Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que M. A. Martin escriba una noticia?

¿Qué es la prosopagnosia?

19/04/2011 20:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La prosopagnosia es un tipo de agnosia visual en el que se encuentra afectada la capacidad para percibir caras. Las personas que la padecen saben que una cara es una cara, pero tienen dificultad para distinguir una de otra

La Prosopagnosia es la agnosia visual para las caras. Bien, ¿y qué es la agnosia?

Agnosia es una palabra que proviene del griego y que significa “sin conocimiento”. Este término se utiliza para referirse a la alteración de la capacidad de reconocer estímulos no atribuible a un déficit sensorial, verbal o intelectual. Las agnosias son específicas de cada modalidad sensorial, así, hablamos de agnosias visuales cuando existe una alteración en la capacidad de identificar y reconocer estímulos visuales, de agnosias auditivas cuando está alterada la capacidad de reconocer estímulos sonoros, y de agnosias somatosensoriales cuando hay una alteración en la capacidad para reconocer estímulos táctiles o partes del cuerpo.

Las personas que sufren algún tipo de agnosia son capaces de percibir los estímulos pero son incapaces de reconocerlos. En el caso de la agnosia visual, es frecuente que esta incapacidad sea específica para un determinado aspecto del estímulo percibido, por ejemplo, puede verse afectada la capacidad para reconocer el movimiento (agnosia de movimiento), la capacidad para denominar y designar colores (agnosia cromática) o la capacidad de reconocer objetos (agnosia de objetos). En este grupo de agnosias a estímulos específicos podemos incluir la prosopagnosia, un tipo de agnosia visual en el que se encuentra afectada la capacidad para percibir caras.

Los prosopagnósicos suelen reconocer una cara, es decir, saben que una cara es una cara, pero tienen dificultad para distinguir una de otra. A menudo son capaces de identificar elementos individuales, como la nariz, los ojos, las cejas, etc., pero no de unir estos elementos fundiéndolos en un todo reconocible. Aunque a veces pueden identificar a personas basándose en algún rasgo distintivo, como un lunar, un tic nervioso, la constitución física, la voz, etc., sus caras no les resultan familiares. En los casos más graves, los afectados son incapaces de reconocerse a sí mismos, su imagen reflejada les resulta extraña, no siendo capaces de identificar su rostro en el espejo ¿se imaginan?

Se supone que cada agnosia visual está causada por una lesión de la zona de la corteza visual secundaria que media en el reconocimiento de esa característica en concreto. Así, se supuso que la prosopagnosia se debía a una lesión bilateral de una región particular de la corteza encargada del reconocimiento de las caras. Sin embargo, hay investigadores que han sugerido que este trastorno implica un fallo más general que el reconocimiento de caras, y que estaría afectada la capacidad de identificar elementos individuales dentro de un conjunto de objetos similares.

A favor de esta postura está el hecho de que se han encontrado prosopagnósicos que presentan problemas globales de reconocimiento de objetos concretos que pertenecen a clases complejas, estando afectada la capacidad para distinguir, además de las caras, distintas especies de pájaros, de perros, diferentes modelos de coches, etc. Pero existen bastantes evidencias, recogidas en distintas investigaciones, de que hay una zona en el cerebro dedicada específicamente al reconocimiento de caras. Tal vez, el problema es que se ha incluido en un mismo grupo a pacientes neuropsicológicos que tienen un déficit común (la dificultad para reconocer caras), pero que tienen unas características diferenciadas y cuyos déficits pueden tener su origen en lesiones cerebrales diferentes.

Una de las evidencias que indica la existencia de una región cerebral especializada en el reconocimiento de caras, proviene de estudios realizados mediante tomografía por emisión de positrones (TEP), técnica que permite visualizar las zonas cerebrales en las que se produce actividad mientras el sujeto realiza una determinada tarea. En este caso los sujetos veían imágenes de caras y de otras formas de similar complejidad mientras se analizaba su actividad cerebral. Los resultados muestran que una región de la corteza inferotemporal se activa en ambos hemisferios cerebrales cuando los sujetos ven caras, pero permanece inactiva cuando ven los otros estímulos.

Estos resultados son coherentes con los obtenidos en estudios mediante autopsias y resonancia magnética de personas aquejadas de prosopagnosia. En estos estudios se ha asociado esta alteración con una lesión bilateral en la corriente ventral. Esta corriente está formada por vías nerviosas que conducen la información desde la corteza visual primaria hasta la corteza ventral preestriada, y de ahí hasta la corteza inferotemporal. Por lo tanto, la prosopagnosia estaría relacionada con un mal flujo de información entre la corteza visual primaria y la corteza inferotemporal.

La conclusión que se puede extraer, de éstos y otros estudios, es que la corteza inferotemporal juega un papel importante en el reconocimiento de caras, y que cuando la información transmitida por la corriente ventral es deficiente, puede producirse una alteración en la capacidad de reconocer caras, es decir, prosopagnosia.


Sobre esta noticia

Autor:
M. A. Martin (8 noticias)
Visitas:
9274
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.