Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Productos domésticos tóxicos

21/03/2010 10:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las toxinas no sólo están en los productos de limpieza y pesticidas, sino en la cama, y lo que es peor: en la cuna del bebé.Problemas neurológicos y de desarrollo.Polvo y toxinas en los juegos. Electrónicos y problemas de aprendizaje y memoria. Cables e hilos de cable y el sistema endocrino

PRODUCTOS DOMÉSTICOS TÓXICOS

Las toxinas no sólo están en los productos de limpieza y pesticidas, sino en la cama, y lo que es peor: en la cuna del bebé.

Las sustancias químicas perjudiciales están en la espuma de los colchones o de los almohadones de lactancia; en multitud de productos cotidianos como desodorantes, ambientadores, botellas plásticas y en algunas sartenes y cazuelas con revestimiento de teflón.

Problemas neurológicos y de desarrollo

Heather Stapleton, asistente de cátedra de química medioambiental en la Duke University, afirmó que en la espuma hay muchas sustancias químicas tóxicas: se trata de productos retardantes de llama asociados a problemas neurológicos y de desarrollo en niños y niñas.

"Muchos productos infantiles contienen estas sustancias químicas, como mecedoras o las mesas cambiador –remarcó Stapleton.

Vale como anécdota que el especialista contó: “hace poco descubrí que el colchón que usaba mi hijo de 10 meses en la escuela infantil contenía retardantes de llama. Enseguida fui a comprarle un colchón orgánico."

Polvo y toxinas en los juegos

Los expertos creen que los niños son los que están más expuestos a las sustancias químicas tóxicas, porque entran en contacto con gran cantidad de polvo en sus juegos, y las toxinas se adhieren fácilmente al polvo y la suciedad.

"Hemos encontrado niveles notablemente altos de estas sustancias químicas en el polvo que hay en los interiores -explicó Stapleton. Incluso se encuentran en nuestra comida, en bajas cantidades."

Es una ironía, pero el uso de retardantes de llama en los productos de espuma se debe a una normativa de California, del decenio de 1980, que se creó para proteger a los niños. Tras esta normativa, muchos fabricantes empezaron a agregar los retardantes de llama a sus productos, aunque los han ido retirando progresivamente por las pruebas cada vez más sólidas de su toxicidad.

Sin embargo, los fabricantes se han limitado a sustituirlos por otras sustancias químicas. Sus sustitutos son ligeramente mejores, manifestó Stapleton, que está realizando un estudio de 100 productos para bebés. No obstante, en su investigación, Stapleton descubrió que los retardantes de llama alternativos actuales pueden ser tan tóxicos como en 1980.

Electrónicos y problemas de aprendizaje y memoria

Los retardantes de llama se encuentran en muchos productos electrónicos: se pulverizan en las tarjetas de circuitos impresos y las carcasas plásticas. El grupo de retardantes más utilizado en electrónica es el de los brominados (BFR), que se ha relacionado con un menor desarrollo cerebral y problemas de aprendizaje, conducta y memoria en niños.

Casey Harrell, coordinador de la campaña de Greenpeace sobre productos electrónicos, confirmó que su organización ha estudiado 100 hogares y ha encontrado BFR en todos ellos, en distintos niveles. Harrell dijo que los dispositivos electrónicos emiten pequeñas cantidades de BFR, que luego se acumulan con el polvo.

"Muchas madres acuden a nosotros para preguntarnos cómo pueden eliminar estas sustancias de sus hogares inmediatamente -contó Harrell-. Les decimos que es muy difícil. Esta sustancia es muy penetrante y no se elimina con un simple barrido."

Cables e hilos de cable y el sistema endocrino

Los BFR no son las únicas sustancias químicas que se hallan en los aparatos electrónicos. Los ftalatos se utilizan en cables e hilos de cable para ablandar el plástico que los rodea, con el fin de darles mayor flexibilidad.

Los ftalatos se han relacionado con una alteración del funcionamiento del sistema endocrino, encargado de regular el crecimiento y el desarrollo de los niños. La Unión Europea prohibió el uso de ftalatos en los juguetes infantiles en 2005.

“Una forma de "desintoxicar nuestras casas" es comprar mejor. Es importante leer las etiquetas. En general, cuantos menos productos químicos contenga un producto, mejor. Sonya Lunder, analista sénior de la organización sin ánimo de lucro Environmental Working Group, agregó : "Animamos a la gente a que se fije y dedique tiempo a ver qué productos utiliza."


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
8388
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.