Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El PSOE avanza con ERC y Bildu y sienta las bases para una cerrar una investidura exprés

18/12/2019 06:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La primera jornada de la ronda de contactos entre el PSOE y el resto de grupos parlamentarios en el Congreso estuvo rodeada por la opacidad y el secretismo que presiden desde su comienzo las negociaciones para la investidura. Pero lo cierto es que las reuniones mantenidas con Más País, Compromís o EH Bildu sirvieron para encarrilar una investidura que, no obstante, aún no tiene fecha y que el PSOE asume que depende de ERC y que podría celebrarse pasado fin de año, pese a su previsión inicial.La portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, y su número dos, Rafael Simancas, se reunieron ayer en el Congreso con un total de cinco partidos: Más País, Compromís, ERC, JxCat, EH Bildu y la CUP. Las conversaciones se produjeron en el marco de la ronda de conversaciones que está manteniendo esta semana el PSOE con todas las formaciones, y de hecho ERC rechazó considerarlas parte de la negociación para la investidura.Pero aunque los republicanos hicieran esa precisión, la discreción fue aún más acusada que en los anteriores encuentros. Ni el PSOE ni ERC ofrecieron explicaciones públicas sobre lo que se habló en la reunión, si bien fuentes conocedoras de la cita insisten en lo que los socialistas ya asumen desde hace días: que es probable, aunque aún no seguro, que de haber investidura esta podría producirse en enero.El PSOE no renuncia a su plan inicial, que pasa por tener Gobierno antes de que acabe el año. En esta hipótesis, el pleno se llevaría previsiblemente a la última semana de diciembre, probablemente entre los días 27 y 30. Pero fuentes socialistas señalan que la fecha del 31 de diciembre no es un "fetiche", y muestran su total disponibilidad a que la investidura se retrase a 2020 si eso facilita el acuerdo con ERC.Precisamente los republicanos encaran unos días claves de cara a su posición en la investidura. Este jueves se prevé que la justicia europea haga pública su sentencia sobre la inmunidad parlamentaria de Oriol Junqueras. Si la resolución fuera favorable a Junqueras supondría un importante espaldarazo para el independentismo y un golpe para el Estado. Y ERC ya ha anunciado que, de considerar la sentencia que el Supremo violó la inmunidad de Junqueras como parlamentario al no permitirle salir de prisión para tomar posesión del acta de eurodiputado, exigirá que esos derechos se le restablezcan.Además, ERC celebrará este sábado un congreso en el que no se renovará su dirección, pero sí se discutirá y aprobará una nueva hoja de ruta política. Salvo sorpresa, las bases de los republicanos ratificarán la estrategia de pacto y negociación con el Estado que, desde hace meses, mantienen los republicanos. Pero la ponencia que se someterá a debate y votación no descarta, en último término, la vía unilateral para conseguir la independencia. Y eso podría redoblar la presión al PSOE, también interna, para que no pacte con ERC.Con ese panorama, el mensaje que traslada ERC sigue siendo el mismo que desde hace unos días: que, aunque siguen negociando, no tienen ninguna prisa para cerrar la investidura, y que es mejor esperar unas semanas más para cerrar un acuerdo que correr y que termine estallando.En cualquier caso, en el PSOE cunde la sensación de que la elección de Sánchez como presidente del Gobierno y la fecha en la que se produzca dependen casi únicamente de lo que haga ERC. Y es que las negociaciones con el resto de los partidos necesarios para la investidura ?Más País, Compromís, PRC, Teruel Existe o BNG?, según fuentes de los socialistas, marchan razonablemente bien, y podrían cerrarse rápidamente en cuanto ERC llegase a un acuerdo con el PSOE.En este sentido, lo que decidan EH Bildu o JxCat es importante, ya que la abstención de alguno de ellos en lugar de su voto negativo en la investidura haría innecesario el voto favorable de Coalición Canaria, cuya portavoz, Ana Oramas, ha mostrado reticencias a apoyar un pacto de coalición en el que esté presente Unidas Podemos y se apoye en los independentistas.Este martes, el PSOE se reunió tanto con los nacionalistas vascos como con los catalanes. Ninguno de los dos ofreció apenas detalles sobre el encuentro. JxCat se limitó a señalar que su 'no' a Sánchez no ha cambiado, aunque afirmó que la reunión fue "cordial" y se acordó "seguir hablando". EH Bildu, por su parte, se felicitó por el "clima cordial, constructivo, respetuoso y sincero" de la cita y aseguró que es "un paso en la buena dirección".No obstante, la formación abertzale también informó de que planteó en el encuentro varias reivindicaciones al PSOE. Esta "agenda social vasca" gira fundamentalmente en torno a tres cuestiones: la "revisión" de la política penitenciaria, la "reversión de los recortes sociales" y de derechos civiles y la asunción del derecho de autodeterminación para "los pueblos y naciones del Estado".El PSOE mantuvo buena sintonía con los independentistas vascos en las cuestiones de ámbito social, aunque ese entendimiento no se produjo con respecto a los planteamientos territoriales de EH Bildu. Pero lo más positivo de la cita para los socialistas, según fuentes conocedoras del encuentro, es que el PSOE sacó la conclusión de que los abertzale están dispuestos a estudiar facilitar la investidura de Sánchez con una abstención, la misma posición que adoptaron en la fallida sesión de julio.También hubo buenas noticias para el PSOE en la reunión que mantuvieron Lastra y Simancas con Íñigo Errejón y Joan Baldoví, los portavoces de Más País y Compromís, respectivamente. Ambas formaciones ya habían anunciado que no bloquearían la investidura, y se mostraron totalmente dispuestas a votar a favor de Sánchez, aunque plantearon algunas condiciones programáticas.Errejón entregó al PSOE un documento con varias reivindicaciones para la investidura. En el plano ecologista, conformar una "Mesa Nacional de Transición Ecológica" que redacte un pacto de Estado verde que se comprometa a reducir las emisiones contaminantes un 55% para 2030. En lo relativo a "justicia social", el aumento del IRPF a las rentas superiores a los 150.000 euros o triplicar el actual parque público de vivienda. Y en lo referente a la igualdad, revisar en el Código Penal los delitos de agresiones, abusos y acoso sexual Código Penal para clarificar "la condición de consentimiento".Errejón afirmó sentirse optimista sobre la posibilidad de que haya Gobierno. Y en los mismos términos se expresó Baldoví, que se mostró convencido de que "la cosa puede salir" y planteó su principal reivindicación: la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación autonómica en ocho meses y la aprobación de mecanismos de compensación que beneficien a comunidades como la Valenciana, históricamente perjudicada por el actual modelo.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (36342 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1715
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.