Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Quinta Columna: La Mercedes al filo de navalla

14/10/2010 09:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las cosas pueden estar un poco mas tranquilas después de esta mañana en la carrera de Suzuka, pero... ¿Se imaginan un equipo a dar un ultimátum a alguien que cuenta con siete títulos mundiales? Pues era eso que se hablava en la semana pasada en algunas publicaciones alemanas. Que Mercedes tenía expectativas grandes sobre Michael Schumacher en 2010, lo tenía. Y por causa de eso, el piloto de 41 años (tendrá 42 en enero) tiene ahora una espada de Damocles sobre sus hombros: o mejora en 2011, o deja el equipo.

Ross Brawn ha dicho a la prensa en la semana pasada que "con Nico Rosberg estoy feliz, pero ahora esperamos la marcha de Michael, que está lejos de su mejor nivel." Y de hecho es cierto: los 15 Grandes Premios hasta ahora en el 2010, fué derrotado por su compatriota Rosberg doce veces en la calificación, y el joven hijo de Keke Rosberg tiene ahora 122 puntos en la classificacion, contra sólo 46 para Schumacher, antes de Suzuka, donde se acabó la carrera en la sexta posicion.

Ross Brawn, que trabaja a fondo con la monoplaza de 2011, como todo el mundo, dice que "estoy muy seguro de que el nuevo monoplaza será mucho mejor." Pero... tener la dirección de Mercedes a presionar a todo el equipo para obtener resultados ya parece ser un poco malo. Estos signos merecen una mayor análisis, pero yo digo ya que confiar totalmente que alguien que no puso el pie en un monoplaza después de 2006, vuelve a sus niveles de campeon, me parece un poco irrealista.

Pero todas estas noticias no me sorprenden, porque son las reacciones de una dirección impaciente. Para explicarlo, voy a volver un año en el tiempo. En noviembre de 2009, cuando terminó el campeonato, Brawn GP ganó en todos los ámbitos: Jenson Button ha sido campeón del mundo de Rubens Barrichello tuvo una segunda vida, Ross Brawn era el héroe que había salvado de los escombros del equipo Honda, que casi un año antes, en diciembre de 2008, había decidido dejar la Fórmula 1.

Como es sabido, Ross Brawn había diseñado un coche que habría dado a Honda lo que querían: ganar. Y que había invertido millones en años anteriores, sin resultados positivos, por el contrario... pero decidiran, a prextexto de la crisis, se retirar de Formula 1, sin más explicaciones. Como ustedes saben, la telenovela duró todo el invierno y el equipo se salvó en una "compra de la administración" con motores de Mercedes vendidos por la marca. Pero Brawn GP tenía que pagar un precio: al final del año, la casa de Stuttgart compraría 75 por ciento de participación en el equipo. Ross Brawn y Nick Fry, los dos socios de la empresa, estaban de acuerdo. Después de ganar el campeonato, Dieter Zetsche, CEO de Mercedes, anunció el acuerdo después de un divorcio complicado con McLaren, una asociación que duraba desde 1995.

Zetsche quería hacer en McLaren lo que hizo más tarde con Brawn GP, y es por eso que llegó a tener 40 por ciento del equipo fundado por Bruce McLaren. Pero cuando Ron Dennis proyecta coches de lujo, competindo directamente con la marca alemana en este mercado único, Zetche y Mercedes se enfurecieran y decidirán abandonar la escena. Pagó decenas de millones de libras al equipo de Woking, comprometidose a suministrar motores al equipo hasta el año 2014, porque salian antes del final del contrato, y compró el 75 por ciento de Brawn por una fracción de su valor.

Y tenían grandes planes: sacaran Michael Schumacher de su jubilación porque se había quedado para ellos en las campañas 1990/91 Sport-Prototipos, y fueron ellos los que dieron a los 500.000 dólares necesarios para que corrió en el GP de Bélgica de este año en Jordania, y contrató el prometedor Nico Rosberg. Un dúo alemán, un británico de automóviles, con motor alemán. Parecía que todo estaba por hacer para continuar el camino de ganar en 2009.

Pero los resultados son decepcionantes: hasta Suzuka, solo tenian tres podios, todos los de Nico Rosberg, con Michael Schumacher a un pálido décimo lugar en el campeonato con 46 puntos, contra 122 puntos obtenidos por el hijo de Keke. Y en términos de Constructores, sólo tienen 168 puntos, entrando en el cuarto lugar en la clasificación, no muy lejos del quinto clasificado, la Renault. Y sus reacciones son típicas de una empresa privada: resultados inmediatos o rodan cabezas. Y que la presión tiene variadas razones. Además de la típica reaccion normal de una corporación, el deseo de Zetsche de vencer a los McLaren es más que evidente. Sendo la "corporacion", ver una subsidiaria o compañía cliente con mas puntos en la classificacion es una herejía. Sólo que los fatos gris de Sttutgart se olvidan de que McLaren tiene quince años de experiencia con estos motores y pasar a alguien en un año, me cabe duda de que ni Michael Schumacher en su mejores momentos tendria dificultades en hacerlo.

Y hay otro factor, que ya ha rayado un poco arriba: la edad de Schumacher. Es el veterano del equipo, que regresó a la competición después de tres años de ausencia. Después de un período de adaptación, todos esperaban que regressasse a la "normalidad", pero no es así. Si en la calificación, a pesar de estar casi siempre entre los diez primeros, está siempre detrás de Nico Rosberg. Y algunas de sus actuaciones en la carrera son dignos de vergüenza, como en China y Singapur, por no hablar de las maniobras dudosas en Mónaco y Hungría, en el segundo se envolve con otro veterano: Rubens Barrichello.

La conclusión casi obvia se puede extraer es que Schumacher se está adaptando a un nuevo mundo. El alemán ha prosperado en la era de las reposiciones, donde su fuerza era legendaria, combinado con la maestría de Ross Brawn en estas situaciones. Además, Schumacher tuvo que adaptarse a un coche que no se comportaba de acuerdo a tu estilo de conducción. Cuando se trató de corregir esta deficiencia, Schumacher tuvo el mejor desempeño del año, con dos cuartos puestos en España y Turquía, pero luego reaccionó Rosberg y nunca llegó por delante de los alemanes más jóvenes.

En resumen: cuando la Mercedes compró el Brawn GP, pensó que había un equipo dispuesto a seguir dominando. Pero que no iba visto la reacción de los demás. Típico de una corporación. Y esta presión de encontrar chivos expiatorios, por lo general sólo hacen más daño que bien.

© Imágenes ? Sutton Images/GPUpdate.net, Archivo Cahier

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2582
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.