Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerardo Serra escriba una noticia?

Programa federal favorece al hampa

10/03/2011 09:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reglamentación 287(g) que permite la cooperación del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) con la policía local afecta a muchos inmigrantes con delitos menores

La reglamentación 287(g) que permite la cooperación del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) con la policía local afecta a muchos inmigrantes con delitos menores, indicó recientemente un informe del Instituto de Políticas de Migración (MPI, por sus siglas en inglés).

El programa funciona en 72 jurisdicciones de todo el país, incluyendo Tulsa. Según el estudio el condado de Tulsa emitió 755 órdenes de detención para sospechosos de ser inmigrantes sin documentos desde octubre del 2009 a agosto del 2010. De ellos, el delito más grave de 368 presuntos inmigrantes indocumentados fueron violaciones de tránsitos; problemas con drogas y otros delitos fueron 212 órdenes; las detenciones por delitos menores sumaron 162. El resto no tenía ningún delito incluido.

Algunas fuerzas de seguridad locales, en especial en el sureste de Estados Unidos como en los estados de Oklahoma, Texas, Arkansas, New México, Arizona, Colorado. California, Nevada entregan a indocumentados a las autoridades federales principalmente por faltas menores, según el informe del MPI publicado. Las razones de la disparidad en los números se deben a los mensajes contradictorios del gobierno federal y a la presión política local de los diferentes estados, indicó el informe del Instituto de Políticas de Migración, grupo académico localizado en Washington, D.C.

“Este patrón regional refleja las presiones políticas que emergen con el cambio demográfico acelerado”, asegura el texto. El programa 287(g), bautizado por el inciso de la ley federal que lo creó, es controlado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. En el año 2009, el departamento de Seguridad Nacional, que incluye al ICE, pidió a las agencias locales que se concentraran en migrantes indocumentados acusados de delitos graves como violaciones, asesinatos, robos o cargos de drogas.

El estudio demuestra que la situación de inseguridad para la población indocumentada se ha agudizado en lo que respecta a las deportaciones ya que dicho procedimiento se ha puesto en práctica consistentemente durante los últimos cuatro años fiscales –finales del período George W. Bush y primeros dos años de Obama–. Algunos críticos a este procedimiento consideran que los fiscales federales se están enfocando más en los inmigrantes y menos en la delincuencia, lo cual ha favorecido al hampa organizada y criminales peligrosos que operan con menos control ya que la policía invierte tiempo y dinero en perseguir y arrestar a los trabajadores indocumentados que cometen faltas insignificantes.

El estudio demuestra que la situación de inseguridad para la población indocumentada se ha agudizado los últimos cuatro años

También se dio a conocer un análisis de 500.000 casos criminales presentados por el gobierno federal, realizado por investigadores de la Universidad de Syracuse en Nueva York. Los resultados apuntan a un aumento de 77% en las acusaciones criminales contra inmigrantes indocumentados en los distritos fronterizos entre 2007 y 2010, que se vuelven más significativas cuando se añade que, en el mismo período de tiempo, los cruces fronterizos han experimentado menos presión y una baja en arrestos que ha coincidido con la recesión económica.

El mismo análisis revela que, al mismo tiempo, las acusaciones de delito menor contra inmigrantes en la zona fronteriza aumentaron en un 259%.

En el resto del país –distritos no fronterizos- también se ha visto un aumento de acusaciones federales por cuestiones migratorias, muchas de ellas relacionadas a entrada ilegal después de deportación, un cargo que antes no se perseguía con la misma dureza. En ese período señalado, los casos federales criminales no relacionados a los inmigrantes en todo el país bajaron en 6%, mientras que los cargos por inmigración aumentaron.

"El enfoque de los fiscales federales está cada vez más en los temas migratorios, mientras que otros tipos de casos criminales van en declive", señala el reporte.

A quedado, por medio de cifras, que las acciones y políticas del gobierno de Barack Obama lo han convertido en el Presidente más duro contra los inmigrantes indocumentados que se haya visto en tiempos recientes.

Las cifras sobre deportaciones, cargos criminales contra inmigrantes y el uso de programas como el 287 (g) creada para arrestar a indocumentados dan fe de una política migratoria que ha puesto en jaque a la comunidad carente de documentos legales, y no solamente a los que cometen delitos graves sino a buena parte de esa población.


Sobre esta noticia

Autor:
Gerardo Serra (32 noticias)
Visitas:
5303
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.