Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El PSOE de Valencia ante el sprint final pre-electoral

05/04/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El PSOE de Valencia ante el sprint final pre-electoral

En un momento en que los valencianos tienen pocos motivos para el entusiasmo y sus arcas no están en condiciones “para ofrendar nuevas glorias a España” tal y como reza su himno regional, la apatía se masca en el ambiente a falta de menos de dos meses para las próximas elecciones y el continuismo político se contempla como algo tan natural que nadie considera probable un cambio tras la cita del 22 de mayo.

El PSOE valenciano, ese gran desconocido

A principios de la pasada semana hice una encuesta (sin rigor metodológico alguno) en un pueblo próximo a Valencia. Pregunté a dos docenas de personas por el nombre del candidato del PSPV-PSOE a la alcaldía de Valencia (Joan Calabuig) y nadie, absolutamente nadie, fue capaz de responderme; menos mal que con el aspirante socialista a la Generalitat hubo algo mas de suerte aunque fue solo un escaso veinte por ciento quien recordara el nombre de Jorge Alarte. En las antípodas se situó el resultado obtenido al preguntar por los candidatos del Partido Popular ya que casi todos los encuestados sabían quienes eran.

Estoy convencido de que si repitiera el experimento en cualquier pueblo o ciudad fuera de la Comunitat Valenciana, la mayoría de los entrevistados reconocerían a Rita Barberá y a Francisco Camps como aspirantes a la alcaldía de valencia y a la presidencia del gobierno autonómico respectivamente.

¿Qué pasa con el PSOE valenciano? ¿Por qué les resulta tan difícil promocionar a sus candidatos cuando han tenido cuatro largos años más el “ regalo ” de una nefasta gestión por parte de un gobierno autonómico diezmado por muchas y presuntas corrupciones? ¿Por qué casi nadie a nivel de calle conoce a los líderes y candidatos del PSPV-PSOE para las próximas elecciones?

Algo huele a podrido en Valencia

Desde hace varios años los valencianos asisten impotentes a las infaustas actuaciones de ciertos políticos que amenazan con su reelección muy a pesar de las acusaciones que sobre ellos recaen y a las que se sienten inmunes.

De norte a sur, Castellón, Valencia y Alicante viven inmersas en una situación totalmente kafkiana que la oposición socialista no ha sabido resolver ni siquiera rentabilizar siendo que casi nadie contempla al PSPV-PSOE como una alternativa real y creíble frente al Partido Popular.

Hace ya demasiado que en la Comunitat Valenciana se rebasó el límite del despilfarro al asumirse unos gastos que casi han producido una quiebra causada por los prebostes que desde hace años engatusan a la ciudadanía con fastos camuflados de “ apuestas de éxito seguro y rentable ” tales como la Copa América, el circuito urbano de Fórmula 1, la visita del Papa a Valencia, el aeropuerto de Castellón, el Parque Temático de Ferrari, el Nuevo Estadio del Valencia CF, el Manhattan de Cullera… ).

Proyectos faraónicos en época de crisis

Estos suntuosos planes e iniciativas han sido un tentador arsenal de proyectos apetecibles para especuladores ávidos de altas rentabilidades a muy corto plazo. Son muchos los años que esta comunidad lleva sufriendo los despropósitos de unas actuaciones que han convertido el erario público valenciano en un pozo sin fondo plagado de impagos, deudas astronómicas y obras canceladas (o ni siquiera iniciadas) que benefician (o han beneficiado y sin duda beneficiarán) a unos pocos mientras muchas necesidades sociales básicas siguen sin estar cubiertas.

Resulta provocador que hoy sábado dos de abril, toda la plana mayor del PP regional y gran parte del nacional hayan celebrado la designación de Rita Barberá como candidata a la alcaldía en el Palacio de Congresos de Valencia mientras a muy pocos metros del edificio permanece en estado de abandono el faraónico macroproyecto del nuevo estadio del Valencia CF cuyas obras quedaron paralizadas sine die hace mas de dos años por falta de fondos y bajo la sospecha de un escándalo urbanístico que aun no ha sido aclarado.

La oposición sigue impotente e ineficaz

Si partimos de la premisa de que el PSPV-PSOE es el único candidato natural a una alternancia en el gobierno de la Generalitat Valenciana resulta irritante que el discurso de los socialistas valencianos siga siendo la crítica de la presunta corrupción de quienes gobiernan o la repetición de reiteradas y cansinas cantinelas sobre de los trajes de Camps, unas obsesionadas reprobaciones que se han quedado en lo anecdótico y aburren al incidir tan solo en la punta de un iceberg que tal vez nunca sepamos que es lo que esconde debajo.

Tampoco los otros partidos de la oposición en las Corts Valencianes (Esquerra Unida y Compromís) se han mostrado resolutivos a la hora de aportar soluciones para acabar con un panorama que sigue siendo el mismo que hace cuatro años cuando los populares obtuvieron su última y enésima mayoría absoluta.

Una marcha contra la corrupción

Convocada por el Colectivo Contra la Corrupción, hace hoy una semana se celebró en Valencia una manifestación en la que 60.000 ciudadanos (según los organizadores) protestaron contra la corrupción y pidieron la dimisión de Camps con lemas como “ No queremos un ladrón como presidente” y algunas consignas graciosillas como “ Te quiero un huevo” o “ Quiero un traje nuevo” .

Pese a la indignación que se percibía en el ambiente, la manifestación no pasó de ser una anécdota y aunque acudieron altos cargos tanto del PSOE (por ejemplo Jorge Alarte) como del resto de los partidos de la oposición, poco se pudo hacer mas que ejercer el derecho al pataleo y exteriorizar un sentimiento de rabia. Recordemos que en octubre de 2009 ya tuvo lugar en Valencia una manifestación por el mismo motivo con la que no se consiguió absolutamente nada.

De luchar contra la abstención a proponerla hay solo un paso

Tras dieciséis años de hegemonía del PP en la Generalitat y veinte en el ayuntamiento de la capital se ha creado un estado de alarma tal que la única posibilidad de un cambio en la Comunitat Valenciana debería pasar por un consenso de toda la izquierda que acabara con la abstención que tantos escaños regalan a la derecha valenciana.

No obstante, y al margen de acuerdos mas bien utópicos, haría falta también una movilización ciudadana útil y que fuera mas allá de crítica estériles y resignadas de tertulias de barra de bar. El objetivo se intuye bastante claro: incentivar a los descontentos en busca de una reacción por el cambio que les haga abandonar la apatía que les ha conducido al desaliento, el acatamiento y la mansedumbre.

Sin embargo, hay otros planteamientos que apuestan por soluciones mas radicales al propugnan una abstención masiva que llegara a desautorizar moralmente la victoria que pudiera conseguir el PP si la participación fuera mínima. Quienes así piensan abarcan un amplio espectro que va desde los sectores antisistema mas extremistas hasta muchos demócratas desencantados que estarían decididos a romper con las reglas del juego aunque fuera solo por solo una vez.

Colofón al “ problema valenciano”

Es difícil aventurar cual pueda ser la salida que ponga punto y final definitivo al “ problema valenciano” , un fenómeno sociológico que sigue siendo una incógnita y que plantea el reto de llegar a entender como un partido tocado por la corrupción y que está bajo sospecha pueda ganar unas elecciones tras otras, en la Comunitat Valenciana y, lo que es mas insólito, por mayoría absoluta.

Alberto Soler es escritor y licenciado en Medicina

lainfinitaespiral.blogspot.com


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
3028
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.