Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joselius escriba una noticia?

Un problema de espacio en la vida

07/11/2010 13:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reflexión sobre la vida extra terrestre suscita un problema en la concepción del espacio

Hace unos años conversaba con unos amigos sobre la posibilidad de la vida fuera de nuestro planeta.

En la discusión afloraron muchas ideas interesantes que redundaban en más o menos los mismos polos teóricos que han prevalecido hasta nuestros días: Por un lado que sí hay vida extra terrestre, es decir, no estamos tan solos en la existencia; y por otro lado que solo acá hay vida, o sea, que sólo en nuestro hogar tenemos el privilegio de tener vida. Nosotros, quienes conversábamos, éramos apenas adolescentes a inicios de los años 90 en el colegio secundaria cuando discutíamos estas cosas.

Desde esa vez he estado reflexionando sobre algunas ideas que me han llamado mucho la atención.

Por ejemplo, que el problema de la vida extra terrestre estriba en el espacio. Dicho de otra manera, este problema no se ha vislumbrado desde la perspectiva de que debemos concebir el espacio en distintas dimensiones y volúmenes.

Las veces que sostenemos discusiones sobre el tema, lo primero que pensamos es en trasladar nuestra mente más y más largo, imaginando lo más que se pueda sobre las diversas formas de vida y astronómicas posibles basadas en nuestro escueto conocimiento de la ciencia.

Sin embargo, hemos de considerar casi siempre que en nuestro modelo de reflexión siempre el espacio se concibe igual y es el mismo para nuestra concepción.Si nos despojamos de ese sesgo (llamémoslo así) podríamos incorporar a nuestras reflexiones numerosas e interesantes ideas sobre la vida extra terrestre.

Veamos algunas de éstas.

Imaginemos que nuestro espacio, el espacio en que vivimos y que conocemos según nuestros sentidos y experiencia sensorial, es muy grande. Si lo concebimos muy grande, seguramente podríamos entonces percibir las cosas que son pequeñas o muy pequeñas como normales en cuanto a tamaño o volumen. Así, nos trasladamos a una percepción espacial de partículas pasando de los tejidos a grupos pluricelulares, células, cadenas moleculares, moléculas, el mundo atómico, etc. hasta llegar a partículas tan pequeñas como imaginarias.

Si consideramos entonces la forma del mundo de las partículas podríamos observar que no se nos surten desconocidas y que fácilmente podrían asemejar a “mundos” o bien universos donde la posibilidad de vida es inmensamente clara.

Para las formas de vida pequeñas sería un sueño viajar tan lejos y explorar -como lo hemos hecho los humanos- y nunca encontrarían hallazgos de vida

A la vez, podríamos imaginar el espacio que conocemos como muy pequeño. Al concebirlo así, obviamente nos trasladamos a una percepción espacial de planetas, sistemas solares, galaxias, universos, etc. De tal manera que percibimos las cosas grandes o muy grandes como normales.

Al considerar las formas interesantes que se producen en esta parte podríamos fácilmente observar que éstas tienen tanta semejanza con cosas tan elementalmente conocidas y llenas de vida como el mundo celular y los tejidos. Es decir, formas explícitas de vida.

Haciendo estos dos procedimientos que son parecidos pero inversos podemos hacer la siguiente reflexión: Si tan semejante es el mundo pequeño del grande y el nuestro (digamos que el de tamaño medio) está tan lleno de vida, entonces, la vida está en lo grande y en lo pequeño.

A la conclusión hipotética que puedo llegar sería que en el mundo de las partículas hay vida tanta como en el mundo de las galaxias y los universos.

Cuando hago estas reflexiones se me vienen a la mente preguntas impactantes: Son los átomos sistemas solares diminutos que almacenan formas de vida tan pequeñas que no las podemos observar? Son los sistemas solares partículas tan pequeñas como átomos que forman parte de organismos grandes de vida que no podemos observar?

Si así fuere, para las formas de vida pequeñas sería un sueño viajar tan lejos y explorar -como lo hemos hecho los humanos- y nunca encontrarían hallazgos de vida. Igual nosotros, no podríamos ver las formas grandes de vida aún con todas las exploraciones que hagamos.

Me parece a mí -puesto que esta es una reflexión que hago en el plano estrictamente filosófico pues corresponde a la física, la química y la astronomía la disertación profesional- que si el ser humano hace uso de nuevas perspectivas reflexivas y científicas de espacio para responder la pregunta de la vida extra terrestre podrá encontrar maravillosos e increíbles caminos para el conocimiento humano.

El problema de la vida extra terrestre estriba en el espacio

Mientras tanto, sigo preguntándome: Hay vida extra terrestre?

Chinandega, sábado, 06 de Noviembre, 2010

9.45 pm


Sobre esta noticia

Autor:
Joselius (3 noticias)
Visitas:
2288
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.