Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaleman escriba una noticia?

¿Pueden pensar las máquinas?

22/10/2010 01:23 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los avances astronómicamente rápidos en potencia de computación, han dividido a la comunidad científica. ¿Pueden pensar las máquinas?. Este articulo aborda desde un punto de vista divulgativo la historia de la Inteligencia Artificial y los problemas a los que se enfrenta

El concepto de maquinas pensantes o seres mecánicos capaces de realizar actividades propia de la raza humana, ha fascinado ha científicos, matemáticos y soñadores en general desde hace muchísimos años.

Ya en el año 1495, Leonardo Da Vinci, gran artista y científico del renacimiento italiano, diseñó un boceto de un robot que podía levantarse, mover la cabeza, agitar los brazos y la mandíbula. Quizás ese sea uno de los primeros humanoides creados por una mente humana. Lo cierto es que con el paso del tiempo, la sociedad ha ido evolucionando y con ella su afán por crear máquinas aún más ambiciosas que la de Da Vinci. La idea siempre ha fascinado a directores de cine y escritores. Desde los robots infantiles de A.I: Inteligencia Artificial de Steven Spielberg a robots asesinos como Terminator, pasando por Yo Robot, película basada en las historias de Isaac Asimov en la que VIKI, el sistema robótico más potente jamás creado por la humanidad se revela contra la misma en su intento de protergerla de su mayor enemigo, la propia humanidad.

Sin embargo el primer robot, fué construido en 1738 por Jacques de Vaucanson, ingeniero e inventor francés que creó un androide que podía tocar la flauta.

La pregunta: ¿pueden las maquinas pensar? ha atormentado al mundo de la Inteligencia Artificial y ha dividido a la comunidad científica. Algunos científicos como el físico Roger Penrose de la universidad de Oxford, consideran la idea misma de Inteligencia Artificial absurda. Aseguran que es imposible crear una máquina capaz de pensar ya que el cerebro humano, argumentan, es el sistema más complejo que la naturaleza ha creado nunca y que cualquier máquina diseñada para reproducir el pensamiento humano está condenada al fracaso.

Sin embargo muchos otros físicos e ingenieros creen no existe ley física que impida la creación de un verdadero robot. A Claude Shannon, considerado padre de la teoría de la información según Wikipedia, se le preguntó en una ocasión la misma pregunta que da título a este artículo: ¿Pueden las máquinas pensar?. Su respuesta fue rotunda. "Por supuesto. Yo pienso ¿no es así?" Por su respuesta puede entenderse que para Shannon los humanos no somos más que maquinas compuestas de otro tipo de material. Material blando en lugar de Silicio u otros materiales duros.

No obstante, el cerebro no se asemeja en absoluto a un ordenador. En un ordenador la computación, obedece a un grupo de reglas previamente elaboradas. Un procesador ejecuta un conjunto de manipulaciones sobre las entradas y produce una salida, con lo cual pensar se localiza en este procesador. Nuestro cerebro por el contrario no obedece a estas leyes. Si a un procesador le quitas un mísero transistor, éste queda inutilizado, sin embargo existen casos en los cuales pueden faltar partes de un hemisferio del cerebro y el otro hemisferio es capaz de tomar el mando y realizar acciones de las cuales se encargaba la parte contraria. Según cuenta Eduardo Punset en su libro "El alma está en el cerebro", el cerebro humano es una maquina de aprender, una red neuronal, que se recablea continuamente después de aprender una nueva tarea. Lo cual indica que los pensamientos no se localizan en un punto sino que estos se reparten por todo el cerebro.

Según el eminente físico teórico estadounidense Michio Kaku, en mi opinión uno de los mejores físicos dedicados a la divulgación en la sociedad actual, dos de los importantes problemas que presenta el desarrollo de la Inteligencia Artificial son; el reconocimiento de pautas y el sentido común. A pesar de que los robots son capaces de ver y oír mejor que nosotros, éstos no entiende lo que perciben.

