Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gmwebstrategy escriba una noticia?

Prótesis oculares con cámaras de video incorporadas

12/01/2012 19:55

0 En los últimos años, el campo de las protesis oculares ha tenido un amplio avance tecnológico. Las investigaciones y desarrollos actuales posibilitan el alcance de resultados hasta ahora inimaginables, como es el caso del “Proyecto Eyeborg”

0

P { margin-bottom: 0.21cm; }a:link { color: rgb(0, 0, 255); }a.western:link { }a.cjk:link { }a.ctl:link { font-family: "Times New Roman"; }

En los últimos años, el campo de las protesis oculares ha tenido un amplio avance tecnológico. Las investigaciones y desarrollos actuales posibilitan el alcance de resultados hasta ahora inimaginables , como es el caso del “Proyecto Eyeborg”.

El objeto de este proyecto EYEBORG consiste en colocar una microcámara dentro de la cascarilla cosmética y emitir todo lo percibido en una pantalla portátil.

La idea original es de Rob Spence, un cineasta canadiense que perdió su ojo derecho a los 9 años de edad en un accidente con armas de fuego. El Proyecto EYEBORG combina el arte con la ingeniería biomédica para poder colocar una cámara de video y componentes secundarios dentro de las prótesis oculares.

Este proyecto presupone un enorme desafío a la tecnología de miniatura. La mayor restricción es el espacio disponible en las prótesis oculares que debe utilizar Rob Spence. Las proporciones de esta prótesis son mayores a las de una prótesis ocular normal, esto se debe a que el paciente no tiene alojado un implante ocular, obteniéndose así mayor capacidad para colocar una prótesis mayor. Esta adecuación sería impracticable por el momento en una cascarilla cosmetica delgada.

Para aquellos pequeños con microftalmia y anoftalmia bilateral, los logros que puedan obtenerse en este sentido podrían significar un cambio radical en la calidad de vida de estos pacientes

El espacio que sobra como vacante para situar una cámara dentro de la prótesis ocular es de 8 milímetros cuadrados, por este motivo se utiliza la cámara más pequeña del mundo de 1, 5 milímetros cuadrados. La dificultad es que además del lente de la cámara se necesita ubicar una fuente de energía, un procesador de imágenes y un transmisor Wi-Fi.

Una de las dificultades mayores es el peso, dado que damnifica la retención en la cavidad ocular, y trae problemas en el estética final.

Por otro lado este desarrollo puede ser el principio de futuros avances que posibiliten enlazar de alguna manera estas imágenes con el cerebro para ayudar a pacientes ciegos. Para aquellos pequeños con microftalmia y anoftalmia bilateral, los logros que puedan obtenerse en este sentido podrían significar un cambio radical en la calidad de vida de estos pacientes. Es un terreno en el que todo está por hacerse.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en