Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seduccionysuperacion escriba una noticia?

Programando nuestro cerebro para resolver conflictos

24/05/2011 23:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seguro que todos podemos recordar algún momento en el que tuviéramos la impresión de estar cayendo un profundo abismo mientras nos vamos sintiendo cada vez más fracasados y los temores, angustias y frustraciones en torno nosotros mismos, comienzan ha hacer estragos. Se conoce como el inicio de auto – flagelación y hace referencia a la necesidad que tenemos las personas de escapara de los que nos ahoga, asusta o provoca inseguridad.

Ante un problema, los síntomas se suceden, no hablamos únicamente de las emociones sino y como relación causal de su efecto en la somatización de nuestro cuerpo, tensiones y dolores musculares, aumento de la presencia de migrañas y elevación de la tensión arterial, son los ejemplos más tangibles de síntomas físicos asociados a una situación de estrés o angustia.

La teoría siempre es fácil y sin duda, no resulta complejo identificar por qué esta espiral es una de las más destructivas, causante de un gran número de diagnósticos de depresión primaria y, totalmente controlable si, las emociones se producen en nuestro cerebro y éste si bien no es un músculo si tiene hábitos susceptibles de ser modificados, optimizados y llevados a la eficiencia… pero... ¿como se logra?

De igual forma que cuando era niño aprendió a escribir sin pensar en cómo hacerlo antes de la ejecución, podemos moldear la forma en la que enfrentemos las distintas situaciones que se van presentando de forma que la focalización haga fluir las energías a la identificación de nuevas oportunidades en lugar de la destrucción de nuestra autoestima y todo el camino recorrido.

Es bien cierto que alguien estará pensando ahora mismo pero... somos personas y no máquinas... ¿cómo logramos "adiestrar a nuestro cerebro para que se transforme en un seductor de buenos pensamientos logrando que nuestra actitud llame a las soluciones y que nuestra energía –bien canalizada- nos permita situarnos ante nuevas realidades?

Tanto si nos enfrentamos a un problema de índole emocional como puede ser una ruptura de pareja, una infidelidad o una relación que no cumplió con nuestras expectativas, como si es la realidad la que nos enfrenta ante un abismo del que desconocemos dónde está la cuerda para asirnos, la realidad es que en la medida que logremos modificar – primero conscientemente- nuestros pensamientos más negativos es que seremos capaces de vislumbrar un nuevo punto de partida.

Al igual que los entornos virtuales, el cerebro humano está programado para provocar reacciones en función de pensamientos. Para las personas más seductoras y exitosas, la unión y equilibrio, consciente –inconsciente, es su gran fortaleza pero... para el común de los mortales, mantenerse impertérrito ante el dolor y/o el temor, es un gran desafío.

Ante un problema, un obstáculo en su camino, un cambio drástico, la clave está en aceptar –tal y como ya analizamos- y una vez logrado, canalizar las energías negativas que aparecen al pensar en el problema, hacia otras actividades que nos permitan la abstracción temporal del mismo. Parece difícil pero no es menor el hecho que las personas que realizan una actividad profesional que les resulta apasionante y les sitúa ante desafíos permanentes, son más eficientes en términos manejo de conflictos y logran salvar los obstáculos sin incurrir en el doble desgaste que supone el problema en sí mismo y la reparación de la autoestima dañada.

Es esencial ser consciente de los hábitos que tenemos cada uno de nosotros, cuáles son nuestros procesos, como enfrentamos el dolor, la pérdida, el temor... cuanto nos dañamos con nuestros propios pensamientos y, cuantas veces después que el problema ha pasado hemos pensado " no debí tomármelo tan destructivamente, este problema me agotó y todo apara nada"...

Si tenemos muy presente que en el momento actual estamos capacitados gracias a años de desarrollo de técnicas ad-hoc para el fomento de la autoesstima, el crecimiento y la superación personal, para modificar nuestros programas cerebrales en la instancia primaria de la reacción, seremos capaces de identificar nuevas oportunidades que nos permiten revolver los conflictos de forma más eficaz.

¿Es extraño verdad?… sin embargo, la utilidad o inutilidad de los problemas que se presentan, las ventajas de lograr resolverlos de forma eficiente y sin desgastarnos y la identificación clara de las oportunidades que resultan de cualquier conflicto, no son acciones que se den de forma innata en los seres humanos, por lo que debemos estar preparados para dar el salto hacia una optimización de nuestros cerebros, contamos con la experiencia – que nos permite sacar conclusiones que derivan otras formas de responder a los conflictos futuro y contamos con la motivación para solucionar en lugar de eludir.

Una vez que el ejercicio ha sido llevado a cabo de forma constante ante distintos obstáculos y problemas... una ruptura de pareja, una infidelidad, una pérdida del empleo... es que seremos capaces de identificar soluciones espontáneas, que nos aportarán una sensación de bienestar y que alentarán nuestra autoestima... realmente seduciremos a la vida gracias a una estructura mental en la que cada uno de los programas, actúa como queremos conscientemente.

Y... realmente funciona... no es que los problemas no se vayan a presentar, sino que nuestra respuesta será más eficiente y menos desgastante... es esencial querernos un poco y evitar dañarnos a nosotros mismos si queremos ser seductores con nuestras vidas.

Carolina Velasco


Sobre esta noticia

Autor:
Seduccionysuperacion (789 noticias)
Fuente:
seduccionysuperacion.com
Visitas:
8432
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.