Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Upad Psicología Y Coaching escriba una noticia?

Psicología Educativa: Los hijos de la ira

06/10/2016 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy reflexionamos sobre los beneficios que obtendrán nuestros hijos en el futuro si somos capaces de invertir tiempo en educarlos en el diálogo y la comprensión cuando son pequeños

Parafraseando la obra magna de Dámaso Alonso, en la que el autor ofrecía su visión de una sociedad deshumanizada, cargada de sinsentidos, desde una perspectiva poética, y curiosamente, con ciertos paralelismos respecto a la sociedad actual, pese a datar de mediados de los años 40, desde la UPAD Psicología y Coaching queremos ilustrar aquí la importancia de la gestión emocional durante la educación, en el caso específico de la IRA.

Siendo honestos, vivimos en un mundo en el que el reloj marca nuestros pasos de manera determinante. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, debemos correr para cumplir con nuestras ajetreadas agendas. Asearse, alimentarse bien, llevar a los niños al colegio, llegar en hora al puesto de trabajo aguantando el atasco de rigor, cumplir con los objetivos laborales en tiempo y forma, recoger a los niños, llevarles a sus actividades extraescolares, dedicarle tiempo a la familia y las amistades…, la lista de tareas se antoja interminable en el mejor de los casos. Y una vez en casa, cumplir con la no desdeñable obligación, de educar a nuestros hijos. Como os podéis imaginar, nuestros niveles de motivación para gestionarlo de una manera controlada, sin abandonarse al imperativo jerárquico del “lo haces porque lo digo yo y punto”, se pueden llegar a antojar como una misión imposible.

Invertir tiempo en instruir una buena educación durante la edad infantil aportará los cimientos básicos para afrontar la edad adulta con garantías

Sin embargo, cuando decidimos tener hijos, y por consiguiente educarlos, sería conveniente aceptar, que las semillas que plantemos terminarán aportando su fruto. Por todo ello, afrontar dicho reto tendría que interpretarse como si de una lección continúa de paciencia se tratase, siendo conscientes de que educando en la ira, los gritos y la agresividad para imponer posturas, en lugar de desde la educación, la comprensión y el respeto, estaríamos transmitiendo un mensaje erróneo para su futuro, consistente básica e inconscientemente en declarar, que los gritos y la agresividad son una buena herramienta para solucionar conflictos y que, haciéndolo sus propios padres, cualquiera podría hacérselo. Y probablemente, dicha conclusión no sea del todo equivocada, porque en los primeros años de nuestra prole, el miedo al carácter de papa o de mama, pueden servirnos para salirnos con la nuestra, pero ¿qué pasará cuando ese niño se convierta en adolescente y ya no se impresione con nuestros gritos e imposiciones? Probablemente se rebele, utilizando gritos y agresividad en lugar de diálogo y comprensión.

No queremos trasladar desde aquí que se trate de una tarea fácil lógicamente, partiendo de la base del estilo de vida predominante en el que nos desenvolvemos. Pero lo que si queremos afirmar, es que vale la pena intentarlo.

Eduquemos a nuestros niños a través del diálogo y la comprensión

 


Sobre esta noticia

Autor:
Upad Psicología Y Coaching (5 noticias)
Visitas:
1531
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.