Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogdefarmacia escriba una noticia?

¿Problemas con el sexo después de sufrir un cáncer?

04/05/2011 17:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tener cáncer es una situación muy díficil, sobre todo una vez que te lo comunican y lo intentas asumir. Pero si todo va bien es posible pasarlo y volver a intentar tener una vida normal ¿pero

Radiaciones, quimioterapia, controles y exámenes frecuentes e incluso hasta alguna operación que hayan sido parte de tu tratamiento contra el cáncer posiblemente hagan que ahora tu cuerpo se sienta diferente. Es más, quizás hasta haya cambiado tu forma completa de ver el mundo y de relacionarte con los demás.

Ahora que lo más difícil ha terminado quizá te preguntes, ¿cómo sigue la vida después de una experiencia tan fuerte? y ¿cómo será el sexo después de un tratamiento de cáncer? Lo cierto es que el sexo puede ser un factor alentador que te permita mantener una buena calidad de vida; por eso, no le des la espalda, después de todo lo que has pasado, no es el momento de rendirse.

Ahora, es importante que vuelvas a conectarte con tu cuerpo y tus sensaciones, que descubras qué cosas te causan placer y cuáles no y que mantengas una buena comunicación con tu pareja para que juntos descubran nuevas formas de generarse placer.

Sin embargo, es cierto que el camino puede no resultar sencillo y a lo mejor te sientas un poco confundido/a y desorientado/a al respecto. A pesar de que la sexualidad es muy importante para todas las personas, muchas veces en la consulta con el especialista no se considera este tema: los médicos lo pasan por alto y muchos pacientes se sienten avergonzados de mencionarlo o piensan que como el médico no lo hace es porque no debe ser importante. Sin embargo, esto no es así. El sexo y la sexualidad son importantes y reconfortantes para mantener una buena calidad de vida, aún después del cáncer.

Muchas veces, los medicamentos y el tratamiento mismo contra el cáncer pueden hacer que te sientas cansado/a, desganado/a y que tu deseo sexual disminuya. Las mujeres pueden sentir resequedad vaginal, pero ese es sólo un ejemplo. Dependiendo del problema, deberás buscar la solución hasta encontrar lo que te haga sentir mejor. ¡No te rindas!

Otras veces, el tratamiento puede modificar tu apariencia física, como la caída del cabello tras la quimioterapia, la cicatriz que pueda dejarte alguna operación, a algunas mujeres puede faltarles un pecho y algunos hombres experimentan impotencia después de una cirugía para el cáncer de próstata. Estas situaciones pueden ser deprimentes y angustiantes, y seguramente te lleve un tiempo hasta que te acostumbres a verte y a sentirte diferente, pero con el apoyo necesarios podrás salir adelante.

Lo bueno es que, si te lo propones, podrás atravesar esta etapa y aceptar tu nueva figura y tu nuevo estado de salud; y que con el tiempo, el deseo y las sensaciones pueden regresar, y podrás volver a disfrutar y a sentir placer. Si tienes una pareja, es muy importante que cuentes con su apoyo y que mantengas un diálogo abierto y honesto con él o con ella, además, deben tener en cuenta que el sexo es solo una de las maneras con las cuales pueden estar cerca para tener intimidad.

Si no tienes pareja, es importante que busques asesoramiento para poder sentirte fuerte y animado(a) para generar o acceder a tu próxima cita.

En todos los casos, existen grupos de apoyo a los cuales puedes asistir. Cada cáncer es distinto y a cada persona le afecta de manera diferente. Pregunta a dónde puedes recurrir en tu localidad o habla con tu médico para ver qué puedes hacer al respecto. Es importante que te sientas cómodo(a) con él o ella, para poder hablar de tus temores y tus preocupaciones acerca de tu vida sexual o que te refiera con un profesional que te pueda ayudar.

Las experiencias de los hombres y las mujeres que han pasado por tu situación son muy variadas y muchas veces alentadoras. Requiere un poco más de esfuerzo pero recuerda lo fuerte que eres, piensa que has pasado momentos muy difíciles, que te has enfrentado a un tratamiento (quizá doloroso) contra el cáncer y, lo mejor de todo, que has sobrevivido todo eso. Entonces, anímate, la vida continúa y ahora que te sientes bien y el cáncer ha quedado atrás, no tienes porqué privarte de tener una buena vida sexual.

En el recuadro que encuentras a continuación, puedes ver información más concreta acerca del tipo de cáncer que tiende a afectar más la vida sexual de las personas.

Tanto los hombres como las mujeres pueden tener dificultades sexuales luego de un tratamiento para el cáncer:

Mujer Hombre Tipos de cáncer que pueden afectar la vida sexual • Cáncer de la vejiga

• Cáncer del pecho

• Cáncer cervical

• Cáncer del colon

• Cáncer del ovario

• Cáncer rectal

• Cáncer del útero

• Cáncer vaginal • Cáncer de la vejiga

• Cáncer de la próstata

• Cáncer del colon

• Cáncer rectal Sensaciones o molestias que puedes sentir • Dificultad para alcanzar el clímax u orgasmo

• Menos energía para la actividad sexual

• Pérdida del deseo sexual

• Dolor durante la penetración

• Reducción del tamaño de la vagina

• Resequedad vaginal • Imposibilidad de alcanzar o mantener la erección (disfunción eréctil)

• Dificultad para alcanzar el clímax u orgasmo

• Orgasmo sin eyaculación (orgasmo seco)

• Orgasmos más débiles y menos satisfactorios

• Pérdida de la libido o deseo sexual

• Dolor durante el sexo

• Menos energía para la actividad sexual


Sobre esta noticia

Autor:
Blogdefarmacia (7914 noticias)
Fuente:
blogdefarmacia.com
Visitas:
1027
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.