Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Igarillo escriba una noticia?

Que su majestad no oiga.

20/05/2011 22:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CÁNTARO VACÍO CON SÓLO AIRE HACE RUIDO. Popular

Dice el refrán que no hay más tonto que el que no quiere ver; en este caso, escuchar. Y como se trata de evitar que se oigan los pitidos al himno nacional de España en la final de la Copa de Fútbol, la Real Federación de lo mismo, por aquello del realengo a que hace honor su nombre, ha decidido que durante el tiempo que éste dure los asistentes al encuentro estarán sometidos a 100.000 watios de potencia que, puestos en el oído de cada uno, vienen a ser unos 130 decibelios. Con ello se pretende evitar lo que muchos ya sabemos, pero no es conveniente que se vea, perdón se oiga.

Que si no queréis el himno, pues tomad taza y media, ha debido de pensar alguno. Lo cierto es que quien mejor lo tiene para no escuchar es Su Majestad. Le basta con quitarse el audífono que lleva. Pero claro, no parece lo más adecuado cuando lo que allí va a hondear es una bandera impuesta por un general golpista, que además dejó como legado un himno y una letra -aunque ahora algunos la nieguen- que tiene mucho de falangista. Por otra parte, entre los asistentes, todos ellos en alguna medida contribuyentes, se va a producir la paradoja de que el único de todos ellos que va a cobrar una pasta gansa sin dar cuentas al fisco es Su Majestad, quien por aquello del audífono no oye a quienes le reclaman que dé explicaciones sobre en qué se gasta los cuartos.

Con la música elevada al volumen del umbral del dolor se pretende silenciar los desaires a un mantenido que se dirá que no gobierna, pero vive como un rey; que por cierto, no fue elegido en ningunas elecciones ni se sometió nunca al refrendo de las hurnas, aunque luego se pasea por el mundo ufanándose de estar a la cabeza de un país democrático en el cual se puede ejercer sin trabas la libertad de expresión. No se trata de volver a instaurar el himno de Riego, faltaría más, pero quizás al patriarca de los Borbones no le venga mal escuchar que no todo en esta vida pueden ser parabienes y besamanos, y más cuando en este país de tantas fatigas Su Majestad se sitúa constitucionalmente por encima del bien y del mal. O sea, como dios.

Filed under: ACTUALIDAD, ARTÍCULOS, BLOG, DEPORTE, NOTICIAS, OPINION, PERSONAL, POLÍTICA, REFLEXIONES, SOCIEDAD, Uncategorized, VARIOS


Sobre esta noticia

Autor:
Igarillo (31 noticias)
Fuente:
igarillo.wordpress.com
Visitas:
1448
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.