Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Pronóstico Cero

19/10/2010 17:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estimados todas/os/es

Ya estamos llegando al final del campeonato y, por todos los lados, se puede leer que este es el campeonato más reñido de la historia. La verdad es que a mi memoria solo viene uno similar a este, que fue la temporada 1981 en la que Piquet senior se proclamó por primera vez campeón del mundo con el precioso (a mis jóvenes ojos) blanco y azul Parmalat-Brabham. En ella, hasta cinco pilotos tuvieron más o menos esperanzas de ser campeones. Piquet consiguió ser el primero en tres grandes premios y, gracias a su regularidad y a que su compañero de escudería nunca estuvo a la altura, se proclamó campeón. Por otro lado Reutemann y Jones con Williams empataron a dos victorias, quitándose puntos entre ellos que podrían haber sido determinantes al final del campeonato. Si tan solo en los dobletes la escudería hubiese estado más fina, apostando claramente por un piloto (lo mejor hubiese sido por el argentino y no por el favorito australiano), el resultado hubiese sido completamente distinto. Laffite también consiguió dos victorias con su azul Ligier. Mientras que el Profesor Prost con la avispa Renault obtuvo, como el campeón, tres victorias y fue el último clasificado de los cinco magníficos, por culpa de la inmensa cantidad de abandonos. De hecho en esa temporada solo tuvo dos posiciones, a saber, en el cajón del pódium o en los boxes re-tirado. A Prost siempre se le achacó que era muy frio conduciendo y que manejaba sus coches con guante de seda, evaluando hasta el infinito todas las posibilidades de él y su coche ¿Pero alguien se lo puede reprochar después de esa temporada? Por último, he de comentar que esa temporada dejó tan exhaustos a los pilotos que al año siguiente, un mediocre Rosberg senior con Williams consiguió ser campeón tras una única victoria.

image

© M. Heigan A falta de tres carreras para finalizar esta temporada volvemos a tener cinco pilotos que podrían ganar el campeonato. Y como los números son el principio de todas las cosas, intentaré ilustrar que esta sesión está siendo la más competida. Para ello lo que muestro en la gráfica inferior es cómo ha evolucionado la diferencia en puntos entre los cinco pilotos en función del Gran Premio disputado. De los resultados globales podemos decir que nunca nadie tuvo una ventaja, sobre el peor clasificado de los cinco, superior a la máxima que se obtiene ganando dos carreras (50 puntos). Las máximas diferencias (eje Y o vertical) las encontramos entre los buenos amigos de Hamilton y Alonso, después de la carrera de Silverstone (eje X u horizontal, carrera o posición 10); y otra vez entre Alonso, siendo el último, y en este caso Webber, tras la carrera de Spa (posición 13).

Además de esas cosas más o menos obvias, la gráfica nos permite intentar predecir el futuro al estilo de los economistas, viendo cual es la tendencia (o tangente de la curva o derivada de la misma, para los más científicos). Como en el caso de los economistas, debemos imponer ciertas restricciones para ver estas tendencias y la más simple es considerar tan solo dos puntos de la misma, la situación después de Japón (posición 16) y una inicial. Me parece adecuado ver dos tendencias, una a largo plazo, que empieza después de la carrera de Silverstone (posición 10) y otra a corto plazo, que empieza después de la carrera de Monza (posición 14). Para ver la famosa tangente, derivada o tendencia (¡Como les gusta a los especialistas usar palabros que no son entendibles!) solo tiene usted que unir el punto final con el inicial elegido, de un piloto cualquiera, y ver si la linea que une ambos puntos, o regla usada para ello, va hacia abajo o arriba (¿Simple, no? ¡Así son las matemáticas!).

La tendencia a largo (16-10) o corto (16-14) plazo de los pilotos de McLaren es claramente negativa, por lo que se podría decir que tienen pocas esperanzas de ganar el campeonato. Esto también lo corrobora las declaraciones de Hamilton después de Suzuka, en las que ya empezaba a borrarse para el titulo final. Y los medios británicos, como la BBC, también parecen creerlo, ya que han arreciado últimamente sus destructivas injurias personales hacia Alonso, al que consideran el rival más duro. Si nos fijamos solo en las líneas amarilla y gris (Hamilton y Button, respectivamente) vemos que han corrido bastante en paralelo, con alguna intersección, lo que nos está diciendo que ambos pilotos son bastante iguales en resultados. Sobre todo, si tenemos en cuenta que a Hamilton lo glorificamos como el piloto más agresivo de la parrilla y a Button como un chichinabo que solo alcanza el nivel que da el coche ¡Bueno! Pues esta gráfica nos dice que el sumatorio global de los éxitos/cagadas de Hamilton es igual al obtenido por el nohagoruido Button ¿Deberíamos de empezar a bajar la cotización de Hamilton? image © PdA

La tendencia a corto plazo (16-14) de los otros tres pilotos es positiva, siendo más positiva (tangente o ángulo mayor) en el caso de Vettel. Luego si se sigue esta tendencia, el ganador inexcusablemente va a ser Vettel (¡Como me lea Horner me ficha de correveidile!).

¿Pero que dice la tendencia subyacente? Pues a largo plazo (16-10), la tendencia muestra un parón (linea  o regla paralela al eje horizontal) para ambos pilotos de Red Bull, se sitúan al mismo nivel. Ligeramente positiva para Webber y negativa para Vettel. Solo Alonso muestra una derivada positiva a largo plazo, que implicaría que él va a ser el campeón de este año (¡Montezemolo, que puedo pedir una excedencia e irme con vosotros!).

Una vez mostrado los resultados con los ojos de un economista, maticémoslos con los de un aficionado raso y voluble como el que escribe. Aunque Hamilton parece fuera, él es extremadamente bueno cuando no tiene presión y nadie espera nada, pero cuando la gente empieza a verlo como campeón su fuelle disminuye mucho. Podemos recordar los casos de las temporadas 2007 y 2008. En ambas sesiones, cuando se sintió campeón, sus resultados empezaron a ser malos por distintas cagadas del tipo de tocar botones inadecuados, salidas de pista, choques varios ¡Vamos lo que hemos visto en estas últimas carreras! Luego aunque parece fuera, ahora es mucho más peligroso de cara al titulo, ya que nadie lo espera.

Por otra parte, aunque la tendencia a corto plazo de Alonso no es la más positiva, su equipo tiene la ventaja de que han salido vivos de los circuitos menos favorables, y los que quedan son algo más benignos a sus intereses, por lo que no hay que olvidarlos. Sin embargo, Vettel es el favorito de las tendencias a corto plazo (pendiente hacia arriba más cerca de la linea vertical) y por lo tanto también de esta predicción economicista.

No se preocupen, que si me equivoco en mi pronóstico (¡Seguro!) siempre podré decir que en lugar de tomar como referencia las carreras de Silverstone y Monza, tenía que haber tomado otros puntos de referencia, siguiendo el modelo económico clásico de explicación de sus fracasos en las predicciones pasadas.

Lo último sería un ruego para la temporada 2011 ¡Que no gane ningún mediocrillo por el cansancio del 2010!

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
5642
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.