Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernrockers escriba una noticia?

¿Qué es el amor?

15/08/2009 01:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada vez que nos proponemos hablar del amor nos encontramos con todo tipo de reacciones, desde los que piensan que es una cursilería o frivolidad, a los que están deseando saber si lo que están haciendo o les está ocurriendo tiene algo que ver con el amor verdadero

Del amor hablamos todos y desde todos los enfoques y puntos de vista, porque si hay algo que nos interesa, nos mueve y nos conmueve, casi sin excepción, es el amor. Nos centraremos en el amor de pareja.

En la tipología del amor, para unos es pasión, para otros se trata de intimidad; algunos lo relacionan con dolor y muerte, otros con plenitud y crecimiento; para muchos significa perder la cabeza, y para otros tantos supone centrarse y encontrar un sentido a sus vidas.

Si nos imaginamos que el amor es una línea continua, en un extremo pondremos el 0 y en el otro el 100. Contrariamente a lo que podríamos pensar, lo opuesto al amor no es el odio ni la indiferencia sino la falta de cuidado. Cuando dos personas se aman quieren estar cerca y crecer juntas. Por lo tanto, en el cero estaría todo lo que nos hace dejar de cuidarnos mutuamente, experimentando la soledad y el dolor; y en el 100 lo que nos hace sentirnos cerca de la persona amada, experimentando apoyo, cuidado, crecimiento y libertad. Todos, según nuestras experiencias desde la infancia, nos vamos colocando en algún punto de ese continuo y definimos nuestra experiencia desde esa coordenada en la que nos encontramos. La vida, y la interpretación que hacemos de lo que nos va ocurriendo, harán que avancemos hacia el 100 o retrocedamos hasta el 0. Muchos huyen de las experiencias próximas al 0 y otros piensan que el 100 es una absurda quimera, un cuento para niños.

Entonces, ¿por qué si el amor del bueno es lo que todos querríamos experimentar, resulta tan complicado que ocurra? ¿Por qué estamos tan perdidos en lo relacionado con el amor? Tenemos varias posibilidades: o nos han enseñado poco; o nos han enseñado mal; o estamos descubriendo todavía en qué consiste eso de amarse el uno al otro.

En realidad, esto de formar parejas sólo por amor, es algo que nos hemos propuesto como especie desde hace relativamente poco tiempo, pues la proporción de matrimonios formados en base a este supuesto era tan escasa que hacía que se convirtiesen en los protagonistas de libros y películas de historias excepcionales. Hoy queremos, y hacemos muy bien, que lo excepcional sea lo cotidiano; todos queremos disfrutar de lo bueno. Basta ya de matrimonios para no quedarse solos, para sobrevivir, para juntar patrimonios y reinos, o para no morir de hambre.

La primera pequeña confusión que existe respecto al amor es que, como no se compra con dinero, parece fácil de conseguir. La segunda gran confusión es que el amor ocurre, que cae llovido del cielo y que no tenemos nada que ver con que nos llegue, se mantenga o desaparezca.

El amor tiene todo que ver con uno mismo, porque empieza en uno mismo, se propaga desde uno mismo, y se recibe en el mismo lugar donde se originó. A medida que uno va entrenándose en el amor, y lo experimenta y práctica, la experiencia va siendo cada vez más gratificante, enriquecedora y liberadora. Todos queremos amar en libertad, pero tenemos que aprender, en primer lugar, a ser dueños de nuestras vidas y nuestras emociones, a saber gestionar nuestros estados de ánimo, nuestras palabras y nuestros gestos.

Quien sabe amar también sabe que no hay nada que justifique hacer daño a otra persona. Incluso las cosas más duras se pueden decir desde la firmeza y la honestidad, pero nunca desde la humillación o el desprecio.

Amar no tiene que ver con exigir ni reprochar, sino con comunicar, respetar y decidir. Amar supone un esfuerzo personal por conocerse a fondo, por pulirse como ser humano, por no perder nunca la capacidad de aprender, y por perder el miedo a equivocarse. Significa saber rectificar y crecer, así como saber elegir a nuestra mejor pareja, y saber si nosotros somos lo mejor para el otro.

Todos queremos llevarnos el trofeo, pero, ¿a quién le apetece realmente sudar la camiseta? A nosotros sí, porque sabemos que merece la pena y que la vida es más divertida cuando aprendemos bien las técnicas y las reglas del juego. El Internet nos ofrece uno de los espacios más increíbles para desarrollar estas habilidades.


Sobre esta noticia

Autor:
Fernrockers (19 noticias)
Visitas:
6851
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.