Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ciradri escriba una noticia?

Principales medidas laborales extraordinarias para afrontar la crisis del coronavirus

14/04/2020 13:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crisis social, sanitaria, laboral y económica que está desencadenando el Coronavirus Covid-19 está teniendo unas consecuencias que se escapan a todas las previsiones

Para afrontar este impacto, el Gobierno está diseñando diferentes medidas para los trabajadores afectados y empresas al borde de la quiebra.

En primer lugar, una de las soluciones ha sido la de facilitar los ERTE, una cancelación de la actividad empresarial que tiene la ventaja de ser temporal. Su objetivo es erigirse como una alternativa real para aquellas empresas que están cesando su actividad laboral después de la imposición del estado de alarma.

Otra de las medidas es la de dar facilidades para solicitar el paro a aquellos trabajadores autónomos afectados por el confinamiento. Además, se ha previsto una moratoria fiscal para pymes y autónomos.

La tercera de las medidas anunciadas por el Gobierno durante el confinamiento ha sido la aprobación de un permiso retribuido para trabajadores no esenciales.

Todas estas medidas tienen el objetivo de ayudar a afrontar el impacto que está teniendo el Coronavirus Covid-19 en todos los trabajadores y trabajadoras de España, poniendo especial interés en dar cobertura al sector más vulnerable y para evitar los despidos masivos como consecuencia de la suspensión de la actividad laboral. En caso de necesitarlo puedes consultar tu caso a un buen abogado experto en derecho laboral.

 

Facilidades para solicitar un ERTE

Un ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo supone la suspensión temporal de las relaciones laborales que una empresa impone a (parte) de sus trabajadores. Se diferencia de un ERE, como puedes observar, en la temporalidad de la medida sobre sus trabajadores.

El Gobierno ha querido agilizar las tramitaciones de los ERTE para dar cobertura a todas las empresas que hayan solicitado esta medida extraordinaria en su empresa durante el estado de confinamiento.

El Reglamento prevé el despido y la suspensión de contratos, así como la reducción de la jornada de aquellos trabajadores de empresas que hayan tenido que cesar su actividad laboral como consecuencia de la crisis del Coronavirus.

Para los trabajadores supone cobrar el paro, por lo que pasarían a cobrar directamente de la Administración. Es una medida muy acogida y que incluso ha provocado problemas en la Administración para dar cobertura al número tan elevado de solicitudes.

Existen diferentes tipos de ERTE para dar cobertura a diferentes tipos de cese de actividad temporal. Las dos formas principales de ERTE que una empresa puede solicitar son la suspensión de los contratos de sus trabajadores de forma temporal y reducir la jornada laboral, también de forma temporal.

Una vez la empresa haya solicitado el ERTE, los trabajadores tienen una serie de derechos a los que se podrán acoger. En primer lugar tienen derecho al paro sin mínimo de cotización durante el estado de alarma. Cobrarán el 70% de la prestación por desempleo durante los primeros 6 meses, bajando al 50% a partir del sexto mes. Tienen un plazo para impugnar de 20 días y, si la autoridad competente les diera la razón, la empresa está obligada a restituir el salario y el puesto de trabajo. Por último, no computará la prestación por desempleo durante el estado de alarma, por lo que no consumirá su periodo máximo de cotización.

Por su parte, la empresa tiene una serie de obligaciones que tiene que cumplir con sus trabajadores en el caso que solicite un ERTE. Estas son, por ejemplo, la de acreditar debidamente las causas que le llevan a pedir un ERTE. Además, tendrá que comunicar a los trabajadores y representantes legales la aplicación de dicho ERTE, por ejemplo, si es por causas económicas, productivas, técnicas o de fuerza mayor, negociando con los trabajadores su aplicación. También existe un número mínimo de empleados a los que se le puede reducir el sueldo o rescindir el contrato. Por ejemplo, para empresas con 100 o menos trabajadores, sólo podrán aplicar el ERTE a sobre al menos 10. Por último, la empresa está obligada a emitir un informe a la autoridad competente en un plazo de 7 días explicando las medidas y la resolución de la Inspección de Trabajo.

Más sobre

 

Facilidades para solicitar el paro si eres Autónomo

Si eres un trabajador autónomo que se ha visto obligado a cesar su actividad laboral, el Gobierno ha previsto facilidades para solicitar el paro durante el estado de alarma.

El Gobierno ha diseñado un paquete de medidas para ayudar a los autónomos durante el confinamiento, por ejemplo, para paliar la pérdida de ventas e ingresos. Los autónomos que pueden acogerse a esta medida son aquellos que puedan demostrar que su facturación durante el semestre anterior se ha reducido en un 75% en relación al año anterior.

Por lo tanto, si ha bajado tu actividad laboral y tu facturación por debajo de ese porcentaje, no dudes en solicitar la prestación por desempleo que el Gobierno ha facilitado a los trabajadores autónomos durante la crisis del Covid-19. Para poder pedirlo, sólo tendrás que estar afiliado, acreditar la reducción de la facturación y estar al corriente de todos los pagos de las cuotas a la Seguridad Social. De este modo, podrás cobrar el 70% de la base reguladora siempre y cuando hayas cotizado durante 12 meses.

A esta medida hay que sumar la moratoria prevista por el Gobierno para el pago de impuestos de autónomos y pymes, prevista para mediados de abril. De este modo, se podrán ahorrar el pago del impuesto de la renta y sociedades, así como la declaración trimestral del IVA.

 

Facilidades para devolver las horas no trabajadas

También se han previsto medidas para que las empresas puedan hacer frente la actividad laboral que no se ha realizado durante el confinamiento, aprobándose un permiso retribuido para aquellos trabajadores no esenciales.

Se trata de devolver aquellos días y horas laborales que no se han trabajado durante el confinamiento. Tiene el objetivo de paliar el impacto sobre las empresas y, con ello, ir devolviendo poco a poco y de forma progresiva dicho trabajo por parte de los trabajadores, cumpliendo con los periodos mínimos de descanso, respetar la jornada máxima de horas anuales y cumpliendo con los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Para poder acogerse a este permiso retribuido, la empresa deberá notificar a sus trabajadores y representantes legales de dicha medida, abriendo un periodo de consultas para negociar con los trabajadores las condiciones para la devolución de las horas hasta final de año.

No se podrá utilizar esta medida en aquellos casos en los que se esté aplicando un ERTE, cuando se haya suspendido el contrato por causas legales, en caso de baja médica, si ya se está realizando Teletrabajo o para los trabajadores considerados de servicios esenciales.

 

La aplicación de estas medidas tienen el objetivo de hacer frente a la situación de alarma social y sanitaria que ha provocado el Coronavirus Covid-19 a través del Real Decreto Ley anunciado el 10 de marzo de 2020.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ciradri (1 noticias)
Visitas:
10819
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.