Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jgperez escriba una noticia?

Psssst… ¡Es contigo, la responsabilidad es de todos!

19/03/2018 07:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los últimos años, hemos tenido mayor difusión de unos conceptos que eran muy pocos usados en el vocabulario de hace algunas décadas atrás: la Eficiencia Energética (o como lo titulamos en este artículo – EE) y el cambio climático

En los últimos años, hemos tenido mayor difusión de unos conceptos que eran muy pocos usados en el vocabulario de hace algunas décadas atrás: la Eficiencia Energética (o como lo titulamos en este artículo – EE) y el cambio climático.

Al principio del siglo XIX, se entendía como las voces de unos científicos que podían estar exagerando o alterando la realidad de lo que estaban viendo ocurrir con el clima, especialmente cuando se empezó a sospechar de las épocas glaciares y los cambios en el paleoclima; es en ese momento que se identificaría el efecto invernadero natural.

Fue por estas personas; que a partir de los años 60s de ese mismo siglo XIX, en el resto del mundo se comenzó a conocer el efecto que el Dióxido de Carbono (CO2) tenía sobre el calentamiento en la atmósfera terrestre, así como el de algunos otros productos de uso humano, tales como los aerosoles, que se suponía podía causar también efectos adversos en el medio ambiente.

Luego, en los 90s y hasta la actualidad, debido al progreso de la tecnología y la evolución y precisión de los modelos de simulación, han sido clave para comprobar algunas otras hipótesis sobre el cambio climático y los efectos que se están produciendo en el planeta.

Pero tan importante es la determinación de la causa, como la aplicación de las medidas adecuadas para detener y revertir el daño causado a nuestro planeta.

Aunque se podría escribir muchos detalles sobre los descubrimientos de las causas que originaron los cambios climáticos que se están sucediendo en el mundo, en estas líneas se pretende más bien hacer énfasis sobre algunas de las acciones que los seres humanos debemos tomar, para detener el proceso de calentamiento global.

Aunque existen varias iniciativas en diferentes regiones con las orientaciones y acciones pertinentes, teniendo como público receptor y ejecutor de las mismas a los adultos que habitamos en el planeta tierra. Está clara la estrategia, buscar generar un impacto inmediato en las variables que están afectando negativamente el calentamiento global.

¡Concientizar a este segmento de la población, sin duda será la mejor inversión!

Sin embargo, consideramos, sin el menoscabo de lo mencionado, el mayor esfuerzo se debe hacer pensando en el largo plazo, impartiendo enseñanzas a la población de niños en edad escolar hasta los 18 años de edad. Son estos receptores los futuros ejecutores de las acciones que se emprenderán en pro del planeta.

¡Concientizar a este segmento de la población, sin duda será la mejor inversión!

No sólo porque darán continuidad a la labor ya iniciada desde hace algún tiempo, sino también, por el futuro de ellos. Pero más aún, su mayor contribución, será en transferir el mensaje a futuras generaciones, de forma tal que podamos garantizar un mejor mundo para nosotros, ellos y sus descendencias.

Es por ello que venimos trabajando en lo que denominamos la “Cultura EE”, sumándonos a lo que entendemos como iniciativa de varios países a formar y enseñar sobre la eficiencia energética, viéndolo como un factor de suma importancia para reducir el efecto adverso del cambio climático.

Iniciaremos en los próximos días, unas jornadas de instrucción sobre EE en colegios, por otro lado, también en la preparación de instructores. Estos últimos, prestarán un servicio comunitario para trabajar transmitiendo el mensaje de manera voluntaria, son los llamados “facilitadores”.

Es tiempo de poner manos, cuerpo y mente en acción, en pro de un objetivo, que no sólo es noble, va más allá, hacia la creación de la conciencia y de la memoria colectiva, para que de esta manera, todo lo que se haga en favor de la EE y de minimizar el impacto negativo del cambio climático, pueda ser transferido de generación en generación.

Por eso decimos: ¡Es contigo, la responsabilidad es de todos!

José Gregorio Pérez Mendoza

Email: jgperezm@gmail.com

Tiwtter: @jgperezm


Sobre esta noticia

Autor:
Jgperez (7 noticias)
Visitas:
3609
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.