Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bacano escriba una noticia?

Procesión fúnebre en un estadio de fútbol

29/03/2011 21:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una avalancha de cerca de 200 personas ingresó a un estadio colombiano, con el féretro de un hincha, cuando las puertas se habían habilitado para la salida del público

Yamile recibió, quizás, una de las más extrañas propuestas para cumplir la voluntad de su hijo asesinado: dejar que sus amigos lo llevaran, dentro del ataúd, a un partido del Cúcuta Deportivo, equipo del que era hincha. "Él quería que así fuera su despedida y por eso lo acepté", confesó.

El cuerpo del menor, de 16 años, quien fue asesinado el viernes en el oriente de Cúcuta mientras jugaba al fútbol, sólo permaneció una hora en la Funeraria Caminos de Paz. Cuando el reloj marcaba las 4 de la tarde y transcurría casi media hora del partido entre Cúcuta y Envigado, arrancó la procesión rumbo al estadio General Santander.

En el radio de la carroza fúnebre se escuchaba la transmisión del juego, mientras los aficionados entonaban cánticos para abrirse paso por las calles de la capital nortesantandereana.

La caravana llegó al estadio 45 minutos más tarde. Ya iban 15 minutos del segundo tiempo. El grupo lo encabezaba Yamile, la madre del difunto.

"Recorrimos el estadio por fuera y, al final, decidimos entrar, pero la Policía no lo permitió. Entonces, intentamos tumbar la puerta, le dimos duro a la reja y un compañero metió la mano y la abrió", recordó Johan Ramírez, líder de la 'Migra de la libertad', uno de los 20 'parches' que conforman la barra 'Banda del indio', integrada por unos 800 aficionados.

"Él quería que así fuera su despedida y por eso lo acepté"

Así fue como una avalancha de cerca de 200 personas ingresó al estadio, faltando 15 minutos para el pitido final, con todo y féretro, cuando las puertas se habían habilitado para la salida del público.

El ataúd fue paseado durante algunos minutos por la tribuna sur, con cánticos, gritos y llantos. En ese momento, el Cúcuta marcó el gol que le permitió igualar el partido a un tanto. Todo fue fiesta.

"Álex le dio la fuerza al equipo para empatar", dijo Julio, otro integrante de la barra. La imagen del féretro en la tribuna llevó a las autoridades a exigir que fuera retirado del estadio. En menos de diez minutos, los hinchas abandonaron el escenario y llevaron el cadáver a la casa del joven en el barrio Bellavista, donde fue velado ayer.

Este insólito caso, que no sólo le dio la vuelta al mundo sino que puso en duda la seguridad en los estadios del país, cumplió parte del último deseo del difunto. "Él quería, además, que su sepelio se hiciera en el escenario deportivo, junto a su equipo del alma. Esa voluntad se la concederemos a todos los que se nos vayan", sentenció Ramírez.

El ataúd fue paseado durante algunos minutos por la tribuna sur, con cánticos, gritos y llantos. "Álex le dio la fuerza al equipo para empatar"


Sobre esta noticia

Autor:
Bacano (71 noticias)
Visitas:
5498
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.