Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

¿Qué es el punto G?

20/08/2010 01:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se denomina con este nombre a una pequeña zona del área genital femenina localizada aproximadamente en el primer tercio en el interior de la vagina

Si la mujer se recuesta sobre su espalda y viésemos de frente la entrada de la vagina y se tomara como guía la carátula de un reloj, se encontraría que una gran mayoría de las mujeres van a encontrar su punto G situado a las 12 en punto, esto es en la pared frontal del pubis; para otras mujeres, este punto estará situado a las 6; otras más lo encontrarán a las 3; y posiblemente algunas lo reportarán a las 9; existen algunas mujeres que han reportado este punto casi en todo el derredor de su vagina, pero estas son escasas. En si el punto G, se encuentra situado por debajo de la epidermis, se siente al tacto como una zona verrugosa a diferencia del resto de piel que es lisa y tersa, aproximadamente es del tamaño de una semilla de melón. Anatómicamente se encuentra situado detrás del pubis y alrededor de la uretra; en si es parte de la uretra esponjosa en donde se encuentran ubicadas las glándulas de Skene.

Fue en el año de 1950 cuando el ginecólogo alemán Ernst Gráfenberg realiza el descubrimiento y es por ello que se denominó a la zona Punto G utilizando la primera letra del apellido de éste médico.

¿Por qué ahora se le da mayor difusión a este descubrimiento?

Hay que recordar que en la década de los años cincuenta es el parte aguas de lo que se creía de la sexualidad y lo que se comprobó científicamente acerca de la sexualidad humana. Para nuestro país todavía se encontraba muy lejos de hacer del conocimiento general la sexualidad científica, tuvieron que pasar dos décadas más para que estas informaciones fueran permeando hacia la sociedad, y todavía en pleno siglo XXI algunos sectores siguen poniendo barreras para no permitir que se acepten cada uno de los conceptos científicos de la sexualidad humana. Por todo ello, es fácil entender que la mujer no se le permitía, es más ni siquiera conocía su propio potencial sexual, nada más hay que hacer memoria de por cuantas décadas se le recalcó a la mujer que el hombre es sexual por naturaleza y la mujer “tiene” que complacerlo. Que esa es “su carga o su cruz”. Es hasta estas dos últimas décadas en donde la mujer ha sido más informada, ha reencontrado la posibilidad de expresar libremente sus deseos y sensaciones, de explorar sus reacciones a través de los estímulos que pueden proporcionarle sus cinco sentidos. Poco a poco la mujer ha ido descubriendo y confirmando lo que seguramente ya sentía pero que tenía que reprimir. En la actualidad tiene un buen reto, conocerse físicamente de forma completa, aprender de sus propias sensaciones y llevarlas hasta lograr encontrar su propio potencial y liberarse de ataduras, mitos, prejuicios y atavismos, para poder sentir libremente su propia sexualidad.

¿Qué tan importante es para la mujer descubrir el punto G?

Aunque no se tienen datos estadísticos que nos puedan dar un panorama general de las mujeres que no tienen orgasmos, podemos utilizar alguna de las disfunciones que tienen los varones para determinar el número de mujeres que por esta causa se imposibilitan para llegar a un orgasmo; si tomamos a los eyaculadores precoces como base para hacer este pequeño diagnóstico, encontramos que 8 de cada 10 mexicanos sufren de eyaculación precoz, por ende tenemos que sus parejas cotidianas estarán con la imposibilidad de llegar a obtener excitación y con ello se reduce dramáticamente el éxito de llegar a un orgasmo, pero si además le sumamos los mitos, la condena, los prejuicios, encontramos que seguramente son muchas más mujeres que se integrarán a las filas de esta disfunción llamada anorgasmia.

Es por ello que mencionamos los especialistas de la sexualidad, que una mujer requiere de terapéutica sexual para poder liberarse de cada uno de los elementos que la han disfuncionado, ya que no solamente se trata de una situación solitaria y específica, en realidad es multifactorial.

