Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Noticiasracing escriba una noticia?

El Racing está Sentenciado sino se produce un cambio radical, muy mala imagen ante un equipo pesimo

22/11/2010 00:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los futbolistas desterraron de su lenguaje la palabra ridículo. La evitan, la bordean, la temen… Los entrenadores, también. Ni cuando España perdió ante Chipre, ni cuando el Alcorcón eliminó al Real Madrid… Pero ayer, de cinco a siete y ante el televisor, en Cantabria fue de lo más escuchado. En el bar de la esquina, en el salón de casa y hasta en los que van hablando solos por la calle con la oreja pegada a un transistor. Ridículo. No fue la derrota. Fue la imagen. La mitad, dormidos desde el principio. El resto, enloquecidos en cada lance. Un expulsado, tres goles al descanso en casa del penúltimo y una estampa de desconcierto absoluto en todas las líneas, incluida la de puntos que rodea el banquillo. El Racing cayó con justicia y con estrépito en un partido de análisis grave y recuerdo doloroso. Lo de Valencia ante el Levante fue muy serio.

Para reflexionar. «No hay planteamiento nuevo respecto al entrenador», dijo Pernía justo antes de subirse al avión de vuelta para casa.

Se insistió en que la concentración era un problema en los arranques. Y a los diez segundos, sólo la bondad de Fernández Borbalán impidió que el Racing empezara con un penalti en contra por una mano clamorosa de Henrique. Se habló de la efectividad y las virtudes de Rosenberg. Y a los quince segundos el sueco falló el enésimo mano a mano ante un rival.

Se dijo que los seis puntos siguientes eran casi una obligación y a los 23 minutos ya se habían perdido tres. Pero es que, además, a los verdiblancos se les comió la histeria. Cisma se marchó corriendo antes de tiempo por algo más que protestas, Diop casi se come al asistente y hasta a Portugal se le vio desencajado muy lejos de su banquillo… Y lo de menos es que tuvieran o no razón.

El partido arrancó loco, pero el Levante se adaptó pronto al estado mental de la tarde. En la primera jugada se pasó de un penalti no pitado en un área a una ocasión clamorosa en la otra. Henrique fue el desafortunado protagonista de casi todo. Falló mucho, vio tarjeta y pudo ser expulsado. Uno de sus errores dejó solo a Caicedo por primera vez.

Otro permitió que Juanlu rematara en un segundo palo en el que Francis parecía no estar nunca. Y un salto inocente derivó en un remate de cabeza claro. En cinco minutos habían pasado más cosas de las que pasan en partidos enteros.

Esperpento

Hubo un periodo de tregua, pero tan breve como las opciones del Racing durante toda la tarde. Fueron los cántabros los que sacaron una falta que acabó en gol en su propia puerta. Colgaron el balón y tuvieron que correr para atrás con urgencias. Y lo hicieron mal. Junto a los que tenían el balón no estaban los defensores que debían estar, trataron de hacer una línea que no correspondía y ofrecieron a los delanteros del rival la opción que nunca debe ofrecerse… Caicedo pudo correr con la bola y sortear a Toño con medio Racing en campo contrario…

Tres minutos después llegó la guinda. Un Racing roto se perdió en protestar que Iván Bolado estaba en el suelo mientras el Levante seguía jugando. El fútbol, por suerte o por desgracia, ya no espera y eso no sirve de excusa. Caicedo volvió a dejar a Toño mirándole la espalda y a Cisma le entró el demonio en el cuerpo y se fue a perseguir a todo el mundo. Cazó a dos y vio la roja. El Racing era una orquesta desafinada, con los músicos tocando donde no les corresponde y con un director sin partituras. La estampa de Bolado con sangre en la cara fue como aquella humillante de Luis Enrique en un Mundial.

El Racing no estaba. No existía. Javi Venta, Ballesteros o Sergio, que dejaron los treinta ya hace tiempo, correteaban con soltura. Caicedo, el que apenas marcó en Málaga, se gustaba en punta. Una jugada dejó en evidencia casi todo. Fue un ataque del Levante en el que el balón salió rebotado y tomó, lentamente, el camino del banderín de córner. Uno del Racing levantaba la mano, otro miraba al asistente, dos bajaron la cabeza y sólo Toño se desgañitaba para recordarles que a esto se juega hasta que sale. Justo lo que hizo un futbolista rival. Correr, cogerla y centrar.

El tercero

A la primera parte le quedaba muy poco para tener de todo y aglutinó el resquicio casi en el último suspiro. Antes, el entrenador quitó a un Kennedy que se enfadó lo suyo para meter a Christian. Más motivos para esa imagen de batallón deshecho. Un despeje de la defensa del Racing golpeó en un compañero y volvió a meter el balón en área propia mientras todos salían a la carrera. El asistente levantó la bandera, pero el árbitro no pitó y dejó seguir. Rechaces, revuelos, toques y gol de Stuani a placer en el segundo palo.

Más madera para el esperpento. Diop empujó al asistente, Portugal se fue hasta el córner y el desconcierto siguió ganando enteros. La imagen del burgalés reclamando fue un sinónimo de la desesperación, de la impotencia… Como si una voz le recordara al oído que esta semana se volverá a pedir su cabeza con insistencia.

El descanso fue una bendición ante la pesadilla. Doce tiros a puerta de un Levante que llevaba cuatro partidos seguidos perdiendo, una expulsión, tres goles en contra y una falta de reacción evidente. En los resúmenes resonaba ese 'ridículo' de las primeras líneas.

Y ahí terminó el partido. Porque la libreta de los cronistas se quedó vacía en la segunda mitad. Entró Lacen por Bolado y Ariel por Rosenberg.

Para no individualizar es más práctico decir que jugaron mal todos. Muy mal. Sólo Toño salió airoso después de una jugada en la que a Francis le partieron la cadera y a Henrique le hicieron un caño. Lo del gol de Lacen queda sólo para la estadística. La semana se le va a hacer, otra vez, muy larga a Miguel Ángel Portugal.

Ficha Técnica:

3 – Levante : Reina, Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran; Juanlu, Xavi Torres, Sergio (Pallardó, m.60), Xisco Nadal (Mono, m.86); Stuani y Caicedo (Rubén, m.67).

1 – Racing Santander: Toño, Francis, Henrique, Torrejón, Cisma; Colsa, Diop, Munitis, Kennedy (Christian, m.32); Bolado (Lacen, m.58) y Rosenberg (Ariel, m.67).

Goles: 1-0, m.24: Caicedo. 2-0, m.26: Caicedo. 3-0, m.44: Stuani. 3-1, m.88: Lacen.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó por el Levante a Juanlu y Caicedo, y por el Racing a Henrique, Munitis y Diop. Expulsó al racinguista Cisma, con roja directa, en el minuto 26.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12 de Primera División disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 10.421 espectadores. Los jugadores de ambos equipos saltaron al terreno de juego con una camiseta que lucía la leyenda ‘ No más violencia’ , y se guardó un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas de la violencia de género.


Sobre esta noticia

Autor:
Noticiasracing (89 noticias)
Visitas:
356
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.