

El estudio descubrió que la tripulación y los pasajeros durante el vuelo a Chicago Pekín, por ejemplo, habían estado expuestos a un 12% del límite anual recomendado por la Comisión Internacional de Protección Radiológica. Sin embargo, estos riesgos eran mayores que en los vuelos típicos en latitudes más bajas, y confirmó las preocupaciones acerca de los vuelos comerciales en altas latitudes.

"El resultado es que estos vuelos internacionales estaban justo en la zona donde suelen ocurrir estos eventos, donde la exposición a la radiación puede ser mucho mayor", explicó Chris Mertens, investigador de la NASA en él Centro de Investigación Langley, que encabeza el esfuerzo de investigación. Mertens, presentará sus últimos resultados durante la reunión de otoño de la Unión Geofísica Americana en San Francisco el 16 de diciembre.

Durante mucho tiempo se ha subestimado al Sol como contribuyente de la radiación en los vuelos comerciales

Tener en cuenta la exposición a la radiación en estos vuelos típicos es el primer paso hacia el desarrollo de un sistema en tiempo real que los investigadores esperan que se convierta en un componente estándar de las cabinas de avión comercial. La exposición a la radiación podría ser tenida en cuenta que la misma forma que se consideran las mismas condiciones climáticas antes de decidir despegar o decidir qué ruta exacta tomar para volar y a qué altitud.

Volar por los polos, más allá de la protección natural de la Tierra

El número de vuelos internacionales que cruzan el polo norte va en aumento. Las compañías aéreas pueden ahorrar grandes cantidades de combustible en los vuelos como los de Chicago a Shanghai, simplemente volando "por arriba" del polo- es una ruta mucho más corta que seguir las líneas de latitud. Pero aunque existe un ahorro de combustible, las trayectorias de vuelo que toman los aviones y sus pasajeros a través de las capas más delgadas de la magnetosfera de la Tierra, que actúan como escudo contra las radiaciones dañinas, los exponen más a la radiación solar y cósmica.

En un día típico, el Sol está tranquilo y "la radiación de fondo, "el efecto acumulativo de la radiación de fuentes cósmicas que llegan a la Tierra, es la única otra fuente. Pero Cuando el Sol está agitado, las violentas tormentas en la superficie de la estrella expulsan mediante grandes explosiones grandes cantidades de radiación hacia la Tierra. Estos hechos nunca han sido verdaderamente tomados en cuenta en los estudios sobre cómo los pilotos resultan afectados por la radiación, así como los pasajeros.

Los pilotos ya están esperando los resultados

Mientras que los vuelos estudiados parecen no haber puesto en peligro los pasajeros de exceder el límite de radiación de seguridad para un vuelo concreto, las preocupaciones permanecen, explicó Mertens. Muchos de los trabajadores cuyo trabajo les lleva a exponerse a fuentes de radiación llevar en un registro de su exposición a la radiación que la exposición a mantener un registro durante toda su carrera profesional. Las personas que trabajan en los vuelos de líneas aéreas comerciales son técnicamente "trabajadores con exposición a la radiación" por el gobierno federal - una clasificación que incluye a trabajadores de plantas nucleares así como técnicos de rayos X. Pero a diferencia de algunos otros en esta categoría, las tripulaciones de vuelo no cuantifican la radiación a la que están expuestos.

Mike Holland, un capitán de American Airlines y vicepresidente para la radiación y cuestiones ambientales de la Asociación de Pilotos Unidos, dijo que está siguiendo la investigación de Mertens con interés. La Asociación de Pilotos ha escrito una carta oficial apoyando la investigación. Holland citó estudios en que los pilotos muestran un riesgo cuatro veces mayor riesgo de melanoma que la población general. Pero debido a que los pilotos y las tripulaciones de vuelo no llevan placas de medición de la radiación como los trabajadores expuestos a la radiación, las estimaciones sólo sobre su carrera, las estimaciones sobre su exposición a la radiación proceden únicamente de los modelos.

El personal de vuelo debería ser tratado como los técnicos de rayos X y los trabajadores de las centrales nucleares, puesto que su trabajo implica estar expuesto a dósis de radiación más altas de lo normal

Hasta ahora, la mayoría de los modelos sólo intentaron medir la cantidad de radiación cósmica de fondo que llega a los aviones en vuelo. Holland comentó que cree que incluso la radiación solar, especialmente durante las tormentas solares, es un factor importante. Holland espera tener respuestas para los pilotos que pongan en contacto con él con preguntas acerca de la radiación y el riesgo de cáncer.

"Cuando hablo con los epidemiólogos, tienen dos preguntas para mí: ¿Cuál es su exposición? ¿Y cuál es su estado de salud de 20 a 30 años después de jubilarse?", añadió Holland. Para la segunda pregunta ni él y ni otros pilotos pueden responder, a tiempo. Pero de momento, no pueden medir su exposición.

"Estamos muy contentos de que Chris esté haciendo esto", dijo Holland, "y esperamos que pueda responder la primera pregunta delos epidemiólogos, que es, '¿Cuál es tu exposición?"

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
15886
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.