Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Púlsares que rotan cientos de veces por segundo nos ayudarán a buscar ondas gravitacionales

06/01/2010 01:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los radioastrónomos han descubierto 17 pulsares milisegundo en nuestra Galaxia mediante el estudio de fuentes de alta energía desconocidas detectados por el Telescopio de rayos gamma Fermi de la NASA. Los astrónomos realizaron este descubrimiento en menos de tres meses. Este salto en el ritmo de la localización de estos objetos difíciles de encontrar nos hace albergar esperanzar de utilizarlos como una especie de "GPS galáctico" para detectar las ondas gravitacionales que pasan cerca de la Tierra.

Un púlsar es un remanente que queda después de la explosión de una estrella. Estos púlsares están altamente magnetizados y rotan muy deprisa. Puesto que sólo su rotación es la que alimenta las emisiones de radio, rayos gamma y de partículas, estos púlsares poco a poco se van frenan y a medida que envejecen y pierden energía. Pero El púlsar más antiguo gira a cientos de veces por segundo - más rápido que una batidora de cocina. Estos pulsares milisegundo se han transformado y rejuvenecido por la acreción de materia de una estrella compañera.

En esta ilustración vemos como el púlsar atrae materia de su estrella compañera lo que le permite rejuvenecer y seguir girando muy deprisa

"Los radioastrónomos descubrieron el primer púlsar de milisegundo hace ahora 28 años", explicó Paul Ray del Laboratorio de Investigación Naval en Washington. "Localizarlos todos mediante sondeos requiere tiempo y esfuerzo, y sólo hemos encontrado un total de alrededor de 60 en el disco de nuestra Galaxia desde entonces. Fermi nos permite apuntar a objetivos específicos. Es como tener un mapa del tesoro."

Los púlsares milisegundo son los relojes más precisos de la naturaleza, a largo plazo, con una estabilidad por debajo del nivel de los microcrosegundos que rivaliza con los relojes atómicos fabricados por el hombre. Un control preciso de sus variaciones en una constelación de púlsares adecuados de este tipo puede permitir la primera detección directa de ondas gravitatorias - una consecuencia largamente buscada de la teoría de la relatividad de Einstein.

"El Sistema de Posicionamiento Global utiliza el tiempo de retraso entre las mediciones de los relojes de satélite para determinar dónde se encuentra en la Tierra", explicó Scott Ransom, del National Radio Astronomy Observatory en Charlottesville, Virginia, "Del mismo modo, al vigilar los cambios de tiempo en una constelación de púlsares de milisegundo adecuados repartidos por todo el cielo, podríamos detectar el fondo acumulado de ondas gravitacionales que pasan a nuestro lado."

Las fuentes detectadas de Fermi no están asociadas con ningún objeto conocido que emita en rayos gamma y no mostrarían evidencias de un comportamiento pulsante. Sin embargo, los científicos consideran que es probable que muchas de las fuentes no identificadas resulten ser púlsares.

Imagen de alta resolución

Las búsquedas de radio muestran 17 nuevos pulsares de milisegundo mediante el examen de la lista de fuentes no identificadas del Telescopio Fermi de rayos gamma. Los círculos de colores indican las posiciones de los pulsares nuevos en el mapa del sondeo de Fermi de todo el cielo. Crédito: NASA / DOE / Fermi LAT Colaboración

Para una imagen más detallada en longitudes de onda de radio, Ray organizó el Consorcio de Búsqueda de Púlsares de Fermi, y reclutó a un puñado de radioastrónomos con experiencia en el uso de cinco de los radiotelescopios más grandes del mundo - el Observatorio Nacional de Radioastronomía, Robert C. Byrd Green Bank Telescope en Virginia Occidental, el Observatorio Parkes en Australia, el Radiotelescopio de Nancay en Francia, el Radiotelescopio Effelsberg en Alemania y el Radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico.

Después de estudiar cerca de 100 objetivos, y con un análisis computacional intensivo de datos todavía en curso, los descubrimientos han comenzado a llover.

"Otros estudios tardaron una década en encontrar muchos de los pulsares que tenemos", afirmó Ransom, que dirigió uno de los grupos de los descubrimientos. "Al decirnos Fermi dónde buscar tenemos enorme ventaja".

Cuatro de los nuevos objetos son púlsares "viuda de negra", esos púlsares son llamados así porque la radiación procedente del púlsar reciclado está destruyendo la estrella compañera que le ayudó a girar.

"Algunas de estas estrellas son reducidas a una masa equivalente a decenas de veces la de Júpiter", dijo Ray. "Hemos duplicado el número conocido de estos sistemas en el disco de la Galaxia, y esto nos ayudará a comprender mejor cómo evolucionan."

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
8239
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.