Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fuanca escriba una noticia?

¿Qué puede robar mi Felicidad

17/09/2009 19:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué impide mi felicidad acutalmente? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz y que esa felicidad te haya durado mas de una semana? Que haces para que esa Felicidad Dure?

Recuerdos: un juguete nuevo? Un regalo esperado? Un paseo? Como nos sentimos en esos momentos?

Quien guarda aún recuerdos de los momentos felices?

Felicidad basada en recuerdos, felicidad temporal y momentánea. Cuanto nos duró o nos dura esa felicidad?

Que puede robar mi Felicidad?

Salmo 127:1 “Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el SEÑOR no guarda la ciudad, en vano vela la guardia”.

Si mantenemos nuestras esperanzas y nuestra mirada en el Señor, no habrá circunstancia ni mal que nos pueda robar la felicidad y el gozo que es eterno y para siempre.

La ansiedad y la angustia son unos de los principales ladrones de nuestra felicidad. Nos angustiamos por lo que tenemos o por lo que no tenemos, por lo que ha sucedido o por lo que puede suceder, por lo que hicimos o por lo que dejamos de hacer.

Mateo 6:25 "No vivan preocupados pensando qué van a comer, qué van a beber o qué ropa se van a poner. ¿Acaso la vida consiste sólo en comer? ¿Acaso el cuerpo sólo sirve para que lo vistan?

Mateo 6:27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede aumentar su estatura siquiera medio metro?

Añadir medio metro a su estatura se refiere a situaciones que no dependen de nosotros para cambiar, situaciones que nuestra angustia y ansiedad en sí no aportarán absolutamente nada para cambiarlas.

Nuestra preocupación no va a cambiar el pasado ni lo que nos sucederá en el futuro, en todo caso, si logramos cambiar algo sólo será para empeorar la situación en medio de la cual nos encontremos. La ansiedad nos provoca enfermedades y nubla el entendimiento para encontrar soluciones acertadas a las situaciones que día a día debemos enfrentar.

En Mateo 6:30 “Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?” Aquí Jesús señala la ansiedad y el afán como falta de fe y esto definitivamente no agrada a Dios, porque sabemos que “sin fe es imposible agradar a Dios”

Mateo 6:33-34 “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.”

Entrega tus cargas, confiesa tus pecados, alaba a Dios, se agradecido con Dios en todo y por todo y la paz y el gozo del Señor permanecerán en ti

Aquí podemos ver claramente que la fuente que nos libra de toda ansiedad es Dios, que el es nuestro Padre celestial que tiene cuidado de nosotros en todo momento y que no debemos ponernos más cargas de las que ya tenemos cada día. Pero también nos dice que nuestra felicidad debe estar fundamentada en la presencia del Señor en nuestras vidas y no en las cosas de este mundo Mateo 6:32 “Sólo los que no conocen a Dios se preocupan por eso. Ustedes no se desesperen por esas cosas. Su Padre que está en el cielo sabe que las necesitan.

Por supuesto que quien no va a estar feliz por los logros que puedan tener los hijos, porque sean hombres y mujeres de bien, o quien no va a tener momentos de felicidad al poder adquirir algún bien que deseaba y que le ayuda a vivir una vida mas confortable, o incluso esos momentos tan preciosos que vivimos junto a nuestros familiares o amigos disfrutando de alguna deliciosa comida, un juego o una película. Efectivamente todo esto y más es parte de nuestra vida, pero son momentos, situaciones o circunstancias parecidas a las burbujas de jabón, que son hermosas, juguetonas y brillantes, pero frágiles y efímeras.

Pero si mantenemos nuestras esperanzas y nuestra mirada en el Señor, obedecemos sus preceptos y buscamos su presencia, no habrá circunstancia ni mal que nos pueda robar la felicidad y el gozo que es eterno y para siempre.

Salmos 19:8 “Los preceptos del Señor son rectos:

Traen alegría al corazón. El mandamiento del Señor es claro: da luz a los ojos

Salmos 16:11 “Me enseñaste a vivir como a ti te gusta.

¡En tu presencia soy muy feliz! ¡A tu lado soy siempre dichoso!

Si en medio de las pruebas y aflicciones que podamos tener, nos aferramos a El, le alabamos, le bendecimos, sabiendo que producirán un buen fruto, comprobaremos una vez más, que nuestra fortaleza proviene del gozo del Señor.

Isaías 61:10 “Me deleito mucho en el Señor; me regocijo en mi Dios.

Porque él me vistió con ropas de salvación y me cubrió con el manto de la justicia.

Soy semejante a un novio que luce su diadema o una novia adornada con sus joyas”


Sobre esta noticia

Autor:
Fuanca (4 noticias)
Visitas:
3979
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.