Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Un Poco De Crítica escriba una noticia?

¿Qué se vota en Cataluña el 21-D?

11/12/2017 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La avalancha de opiniones, análisis, apreciaciones, comentarios, etc. no se ha centrado ni por un instante en el verdadero aspecto clave de estas elecciones

Desde que el pasado 27 de octubre, al amparo del artículo 155 de la Constitución Española, el Presidente Rajoy convocó elecciones autonómicas en Cataluña para el 21 de diciembre de 2017, el bombardeo mediático está siendo incesante y de intensidad creciente conforme se aproxima la fecha clave en la que los catalanes están llamados a las urnas.

Sin embargo, la avalancha de ¿información?, opiniones, análisis, vaticinios, augurios, previsiones, apreciaciones, encuestas, propósitos, controversias, comentarios, etc. no se ha enfocado ni por un instante sobre el verdadero aspecto clave de estas elecciones.

En efecto, el aspecto clave de la votación que se va a celebrar el ya cercano 21 de diciembre no es otro que la elección entre dos escenarios perfectamente claros:

Una situación, como la que ha desembocado en la aplicación ineludible del ya citado artículo 155 de la Constitución Española. En ese escenario se relanzaría y potenciaría al máximo la espiral de incumplimientos de las leyes democráticamente establecidas, en un ambiente de totalitarismo excluyente, victimista y sectario. Se profundizaría en el fomento del sentimiento de odio y aversión hacia España, lo español y los españoles. También se continuaría promoviendo y alimentando, como se ha venido haciendo ya desde hace años, un sentimiento de rechazo en el resto de españoles hacia Cataluña, los catalanes y lo catalán.

Para lograr este escenario deberían votar a los partidos o formaciones de carácter independentista y radical.

El escenario alternativo, por el contrario, sería aspirar a una dinámica de diálogo, convivencia civilizada y paz social en un entorno democrático y de libertades públicas e individuales, al amparo de las leyes democráticamente establecidas. En esa situación se podría avanzar en la construcción de un nuevo modelo de España, y también de Cataluña, dentro o fuera de España. A este modelo se ha de llegar respetando los derechos y libertades de todos los catalanes, y también de todos los que viven en el resto de España.

Para optar a esta realidad alternativa deberían votar a los partidos no independentistas, también llamados constitucionalistas, aunque esta última denominación no siempre responda estrictamente a la realidad.

En síntesis, el tema es sencillo y no necesita mucha más extensión de texto para exponerlo de una forma clara. La única pregunta que deberían de plantearse los votantes el 21-D a la hora de decidir su voto es, sencillamente, por cuál de los dos escenarios que se acaban de esbozar desean apostar.

Es preocupante que los independentistas radicales insistan tanto en preguntar sobre lo que no cabe ninguna duda: si se va a respetar el resultado de las elecciones del 21-D

Podría parecer tal vez excesiva la apreciación contenida en el párrafo dedicado al primero de los escenarios descritos en relación con el objetivo no declarado por los independentistas radicales que pretende potenciar la brecha entre ambas sociedades mediante el fomento incesante del sentimiento de odio hacia España en Cataluña y también por medio de la generación de rechazo a lo catalán en el resto de España. Sin embargo, es evidente que ambos sentimientos se retroalimentan entre sí, que es lo que los independentistas radicales desean claramente para justificar y potenciar su estrategia de victimismo.

En relación con el interés patente de alejamiento y ruptura a que se refiere el párrafo anterior, es interesante la siguiente reflexión:

Los independentistas radicales, en cualquier intervención mediática, que en la actualidad son todas, hablan en catalán, lo que podría parecer natural y hasta razonable, pero resulta evidente que se esfuerzan en emplear el acento más cerrado y las palabras más alejadas del tronco latino común al catalán y al castellano, lo que tiene como resultado exagerar artificialmente la diferencia entre ambas lenguas y dificulta al máximo su comprensión por los que no hablan catalán o, sencillamente, hablan un catalán más académico y popular y con un acento y un vocabulario más cosmopolitas y naturales.

Es un elemento clave de la estrategia de diferenciación y aislamiento.

Igual hacen cuando se ven obligados a hablar castellano, con el fin de que su mensaje llegue al exterior de sus propios círculos. En ese caso, tienden a forzar al máximo el acento o deje catalán para hacer su locución poco inteligible y difícilmente asociable por el oído a la lengua común de todo el estado español.

Lo anterior recuerda un chascarrillo que surgió en la época en la que el, por lo que se ha visto, nunca honorable J. Pujol, solía, por su cargo de President de la Generalitat, y de capitoste de CDC, aparecer hablando en los telediarios; se decía entonces que se le entendía mejor cuando hablaba en catalán (con subtítulos en castellano sobreimpresos al pie de la imagen) que cuando lo hacía, supuestamente, en castellano (sin subtítulos, naturalmente), por el acento tan cerrado que se esforzaba en utilizar en este caso.

Como reflexión final, no deja de ser preocupante que los independentistas radicales insistan tanto en preguntarse y preguntar si el Estado Español, vale decir el resto de España y de Cataluña, fuera de ellos mismos, va a respetar el resultado de las elecciones del 21-D, sobre lo que no cabe ninguna duda, en absoluto. Eso hace temer que son ellos los que no parecen muy dispuestos a respetarlo, como ya se puso de manifiesto en los vergonzosos acontecimientos que han protagonizado desde finales de septiembre de este año.


Sobre esta noticia

Autor:
Un Poco De Crítica (3 noticias)
Visitas:
2678
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.