Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.neuromente.com escriba una noticia?

LA PSICOLOGIA DE LA TENTACION ANTE ALIMENTOS SABROSOS

14/06/2010 11:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es un secreto que ponerse a dieta para perder peso o por otros motivos puede ser todo un reto, ni que la tentación ante algunos alimentos puede hacer aún más difícil no saltarse esa dieta. ¿Por qué nos invade a veces ese fuerte deseo de comer un determinado alimento?

Aunque la tentación ante algunos alimentos es una experiencia común, los científicos sólo recientemente han comenzado a estudiar en detalle cómo surge el anhelo de comer ciertos alimentos.

Las psicólogas Eva Kemps y Marika Tiggemann de la Universidad Flinders, Australia, revisaron las investigaciones más recientes publicadas sobre el deseo hacia algunos alimentos y cómo éste podría ser controlado.

Una cosa es tener hambre, como por ejemplo tras haber pasado muchas horas sin comer nada, y otra muy distinta sentir una fuerte apetencia de tomar un determinado alimento pero no de comer otros. Lo que diferencia esto último del hambre verdadera radica en la especificidad de la apetencia. No queremos comer cualquier cosa; queremos patatas fritas o esas galletas de chocolate. Muchos de nosotros experimentamos de vez en cuando un deseo intenso de comer ciertos alimentos, pero para ciertos individuos estos antojos pueden plantear serios riesgos para la salud. Por ejemplo, se ha demostrado que esos anhelos de comer ciertos alimentos promueven el que las personas afectadas se den atracones tremendos, que pueden conducir a la obesidad y a trastornos alimentarios. Además, ceder a esas tentaciones puede generar sentimientos de culpa y vergüenza.

¿De dónde proviene el anhelo por algunos alimentos? Muchos estudios sugieren que las imágenes mentales podrían ser un componente clave: Cuando las personas desean intensamente un alimento específico, tienen en su mente imágenes vívidas de ese producto anhelado. Los resultados de un estudio mostraron que la fuerza del deseo de los participantes estuvo ligada a cuán vívidamente se imaginaban dicho alimento.

Las imágenes mentales, ya sea al imaginar alimentos o bien cualquier otra cosa, emplean recursos cognitivos. Diversos estudios han mostrado que cuando las personas están imaginando algo, les resulta más difícil realizar tareas cognitivas. En un experimento, los voluntarios que estaban anhelando comer chocolate recordaban menos palabras y tardaban más en resolver problemas matemáticos que los voluntarios que no lo anhelaban. Estos vínculos entre el deseo por algunos alimentos y las imágenes mentales, junto al hallazgo de que las imágenes mentales emplean recursos cognitivos, podrían ayudar a explicar por qué el deseo por algunos alimentos puede ser tan perturbador: Mientras estamos imaginando un alimento específico, muchos de nuestros recursos cognitivos están enfocados hacia ese alimento, y tenemos dificultades para realizar otras tareas.

Los últimos hallazgos sugieren que esta relación también podría darse en sentido contrario: Puede ser posible recurrir a realizar tareas cognitivas para reducir el deseo impulsivo de comer un alimento. Aquí podría abrirse una nueva línea de investigación, que podría quizá acabar conduciendo al diseño de juegos de atención mental para tenerlos disponibles en el teléfono móvil o en otros dispositivos de uso común, y jugar con ellos en los momentos difíciles para escapar a la tentación de comer esa golosina que tanto apetece pero que no nos conviene.

Scitech News


Sobre esta noticia

Autor:
www.neuromente.com (218 noticias)
Visitas:
2896
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.