Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Exitoenlaventa escriba una noticia?

Priorizar nuestras actividades en función de las consecuencias

24/11/2010 15:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según mi propia experiencia y atendiendo a lo que me han contado cientos de comerciales, el tiempo es un recurso escaso en la vida de un profesional de la venta. Como tal recurso escaso, cuanto más racionalicemos su consumo mucho mejor o podría convertirse en una "especie en peligro de extinción".

El principal malgastador de nuestro tiempo diario es dedicarnos a hacer cosas que podríamos evitar o que no son importantes para nuestros resultados y para la consecución de nuestros objetivos. El principio de Pareto dice que el 20% de las tareas y actividades que desarrollas al cabo de tu jornada, aporta el 80% de tu beneficio.

Cada día hacemos un buen número de cosas. Desde que nos levantamos estamos realizando actividades de diversa índole. Pero, ¿son todas ellas igual de importantes?. Según Pareto no. De cada diez cosas que hacemos en el día, son dos las que nos aportarán el 80% de nuestros resultados positivos. Entonces, si haces 20 cosas durante tu jornada, significa que cuatro de ellas son las realmente "vitales".

Concentrar nuestros esfuerzos en unas pocas actividades que son las importantes nos reportará un menor estrés y unos mayores beneficios. Ahora bien, ¿en qué tareas nos concentramos?, ¿cómo identificamos las realmente importantes?.

La respuesta a esta pregunta pasa por analizar las consecuencias de lo que hacemos. Todas las actividades tienen consecuencias. Por la Ley de Causa – Efecto, cualquier cosa que hacemos incide en otras y genera un resultado negativo o positivo. Una actividad será importante o no en función de las mayores o menores consecuencias que tengan sobre nuestros resultados, es decir, en la medida que nos acerquen o nos alejen de nuestros objetivos.

Por este motivo, resulta conveniente que antes de decidir acometer una determinada tarea nos aseguremos de la importancia que tiene en nuestro resultado, valorando las consecuencias de hacerla y de no hacerla. Llamadas de teléfono para concertar visitas, entrevistas con clientes, organización de la base de datos, cafés, cumplimentación de informes o conversaciones con los compañeros, son algunas de las múltiples actividades que hacemos a lo largo del día.

Midamos en cada momento las consecuencias de cada tarea. Nos podemos ayudar de esta pregunta: ¿Es esta tarea la que aporta un mayor resultado positivo justo en este momento?. Recuerda que un resultado es positivo en la medida que contribuye a que logres tus objetivos. Así, aunque en ocasiones tengamos que realizar tareas de todo tipo, nos aseguraremos de que hacemos las realmente importantes.


Sobre esta noticia

Autor:
Exitoenlaventa (35 noticias)
Fuente:
exitoenlaventa.wordpress.com
Visitas:
2842
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.