Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Prospera Cumbre de Copenhague a favor de países en vías de desarrollo

11/12/2009 15:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los preacuerdos de la 15 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático inclinan la balanza a favor de los países en vías de desarrollo, al acercarse más a sus propuestas para un acuerdo global climático. Este viernes, los grupos de trabajo de cooperación de largo plazo y de implementación del Protocolo de Kyoto emitieron sus documentos de preacuerdos entregados a las delegaciones para su estudio y traspaso a los grupos de trabajo de la ronda de alto nivel. Los 192 países que participan en la Conferencia que se realiza del 7 al 18 de diciembre en esta capital, iniciaron desde este viernes la revisión de los documentos, valorado en términos generales como "abiertos, incluyentes y que permiten continuar la negociación". "Hay progresos significativos para la adaptación (de países en vías de desarrollo) al cambio climático, la reforestación, la transferencia tecnológica, pero falta la visión de largo alcance", dijo el jefe de Cambio Climático de Naciones Unidas (ONU), Yvo de Boer. En rueda de prensa, recalcó que los textos toman los márgenes y las opciones, mientras que falta por definir en cifras los compromisos de las naciones desarrolladas en reducción de emisiones de efecto invernadero y las acciones de los países en vías de desarrollo para detener el crecimiento de las suyas. Indicó que la negociación para tener un solo Tratado que englobe todos los cuerpos existentes en la lucha contra el cambio climático "no está aún así puesto en la mesa de negociación, ya que se deja la opción que piden muchos de mantener el Protocolo de Kyoto con algunas adiciones". "La inmensa mayoría de los países quiere seguir bajo las opciones de esta negociación", el Protocolo de Kyoto y Plan de Acción de Bali, lo que abre la puerta a la continuación del Tratado, aunque no cierra la posibilidad a un nuevo acuerdo único que integre todos los elementos, dijo. Las reacciones fueron favorables y sólo el jefe de la Delegación de Estados Unidos, Todd Stern cuestionó el hecho de que el documento de cooperación a largo plazo fije "deberes" para los países desarrollados. Pero que deje libertad a los países en vías de desarrollo en cuestión de recorte de emisiones de gases de efecto invernadero, señaló. Fuentes de la Unión Europea (UE) criticaron también el lenguaje utilizado en este texto que enfatiza "en que las obligaciones parece que sólo son de una parte, por usar el término ‘deber’ para tales acciones condicionadas en un acuerdo jurídico vinculante". La redacción de este texto, compuesto de ocho páginas, favorece a los países en vías de desarrollo al no ponerles obligaciones bajo acuerdo jurídico, sino referir que sus acciones para reducir emisiones son voluntarias. Asimismo, sobre el texto del Protocolo de Kyoto, de 30 páginas, las fuentes de la UE también aseguraron que favorece a los países en vías de desarrollo porque abre la puerta a la continuación del Tratado, aún cuando las naciones ricas insisten en que haya un nuevo acuerdo. Recordaron que una de las razones para ese nuevo instrumento, "es que Estados Unidos que no es parte del Protocolo de Kyoto, pero sí de la Convención, debe quedar en el mismo nivel que los demás (desarrollados) en un acuerdo jurídicamente vinculante". Además, precisaron que otra de las cuestiones que les favorece es que los documentos se aplican al segundo periodo de cumplimiento del Protocolo de Kyoto para el que fijan fechas entre 2013 y 2020, siendo que hasta entonces no asumirían obligaciones más contundentes. Las organizaciones no gubernamentales, como Greenpeace, WWF (Fondo Mundial por la Naturaleza) y Oxfam destacaron que los documentos son un avance, pero se requiere asegurar que se trata de un acuerdo que se traduzca en acciones. El documento del grupo de cooperación de largo plazo precisó que todos los países del mundo deben reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero que van entre un 50 a 95 por ciento en el año 2050 sobre los niveles de 1990. Para el caso de los países desarrollados estableció que tienen que ser en opciones que van entre un 75 a 95 por ciento en el año 2050 sobre los niveles de 1990, pero antes el año 2020 en un 25 y hasta un 45 por ciento. Para los países en vías de desarrollo se piden acciones voluntarias de mitigación al cambio climático que permita una limitación de sus emisiones en su conjunto entre un 15 a un 30 por ciento en 2020. En materia de financiamiento, el documento precisó que deben ser los países desarrollados los que provean de recursos a las naciones en vías de desarrollo y con un nuevo mecanismo para que sean recursos públicos. Para el sector privado "y otros recursos innovadores de fondeo" se considera complementaria su parte de financiamiento respecto de los fondos públicos. La propuesta abre la puerta para que se pueda crear un fondo con aportaciones de todos los países (no sólo los industrializados) a excepción de los menos desarrollados a partir de 2013 con base en indicadores de escala que sean adoptados por la Conferencia. Es aquí donde se abren las expectativas para la propuesta de México de un Fondo Verde en el financiamiento en la lucha global contra el cambio climático y en la que cuenta con el apoyo de Noruega, Reino Unido y Australia. En el punto 39 del texto sobre cooperación de largo plazo se exponen las dos opciones para el financiamiento a partir de 2013: aportado por los países desarrollados o bien por todos los países con excepción de los menos desarrollados, que es como precisa la iniciativa mexicana. Asimismo, se incluyen las opciones de que las aportaciones de los países sean a través de una precisión fija o bien por una escala de indicadores, como se plantea para el Fondo Verde. La propuesta mexicana es una de las más aceptadas entre países desarrollados y países emergentes, aunque es cuestionada por muchos en vías de desarrollo porque implica que también ellos realicen aportaciones. La iniciativa del Fondo Verde exenta de esta contribución a países en condiciones de mayor vulnerabilidad y pobreza y pide las donaciones según algunos criterios como Producto Interno Bruto, nivel de emisiones de gases de efecto invernadero y población total.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2134
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.