Con el fin de solucionar estos problemas, los investigadores están tratando de utilizar la aproximación de arriba abajo, que consiste en implantar en robots procesos cognitivos mediante algoritmos que parten de las actividades cognitivas (hablar, cantar, etc.) y luego indaga las operaciones cerebrales que puede producirla. El objetivo, es programar todas las reglas del reconocimiento de pautas y desarrollar el sentido común mediante un algoritmo en un CD. Descifrar el algoritmo de la inteligencia humana y depositarlo en un robot. No obstante esta solución se encontró con un gran muro al detectar que robots muy complicados tardaban una hora en cruzar una habitación. Se necesita mucho tiempo para realizar la computación necesaria que posibilite a la maquina reconocer objetos como mesas o sillas y esquivarlas. Nuestro cerebro realiza todas esas operaciones de forma inconsciente y todo lo que estamos haciendo es resultado de nuestra evolución. Adquirimos sentido común tropezando con la realidad, experimentándola.

La pregunta: ¿pueden las maquinas pensar? ha atormentado al mundo de la Inteligencia Artificial y ha dividido a la comunidad científica

Sin embargo, los investigadores han usado la aproximación de abajo arriba como solución a los problemas anteriormente planteados, se trata de robots que serán capaces de aprender a andar tropezándose. Se trata de programas basados en ensayo y error, lo cual requiere poca potencia de computación ya que no es necesario el almacenamiento de pautas.

Muchos robots pueden consistir en centenares de neuronas realizadas por medio de transistores, sin embargo el cerebro humano dispone de 100.000 millones de neuronas conectadas entre sí formando conexiones neuronales o sinapsis. Existen proyectos que tratan de realizar un mapa de las diferentes conexiones neuronales. Si fuésemos capaces de realizar una cartografía neuronal, podríamos ser capaces de implementar ciertas sinapsis en robots, lo que significaría transmitirle la arquitectura que nuestro cerebro ha conseguido con años de evolución, dotándolos de esta manera de sentido común reconocimiento de pautas.

Cuando comencé ha realizar la investigación para este articulo, me planteaba si era posible que las maquinas pensaran, ahora la que pregunta que asalta a mi cabeza es; ¿cuanto tiempo tardaremos en conseguirlo?. Según Hans Moravec, investigador en robótica en la Universidad Carnegie Mellon, asegura que desde el momento en que se consiga unir los esfuerzos de la aproximación de arriba a abajo y de abajo a arriba, habrán maquinas plenamente inteligentes.

Coincido con Moravec ya que al fin y al cabo nuestro cerebro sintetiza las dos aproximaciones. De pequeño aprendemos según un proceso de abajo arriba ya que tomamos información del medio al toparnos con él. Por otro lado a medida que crecemos, recibimos instrucciones de nuestros padres, profesores o libros, aprendiendo de la aproximación arriba abajo.

La computación se encontrará con un gran problema para 2020. Según afirma Michio Kaku en un video en youtube, la era de del silicio acabará, ya que los transistores alcanzarán tamaños de átomos y este proceso de miniaturización tocará su fin. Creo que esto posibilitará el estudio de otro tipo de materiales, quizás materiales blandos, y descubriremos grandes avances en Inteligencia Artificial.

Tengo la total certeza de que el éxito de la Inteligencia Artificial radica en el estudio más y más profundo de nuestro cerebro. Es irónico que intentemos crear réplicas del mismo, cuando aún no somos capaces de usarlo en su totalidad. Desde el momento en que el cerebro humano no tenga secretos para nosotros, será cuestión de tiempo que con tecnologías lo suficientemente avanzadas podamos ser capaces de replicarlo. La idea de maquinas pensantes tan inteligentes como el ser humano, serán una realidad si conseguimos superar el problema del silicio o también llamado colapso de la ley de Moore. No obstante las leyes de la Inteligencia artificial están aún por descubrir. Quizás la humanidad todavía no este preparada, quizás la evolución sea capaz de crear sinapsis en nuestro cerebro que posibiliten el entendimiento de la Inteligencia Artificial y seamos capaces de desarrollar estas tecnologías.

Para concluir me gustaría dejarles una frase de James McAlear, investigador de los laboratorios Centronix:

"Algún día dentro de los próximos años, dejaremos calladamente de ser la cosa más brillante en la Tierra"


Sobre esta noticia

Autor:
Jaleman (1 noticias)
Visitas:
11183
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

jaleman (23/10/2010)

Este es el primer articulo que escribo asi que agradeceria que me dierais vuestra opinon acerca del tema que se aborda he incluso de mi estilo de redaccion o lo que querais aportar. Lo agredeceria enormemente ya que esto me ayudaria a mejorar proximas publicaciones. Si te ha gustado y te resulta tedioso comentarlo, simplemente votalo y ese simple gesto se traducira en una sonrisa en mi cara, cual efecto mariposa se tratase