Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El pueblo egipcio observa impaciente los intentos para reconstruir la economía

30/05/2011 09:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Cuatro meses después de la revolución egipcia del pasado 25 de enero, la plaza de Tahrir (El Cairo), epicentro de las protestas que acabaron con el derrocamiento de Mubarak y catalizador de las manifestaciones populares contra los abusos de poder en Oriente Próximo y el norte de África, todavía congrega a entre 200 y 300 personas en días laborables que representan a los estratos más pobres de la población, a diferencia de sectores más elevados, educados en universidades y con medio-alto poder adquisitivo, que toman las calles al término de las oraciones de cada viernes.

El nuevo primer ministro egipcio, Essam Sharaf, denomina el actual período como "la era del pueblo" y augura una recuperación económica en los próximos meses dentro de un llamamiento a la unidad y a la cooperación internacional en reconocimiento a la "importancia histórica de este país, esencial para la región". Desde el Gobierno comienza a discutirse la posibilidad de convertir la plaza, cuyo tamaño real no dista del de una glorieta, en un monumento en memoria del cambio en el país y de las víctimas que lo hicieron posible.

Esta es la clase de decisiones de alcance simbólico que el actual Gobierno se siente capaz de adoptar, consciente de que goza de cierto margen de maniobra tras observar que los momentos más tensos de las protestas ya han pasado, que el poderoso Ejército añade a su función estabilizadora el deseo de acercarse al pueblo --por contra, ONG pro Derechos Humanos han declarado el "estado de alarma" al atestiguar "un respeto nulo a la legalidad" en juicios militares a la población--, y que los movimientos islamistas sólo han servido de ruido de fondo a lo que las autoridades interinas egipcias consideran una protesta legítima.

SIN SÍMBOLOS

En Tahrir la gente "se sienta y espera", afirma Nancy, residente en Giza, quien avanza que un día cualquiera de la semana, decenas de personas dormirán al raso "simplemente para demostrar lo pobres que son". Junto a ellos se encuentran niños, jóvenes con pinceles y pinturas de color verde, blanco y negro --de la bandera egipcia, recuperada para la ocasión-- que decoran la piel de los visitantes, así como vendedores ambulantes de afiches en memoria de la revolución del 25 de enero contra el presidente Hosni Mubarak, sentados en los aledaños con el permiso de los concentrados. Todo aquel que intente vender sin el beneplácito del grupo, será expulsado pacíficamente, pero a toda velocidad, de la plaza.

Transeúntes como el matrimonio formado por Engie e Ihab, consideran que Tahrir sigue concentrando población insatisfecha con la "transferencia de poder" efectuada en Egipto. El actual Gobierno, entienden, debe dar paso a un régimen plenamente democrático tras la celebración de las elecciones el próximo mes de septiembre. Lo que existe hasta ahora "no se diferencia de lo visto antes". "Mubarak era un símbolo, y cayó. Ahora no es el momento para que salga un líder de la nada. No queremos líderes. Lo que hay que hacer es rellenar inmediatamente el vacío institucional que existe en el país", asegura Ihab.

Cuatro meses después de las protestas, Tahrir sigue representando una revolución cuyas ventajas son palpables. La primera de todas es la libertad informativa y la presión pública que conlleva sobre las autoridades, incluso en aspectos relativamente intrascendentes en el panorama social, político y económico del país. Un ejemplo, cuando el Gobernador de la provincia del Sur de Sinaí, Abdel Fadil Shousha, ordenó la apertura de una zona de pesca en aguas protegidas tras tener constancia de ataques de tiburones en el bastión turístico de Sharm el Sheij, las presiones de activistas medioambientales consiguieron que revirtiera su decisión inmediatamente. "No duró ni una semana", recuerda satisfecho el responsable de la cámara de actividades submarinas, Hassem Gabr. "Eso es el efecto de la libertad de información".

Más sobre

Es en Sharm el Sheij donde, a unos 650 kilómetros de la plaza Tahrir, se encuentra retenido el derrocado Mubarak. "Y su presencia no se nota en absoluto para el negocio", afirma el presidente de la compañía de ocio marítimo United Submarines, Ashraf Hassen. No obstante, el pasado viernes entre 50 y 60 personas se manifestaron ante las puertas del Hospital Internacional donde está retenido el ex dirigente, sin que se tenga constancia de incidentes. El Gobierno egipcio entiende que este desenlace pacífico es una muestra más de la seguridad existente actualmente en el país, una vez que movimientos como Al Gamaa Al Islamiyya --cuyo objetivo primordial es la instauración de un Estado islámico en Egipto-- parecen haber perdido la intensidad con la que participaron en las primeras semanas de protestas.

"Lo cierto es que ahora hemos entrado en una tercera fase, dominada por las manifestaciones laicas", observa Gabr. "Y para el Ejército, supone un alivio", añade. Una prueba fehaciente fue la ausencia de los militares y radicales en Tahrir el pasado viernes, día de la "Segunda Revolución" que terminó convirtiéndose, según los periodistas del diario 'Ahram' en "una celebración". Ese mismo día, el general Hasan Al Rowaini, miembro del Consejo Superior de las Fuerzas Armadas se reafirmaba en que "este año no terminará sin un presidente electo en el poder", en declaraciones al Canal 2.

Sin embargo, ONG pro Derechos Humanos tienen constancia de "abusos constantes perpetrados por el Ejército durante la transición". La trabajadora de Human Rights Watch (HRW) Heba Morayef aseguraba en un informe publicado este mes que "no hay indicios de que se respete la normativa legal" durante este período. Concretamente, HRW denuncia que el Ejército ha juzgado y sentenciado a más de 5.600 civiles. "La vasta mayoría de los casos consistían en delitos de carácter civil, como el robo, y como tales deberían ser juzgados en tribunales civiles", aseguró, mientras teme que "la constante pérdida de competencias del Poder Judicial termine dañando irremediablemente la transición post Mubarak".

LA BUENA VOLUNTAD DE LOS GOBIERNOS

La recuperación de sectores como el turismo --tras un descenso del 45 por ciento en el número de visitas en el primer trimestre del año respecto del mismo período de 2010-- es primordial para revitalizar la economía del país y salvar el mayor temor de las autoridades: el desempleo. "Cuando algo va mal", afirma el ministro de Turismo, Mounir Fakhri Abdel Nour, "va mal en todas partes". "Soy consciente de que he cogido un sector en crisis", reconoció Abdel Nour. Uno de cada siete egipcios vive de este sector, muchos de ellos guías turísticos por libre que han sido los primeros en sufrir los efectos de la crisis derivada del temor existente todavía a visitar el país.

En respuesta, el actual Gobierno de transición egipcio ha emprendido un programa de medidas drásticas, como la reestructuración de la deuda interna o la ubicación urgente de fondos de infraestructuras para el pago de salarios. En su camino, la ayuda internacional será un aliado inestimable, como se demostró en la pasada cumbre del G-8 en Deauville (Francia), que culminó con un compromiso de más de 20.000 millones de dólares a las transiciones egipcia y tunecina en un período de tres años. "Recomendamos a Egipto que aproveche la buena voluntad de la comunidad internacional", pidió el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Taleb Rifai, en su visita al país este fin de semana.

El escenario internacional no es ajeno a los habituales de Tahrir. Muchos de ellos siguen con interés el efecto de su protesta en otros lugares del mundo, entre ellos España. "Los españoles han dado un paso muy difícil", declara Engie. Sobre lo que sucederá a partir de ahora, su respuesta es tajante. "Esperar y ver. Algo pasará", aseguró.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
6566
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.