Si la mujer conoce su cuerpo y logra descubrir que partes le producen una mayor estimulación, seguramente que esto le permitirá llegar fácilmente a su respuesta sexual. El punto G es uno de estos caminos. Claro no podemos dejar de puntualizar que la mujer cuando empieza a explorarse, seguramente que también tendrá que cambiar sus estilos de pensamiento, su actitud frente a la sexualidad, ser más relajada ante cuestiones sexuales y sobre todo tener la disposición de explorar y ser creativa en su sexualidad.

Encontramos que cuando es estimulada esta zona le proporciona a la mujer orgasmos más vigorosos y satisfactorios

¿Qué beneficios le aporta a la mujer la estimulación del punto G?

Encontramos que cuando es estimulada esta zona le proporciona a la mujer orgasmos más vigorosos y satisfactorios. Pero además, le da información de que tipo de postura debe utilizar para poderse estimular. En si, para muchas parejas la utilización de la posición denominada del “misionero” es común y para una mujer que su punto G esté situado a las 12 en punto (frente al pubis), esta postura es la más inconveniente ya que el pene friccionará el área posterior esto es a las 6, y con ello no tan fácilmente esa mujer tendrá la posibilidad de encontrar sus orgasmos, la mejor postura será el hombre acostado sobre su espalda y la mujer a horcajadas, para que el pene al penetrar friccione la parte frontal. Otro beneficio es que la estimulación en el punto G le permite a la mujer llegar a su eyaculación.

¿Es lo mismo orgasmo femenino que eyaculación femenina?

Existe una diferencia radical entre el orgasmo y la eyaculación, aunque estas dos fases son parte de la respuesta sexual humana. El orgasmo es una fase anterior a la eyaculación y esta determinada por dos áreas, la orgánica en donde se presentarán cambios sustanciales y visibles en la mujer como: la espalda se arquea, los brazos y piernas se estiran, los ojos se van hacia atrás, se presentan contracciones vaginales, se presenta un perlado de sudor en la piel; y la psicológica en donde se presenta, una pérdida de tiempo – espacio, lo que sucede alrededor en ese momento, no es percibido por la mujer, y se profundiza el placer. La mujer tiene la posibilidad de ser multiorgásmica, esto es que no solamente puede llegar a un orgasmo, sino a todos los que ella desee.

La eyaculación femenina es la siguiente fase de la respuesta sexual humana. La palabra eyaculación quiere decir “salida de fluidos”. La mujer emite por vía uretral una cantidad significativa de un líquido que no contiene nada, por lo que no tiene sabor, olor, color.

Todas las mujeres tienen la posibilidad de eyacular. En nuestro país, hay muchas mujeres que confunden esta fase con el deseo de ir a orinar, es por ello que cuando están en la fase orgásmica y después de haber experimentado uno o varios orgasmos, la mujer menciona que siente un gran deseo de miccionar y apresuradamente se dirige al baño y lo que realmente está haciendo esa mujer es eyacular. Es por eso la importancia del conocimiento del cuerpo y sus potencialidades.

¿En esta ocasión que recomienda a las mujeres?

Les diría que deben dejar de considerar a la sexualidad como algo sucio, feo o indecoroso o y piensen que tienen todo el derecho a una vida sexual activa y satisfactoria. Deben aprender a tener orgasmos. Aprender, que pueden obtener orgasmos a través de la autoestimulación, o de la estimulación con otros medios, o con la pareja y a través de estímulos orales o manuales.

Hay que hablar con la pareja y darle información de que me gusta, de que forma, con que intensidad ya que la pareja no puede saber lo que la otra esta verdaderamente necesitando. Nunca hay que aparentar algo diferente a lo que se está sintiendo, no beneficia a ninguno de los dos. Si tiene una disfunción la pareja, debo estar consciente que también repercutirá en el desempeño y el funcionamiento de ambos.

Www.sincensura.webpin.com

En la década de los años cincuenta es el parte aguas de la sexualidad científica


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
18377
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.