Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerson E. A. Arenivar escriba una noticia?

¿Quién es un Líder?

21/04/2010 08:28
0

liderazgo El liderazgo siempre ha jugado un papel prominente en la historia. La humanidad ha necesitado vez tras vez de esas personas especiales, que son capaces de vislumbrar un nuevo horizonte, que son capaces de contagiar su visión del porvenir, y que además están dispuestos a servir. Pero, ¿será que todo aquel que es capaz de persuadir es un líder? ¿O el líder, para que sea uno genuino, debe ser algo más que persuasivo? O más concretamente, ¿quién es un líder?

La búsqueda del líder.

Como en la historia de Diógenes, nosotros tenemos que salir en la búsqueda del líder. Preguntando por las calles, indagando en nuestros congresos políticos, en los deportes, en los colegios y universidades, en las manifestaciones culturales, y en todo lugar donde los hombres y las mujeres se desenvuelvan en su cotidianidad. Pero debemos ser conscientes de que no todo el que ostenta un alto cargo, o un título, o una posición, es necesariamente el adecuado para ser un líder, porque, dicho con redundancia, ni los cargos, ni los títulos, ni el estatus proveen automáticamente los ingredientes para que un líder sea uno genuino. Tal vez son cosas deseables; y no dudo que para el líder genuino significarían una ventaja; pero para el hombre mediocre que se masifica, todos los cargos y títulos y posesiones (posiciones) son verdaderos obstáculos, pues le impiden inconformarse con lo normal.

Pero dicho todo esto, aún no respondemos a la pregunta que nos hemos planteado: ¿Quién es un líder? El problema es que, aventurarnos a dar una respuesta podría ser mal interpretado, pero no darla también puede ser mal entendido, por ello opto por responder no en forma de concepto, sino en forma de descripción. Siempre se echará en falta alguna cosa, pero al describir lo que un líder genuino es, será más fácil (o al menos eso espero) su identificación.

LEY DEL liderazgo Antes, sin embargo, debo aclarar que en mi opinión personal el líder genuino y el pseudo-líder, pueden compartir muchas cualidades, pero lo que diferencia a uno del otro es el resultado, es decir, si su vida, sus decisiones, su visión, se traduce en progreso de la humanidad. Más aún, un líder no lo es tanto porque pueda hipnotizar a miles de personas con su elocuencia, como lo es cuando por su ejemplo puede tocar a una sola vida y hacerla mejor.

El líder es:

Visionario: Es decir, ve el mundo de una manera diferente. Ve las posibilidades. Es realista, pero sabe que lo imposible sólo son cosas que no se han intentado todavía.

Elocuente: Sabe transmitir su mensaje con claridad y por ello es oído y respetado. Aunque tiene buena retórica, no abusa de ella para llegar a quienes lo escuchan, porque sabe que la mejor elocuencia es la pasión de vivir lo que uno cree.

Humano: Aunque reconoce el peso de su responsabilidad e influencia, también reconoce que no lo es todo ni lo puede todo. Sabe pedir ayuda y consejo. Sabe admitir que se ha equivocado. Pero también sabe cómo levantarse para seguir adelante.

Humilde: No se arroga triunfos que no le pertenecen, y sabe dar a cada cual lo que le corresponde, sin prejuicios, sin rencores, ni favoritismos.

Servicial: Mas no servil. Su servicio es al ideal, a la humanidad, pero nunca será un adulador intentando ganar influencia de la manera fácil.

liderazgo (1) Íntegro: Pues no tuerce el juicio y se mantiene de parte de la justicia sin importar el precio. Su honor no está en venta: no puede ser sobornado, ni por el dinero, ni por las emociones.

Paciente: Pero no tolerante. Es paciente en tanto que puede ayudar a aquellos que buscan el progreso, que quieren salir de la mediocridad, aunque les sea difícil; mas no tolera la rimbombante expresión de mediocridad con la cual se enorgullece la masa.

Excelente: No puede ser menos que esto. No se rebaja a los estándares comunes. Alcanza una cima y levanta la vista porque sabe que otra cumbre lo espera. Y sigue creciendo, porque ser excelente es eso: seguir desarrollando cada facultad física, emocional, intelectual y espiritual.

Un legado para humanidad: Es decir, que deja el mundo un poco mejor (aunque sea sólo un poco) de como lo encontró.

Un verdadero líder se construye a partir del carácter. Allí donde no hay máscaras. Allí donde sabemos quiénes somos en realidad. Puede ser que seamos tan hábiles que podamos fingir todo lo anterior, pero ¿por cuánto tiempo? Al final, lo que somos en verdad se revela más fuertemente que lo que pretendimos ser. Y, aunque en general se escribe sobre el liderazgo desde una perspectiva más pragmática, me parece que considerar estas cualidades descriptivas bien podría servir para completar el cuadro de lo que un líder se espera que sea.

¡Hasta la próxima entrega!

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en