Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

¿Qué puedo hacer para ejercitar mi mente?

21/04/2010 17:52

0 El ejercitar nuestra mente de una manera constante nos permite protegernos a la hora de desarrollar enfermedades como el Alzheimer... Lo invito a seguir leyendo..

0

Cuando hablamos de RESERVA COGNITIVA hacemos referencia al almacén de recursos cognitivos que va tomando forma a lo largo de la vida, modulado por la experiencia, y que puede protegernos a la hora de desarrollar enfermedades como el Alzheimer.

Puede que muchas personas crean que llegada cierta edad, ya no sirve de nada ejercitar la mente si uno se ha hecho antes. Pues bien, esto es absolutamente erróneo; remarcábamos en el artículo anterior que la reserva cognitiva es un término dinámico y como tal, puede ser incrementado en cualquier momento de la vida, sólo hace falta ponerse manos a la obra.

Intentaremos ahora dar una serie de pautas que pueden servir de ayuda. Para empezar, qué duda cabe de que un adecuado estilo de vida es fundamental: llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico, practicar actividades de interés particular, dormir las horas necesarias, en definitiva, llevar una vida ordenada.

Además de los aspectos genéricos brevemente descritos en el párrafo anterior, concretemos en dos procesos fundamentales: la memoria y la atención. Su entrenamiento nos lleva a una mejora de la reserva cognitiva, ese escudo protector del que hablábamos antes.

Tratemos de emplear un rato cada día para su ejercicio. Elijan el momento en el que se encuentran más relajados, dispuestos a pensar y realicen alguna de las tareas que a continuación les propongo:

-Lean un texto y a continuación realicen un breve comentario que incluya la identificación de: la idea principal, otras ideas secundarias, estructura y breve resumen del mismo. Con ello estamos ejercitando, no sólo la lectura, sino también la atención mantenida y la memoria inmediata.

-Realización de puzzles. Ello implica el manejo de piezas en el espacio y además de ayudarnos a mejorar nuestras habilidades constructivas, es otra manera de trabajar nuestra capacidad atencional.

-Pasatiempos. Un libro de pasatiempos es una forma muy completa de entrenamiento. Mediante la realización de tareas como: sopas de letras, encontrar las diferencias entre dos dibujos, unir los puntos hasta crear una figura, los famosos sudokus o autodefinidos, estamos trabajando la atención, memoria, habilidades matemáticas o lingüísticas.

-Observen fijamente un cuadro que tengan en el salón, intenten memorizar todos los detalles, luego cierren los ojos y pregúntense por los distintos elementos que lo forman, así podrán valorar su memoria visual.

-Memoricen una serie de palabras, por ejemplo, la lista de la compra, y después analicen qué estrategia han utilizado, ¿Se han limitado a repetir las palabras una y otra vez hasta que han logrado memorizar todas? Si la respuesta es afirmativa, cronometren el tiempo que han tardado y prueben otra cosa: en vez utilizar la repetición, asocien las palabras creando una frase con sentido, con ello, conseguimos un procesamiento de la información más profundo; recordamos más cosas empleando un menor esfuerzo. Esta estrategia puede generalizarse a los distintos ámbitos de su vida.

-Memoricen el fragmento de un libro. En este caso las palabras se encuentran insertas en un contexto que les da sentido, con lo que la tarea resulta más sencilla que en el caso anterior, pero igualmente útil.

Para empezar se debe llevar un adecuado estilo de vida: Cumplir una dieta equilibrada, hacer ejercicios físicos, hacer algún Hobby que nos guste, dormir las horas necesarias..

-Intenten memorizar esta serie de números: 1936178920061945. ¿Cuánto han tardado en hacerlo bien?, ¿Han utilizado de nuevo la repetición? Prueben ahora a agrupar por fechas: 1936 (Guerra Civil española) 1789 (Revolución francesa) 2006 (año actual) 1945 (final de la Segunda Guerra Mundial). ¿Mejor agrupando de esta manera, o como a ustedes les resulte más cómodo, no?

-Practiquen sus hobbies favoritos: la lectura, pintura o la música, son ejemplos de actividades muy útiles.

Acoplen las tareas a sus intereses: si les gusta la música, intenten retener letras de canciones, con la poesía, lo mismo, con la geografía, capitales de países. Las posibilidades son infinitas y como pueden ver, no exigen mucha elaboración, tiempo, esfuerzo ni dinero. No obstante, no olviden una cosa: es importante que las tareas resulten útiles: de nada sirve pasar el día memorizando números si no lo generalizamos a otros ámbitos de nuestra vida donde queremos funcionar bien.

Les garantizo que, con practicar algunas de las actividades propuestas, se van a sentir mejor, más seguros, su rendimiento en las tareas de la vida diaria se verá incrementado y lo más importante, mejorará su calidad de vida de cara al futuro.

Pero quizás ¿estos avances tecnológicos junto a una alimentación inadecuada, a un descanso insuficiente, a la ausencia de ejercicio físicos y la falta de practicar hobbys contribuyan a "atrofiar" o a enfermar nuestro cerebro?

Busquemos soluciones jugando.

Introducción: El cerebro es también una herramienta prodigiosa flexible que necesita ejercicio para que no se atrofie o caer en problemas aún más serios.

La psicóloga Susana Aguas, especializada en gerontología social, manifestó:

"Es importantísimo que se sepa que todo lo que no se usa, se endurece. Es como los músculos: la memoria no escapa a esa regla".

En las próximas líneas veremos cómo fácilmente podremos ejercitar y entrenar nuestra mente.

Tema: Técnicas de razonamiento, para memorizar y acelerar el procesamiento mental.

Descripción: Maestras y maestros, niños y niñas, abuelos y abuelas... la familia toda podrán ejercitar su mente y reflexionar en torno a la importancia de cuidar nuestro cuerpo.

Tipo de recurso: Para el trabajo colectivo e individual en modalidad de consulta.

Propósitos: Estimular la creatividad para evitar rutinas, en grandes y chicos, de modo de potenciar ambos hemisferios cerebrales.

Mejorar el rendimiento en las tareas de la vida diaria y en la calidad de vida en el futuro, de todas y todos.

Despertar el interés en técnicas de razonamiento, para memorizar y acelerar el procesamiento mental.

Fomentar un estilo de vida saludable:

1. Llevar una dieta equilibrada.

2. Hacer ejercicio físico.

3. Practicar actividades de interés particular.

4. Dormir las horas necesarias.

En definitiva, llevar una vida ordenada.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en