Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Problemas del esófago se relacionan mucho con alergias e infecciones

27/01/2010 12:44

0 La esofagitis eosinofílica (EE) es el resultado de la inflamación del esófago por eosinófilos, un tipo de leucocitos sanguíneos.Síntomas. Tratamiento.Consecuencias.Ciertas infecciones (especialmente por parásitos) y en muchas enfermedades alérgicas, como el asma bronquial

0

PROBLEMAS DEL ESOFAGO SE RELACIONAN MUCHO CON ALERGIAS E INFECCIONES

La esofagitis eosinofílica (EE) es el resultado de la inflamación del esófago por eosinófilos, un tipo de leucocitos sanguíneos que participan en la inmunidad frente a ciertas infecciones (especialmente por parásitos) y en muchas enfermedades alérgicas, como el asma bronquial.

El esófago es un conducto muscular que permite el paso de los alimentos desde la faringe hasta el estómago mediante su movimiento. Cuando éste se inflama, su función se altera, apareciendo diferentes síntomas que reflejan su anormalidad.

La EE se diagnostica principalmente en niños y en adultos jóvenes, que con mucha frecuencia asocian otras formas de alergia, como asma, rinitis (reacción a sustancias suspendidas en el aire), conjuntivitis, sensibilización a alimentos o a pólenes, entre otras.

Estas razones apoyan la idea de que la EE es un problema de origen alérgico y también a raíz de que algunos pacientes evitan deliberadamente la exposición a sustancias a las que están sensibilizados.

Aunque ha sido una enfermedad hasta ahora poco habitual, está aumentando en muchos países desarrollados; los motivos no están claros, pero se conoce que todos los tipos de alergias son más asiduas en la actualidad que en las generaciones pasadas.

Síntomas

Las manifestaciones son muy variadas, pudiendo ser diferentes entre distintos pacientes y según las edades.

Algunas personas reúnen síntomas de manera constante, y en otras éstos surgen de modo intermitente o de forma estacional:

-en los niños más pequeños se reiteran los vómitos y el rechazo al alimento;

-la pérdida de peso y la falta de crecimiento suelen ocurrir en la infancia;

-la disfagia o dificultad para tragar predomina en los pacientes de más edad;

-los atascos de alimento (tras la garganta) muchas veces pueden requerir una endoscopia urgente;

-ardores estomacales renuentes a desaparecer aún con la ingesta de medicamentos destinados a suprimir la producción de ácido;

-en algunos casos, dolor torácico o abdominal.

Tratamiento

La EE, al igual que la mayoría de las alergias, es una enfermedad crónica; por este motivo parece idóneo que el paciente sea estudiado y tratado conjuntamente por los especialistas del aparato digestivo y el alergólogo o inmunólogo y, a la vez, con la contribución de un especialista en nutrición.

Los síntomas en los niños muy pequeños tienden a resolverse en los primeros años de vida, especialmente si en ellos se implican 1 ó 2 alimentos. En las restantes situaciones, la enfermedad persiste a lo largo de muchos años. Por esta razón, se requieren distintas formas de tratamiento durante periodos variables de tiempo:

-dietéticos: la mayoría de niños y adultos responden satisfactoriamente a la eliminación en la dieta de aquellos alimentos que dan resultados "positivos" en las pruebas alérgicas; en niños pequeños con indicios de desnutrición son necesarias dietas elementales, como proteínas que carezcan de capacidad alérgica;

-medicamentos: no existen medicaciones específicas, distintos fármacos empleados en el tratamiento de otras alergias (especialmente en el asma) son eficaces en esta afección; los corticoides se emplean principalmente en uso tópico (como fluticasona o beclometasona) aplicados para el asma, administrándose en aerosoles sobre la lengua, son fármacos seguros sin efectos adversos; el montelukast se prescribe en comprimidos y es muy seguro durante periodos largos de tiempo; en algunos pacientes se ha empleado el cromoglicato, mientras se estudian alternativas nuevas;

-endoscopia: es necesaria para resolver con urgencia los atascos de alimento; asimismo se utiliza para dilatar o abrir esófagos muy cerrados, presionando sobre sus paredes para facilitar el paso del alimento, en especial en las situaciones que no responden completamente a los medicamentos;

-control de las demás formas de alergia en las estaciones de producción de polen, ya que los síntomas empeoran.

No todas las EE se relacionan con alergia: en aproximadamente ¼ parte de los pacientes no se puede encontrar ninguna forma de sensibilización alérgica con las pruebas habituales. Estos casos, que son más comunes en adultos, mejoran con los medicamentos antes descriptos.

Consecuencias

Se desconocen con certeza sus consecuencias a largo plazo, pero está claro que, en ausencia de tratamiento, los síntomas permanecen a lo largo de los años y van deteriorando lentamente la capacidad para deglutir.

Se ha observado fibrosis (formación en exceso de tejido conectivo fibroso) de la pared del esófago que podría conducir a su estrechamiento permanente.

Alfredo José Lucendo Villarín Medicina clínica, ISSN 0025-7753, Vol. 128, Nº. 15, 2007, pags. 590-597,

Universidad de La Rioja, España

Sociedad Española de Patología Digestiva

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en