Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Propulsión espacial por haces de energía: un sueño a nuestro alcance

07/09/2009 01:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La propulsión por haz (BEP) de energía es mucho más que un sueño o una idea: es una poderosa y capaz tecnología que transformará radicalmente el futuro del transporte aéreo y espacial. Es física, no imaginación

Propulsión espacial por haces de energía: un sueño a nuestro alcance La propulsión por haz (BEP) es mucho más que un sueño o una idea: es una poderosa y capaz tecnología que transformará radicalmente el futuro del transporte aéreo y espacial. Es física, no imaginación.

BEP nos permite construir y hacer volar vehículos y hiperenergéticos impulsados por fuentes remotas de laser, microondas y ondas energía por ondas milimétricas. Estos vehículos tendrían rendimientos tan altos que serían imposibles de alcanzar mediante motores tradicionales basados en la combustión. Los vehículos propulsados por BEP serán más "verdes", seguros, pequeños ligeros rápidos y mucho más eficientes que cualquier medio existente de vuelo.

La propulsión por haz es en esencia una forma de tecnología limpia. Emplea electricidad, que puede producirse de una forma ecológica. No importa si la electricidad tiene un origen solar o terrestre, si es por viento, fisión, fusión, hidroeléctrica, u otras. Por lo cual podemos escoger la forma de producir la que una forma ecológica y responsable. Aquí vemos el surgimiento de nada menos que una infraestructura de energía sostenible, una que nos permita destinar el petróleo, un recurso demasiado precioso para quemarlo a la producción de sustancias químicas.

A través de la historia del transporte humano, dos factores son claves en los límites de la velocidad, distancia y altura que podemos conseguir: la densidad de energía de nuestros motores, y la densidad de energía de nuestros combustibles. Pero, ¿qué pasaría si dejáramos en "combustible" y explotáramos en la energía de propulsión por haz? ¿Qué pasaría si tuviéramos la potencia total de una planta de energía que un avión o una nave espacial dedicada a elevar la estructura que soporta los motores y la carga?

Este sistema representaría un importante avance de el propulsión aeroespacial, permitiendo en primer lugar un acceso asequible al espacio para lanzar constelaciones de enanos satélites, y finalmente trasportar seres humanos que pasarían de ser meros terrícolas a la viajeros espaciales. No solamente podríamos elevar 100 veces más carga con una cantidad determinada de energía, sino que podríamos hacerlo con energía eléctrica barata. Olvidándonos del combustible, también podemos hacer el vuelo espacial mucho más seguro.

El acceso barato al espacio no tiene tanto de revolucionario. De la misma forma que los motores de combustión interna, la electricidad, los teléfonos, los ordenadores, en la Internet, y la aviación han cambiado fuertemente nuestras vidas, forma nuestras vidas serán cambiadas de la misma manera, de nuevo al obtener acceso barato al espacio cercano. Podríamos canalizar los vastos recursos del sol y los recursos materiales de los asteroides cercanos, a la vez que expandirnos hacia este nuevo ambiente. Entraríamos entonces en una nueva era para la humanidad de que, en la nueva era del vuelo sostenible.

Esquema de una nave propulsada por haces de energía

¿Es la propulsión por haz un sueño loco futurista? Es interesante advertir, que una pequeña nave miniatura propulsada por láser ya ha volado (ver video en la parte de arriba). En un conjunto de experimentos realizados hace casi 10 años, una nave ligera del tamaño de un plato se lanzó con éxito utilizando un láser militar (uno no optimizado para la propulsión) en la base de White Sands en nuevo México hasta 71 m de altura. Éste récord de altura todavía permanece. En una generación, la ciencia y tecnología necesarias para construir una nave de tamaño real han evolucionado hasta la madurez y está a punto para la comercialización. Todo lo que se necesita es construirla. El problema ha pasado del ámbito científico al de la ingeniería, y es sencillamente un asunto de voluntad.

Fuente original Space.com


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Visitas:
11951
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.