Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

Rabiosa actualidad

03/09/2009 09:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¡Tin, ton! En un café de Japón, los clientes “van a acariciar y abrazar conejos”. (¡Será guarro, el tío este! Que no señora, que son conejos de los de cuatro patas y orejas grandes, y no los que usted está pensando. Ah, bueno)

¡Tin, ton! En un café de Japón, los clientes “van a acariciar y abrazar conejos”. (¡Será guarro, el tío este! Que no señora, que son conejos de los de cuatro patas y orejas grandes, y no los que usted está pensando. Ah, bueno) El café está regentado por don Mar Ykita, digo Ykito, y además de dar tostadas con regaliz, sushi fláccido y morcillas de Teruel, que a lo mejor son de Burgos, permite a la clientela acariciar conejos; de los que tienen un gran surtido en diversos colores, porque eso supuestamente “relaja” al contribuyente. Al contribuyente que le guste abrazar conejos vaya, porque a un servidor le gusta y relaja más comérselos en salmorejo con papas arrugadas. Pero esto que quede entre nosotras. Nota: Papas arrugadas debe traducirse, en la Península, por patatas cocinadas con su piel y abundante sal. De nada. Otra nota: En los últimos veinte minutos, Zapatero no ha anunciado ninguna subida de impuestos. De nada otra vez.

¡Tin, tin! Según un estudio de una cosa que se dedica al turismo: “el turista gay dedica un mayor presupuesto a sus vacaciones, con un gasto medio diario de 130 euros, lo que supone un 30% más que el resto”. Lo cual es una obviedad bien obvia, porque el turista gay no tiene que cargar con los niños –¡Papi, quiero un helado! ¡Pues yo quiero dos!– y la suegra, que come como un sabañón o una manada de ellos. (¡Será sinvergüenza este yerno! Cállese suegra, o no la llevo a la peluquería. Vale, ya me callo Lara.)

Interrumpimos la retransmisión, o lo que sea esto, para informarles que Pepiño Blanco ha anunciado la subida del ISKPF, o sea del Impuesto Sobre la Kriptonita de las Personas Físicas. El cabreo de Zapatero ha sido apoteósico, porque el impuesto este sólo afecta al Superman. Bueno, y a su suegra. (¿Otra vez metiéndote conmigo, desgraciado? Que no suegra, no sea susceptible. ¡Huy lo que me ha llamado el yerno este!)

Y volvemos al estudio sobre el turismo, porque en él se dice que el que los gays gasten más: “Destaca la importancia de este segmento en el sector turístico”. Algo que podría traducirse perfectamente por: “Destaca la importancia de esta porción o parte cortada o separada de una cosa, de un elemento geométrico o de un todo; en la porción de círculo comprendida entre un arco y los dos radios que pasan por sus extremidades turísticas”. ¿O no?

¡Tan, tan! Según un primo mío que no es director de la CNN en Texas, aunque lo disimula bastante: “Las conejitas de la revista Playboy también sufren la crisis”. Los conejitos sin embargo, no. Motivo por el que la ministra española de Igualdad, Corte y Confección, doña Bibiana Aído, ha montado en Cólera, que va con mayúsculas porque es un caballo que ella tiene a su servicio para cuando se cabrea, y piensa presentar la inoportuna queja a la ONU. “¡Se van a enterar en la ONU, de quién es Bibiana!”; ha declarado entre violentas convulsiones y lanzamiento de espumarajos por la boca. Parecía la niña del Exorcista y todo. Pobre mujer.

¡Último minuto! El presidente Zapatero ha anunciado la inmediata subida del impuesto… No, ya se ha arrepentido.

¡Tun, tun! Un tribunal alemán ha autorizado que un terrorista islámico llame a su hijo “Guerra Santa”. Lo que demuestra fehacientemente que los jueces y juezas andan desnortados en todo el mundo mundial y parte del extranjero. A la vista, gusto, olfato, gusto y tacto de estos hechos y hechas, don Benito Kamela, natural de Huelva y no artificial, va a poner a su hijo: “Mecago Enlaleche”. Su señora ya ha llamado a las veterinarias de guardia, al Séptimo de Caballería, y a la peluquería para pedir hora. No se esperan efectos colaterales. Bueno, sí, porque nos hemos enterado que la princesa Estefanía de Mónaco se ha aumentado la tetas. Bueno, así lo diría Bibiana Aído; porque lo que dice la prensa del corazón y las bragas es que “se ha sometido” a “una operación de aumento de pecho”. Que suponemos serán dos operaciones, porque no se va a operar una teta y la otra dejarla para más adelante. ¡Vamos, digo yo! Y ya cerramos por hoy el quiosco, porque se me va a enfriar el conejo en salmorejo.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
10813
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.