Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Caraqueño escriba una noticia?

Primero lo Nuestro

30/04/2010 17:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En una decisión tomada con el tiempo, su cultura y la evolución de sus costumbres..

Sudamérica, tierra de revoluciones y mestizaje; la segunda confederación más poderosa, futbolísticamente hablando, en la clasificación continental con la cual la FIFA, el mayor órgano internacional del Futbol, define al planeta tierra.

En una decisión tomada con el tiempo, su cultura y la evolución de sus costumbres... Venezuela se volcó por la pasión caribeña, el Beisbol. Esa misma decisión por la cual se culpa del pobre progreso histórico que ha tenido Venezuela, futbolísticamente hablando, entre sus vecinos (salvando y reconociendo las mejoras de los últimos años).

Pero, ¿realmente es el beisbol, y su hegemonía sobre el pensar deportivo del venezolano, el culpable del poco avance de su selección nacional y su futbol organizado?

Analicemos la conducta del venezolano en un mundial de futbol. Cómo emerge en muchos un sentir patrio por los colores de países extranjeros. Desde la identificación sencilla, donde duelen los reveses del seleccionado foráneo, hasta el fervor más inusual, que lo lleva a vestirse y pintarse de colores extranjeros; o en última instancia, a realizar caravanas automovilísticas, trancando calles y celebrando por lo alto, como si fuesen de esa nacionalidad. Todo ello es algo que en Venezuela se ha vuelto muy común, una razón mas para celebrar. Pero sin duda, es algo que en el extranjero no podría ser más que una justificada razón de burla ante un trastorno aparente.

No hay que observar la copa del mundo para apreciar semejante conducta. Posiblemente, luego del Caracas Magallanes, la rivalidad deportiva más publicitada y de mayor interés en Venezuela, se puede contrar la sostenida entre Barcelona F.C. y Real Madrid. Resulta irónico, considerando que ninguna de esas dos ciudades, ni sus equipos, forman parte de Venezuela.

Me disculpo ante el lector por la rudeza del siguiente comentario pero creo que, en el argot del derecho civil, al hijo o descendiente no reconocido se le cataloga de Bastardo. Esto nos convierte, en aficionados bastardos de las selecciones y clubes de otras naciones. Toma tiempo darse cuenta, personalmente he estado allí, pero toma mas tiempo hacérselo entender a cada uno de nuestros compatriotas. Lo importante, a fin de cuentas, es reconocer el error y corregirlo....

¿Excusas? Hay millones...

"Venezuela es un país de inmigrantes y mi familia es europea". Argentina posiblemente tenga una mayor población de inmigrantes italianos y es bastante difìcil, sino imposible, conseguir un argentino que prefiera usar la camiseta de un equipo del Calcio y auparlo, antes que seguir al mas humilde de sus clubes de futbol. En los demás paises de Sudamerica, como Colombia, que dicho sea de paso puede tener inmigrantes como nosotros, apenas se sigue la copa del mundo cuando la selección no clasifica.

"Es que nuestro futbol es pura caimanera y no provoca verlos". El Brasileirao no existía desde los inicios del futbol, se fue construyendo paso a paso, con la voluntad, apoyo y disposición de la fanaticada brasileña. Si no vas al estadio, si no conoces los equipos de nuestro futbol, jamás atraerá la atención escalada del resto de la población y de los sectores empresariales que se interesarían en promocionarlo. El beisbol empezo de cero... ¿Es que acaso esperan que caiga del cielo un Boca Juniors, un River Plate o unFlamengo; o de verdad necesitan que exista un equipo con la historia del Real Madrid para que "provoque" apoyarlo?

"Es que en nuestro país lo que se ve es beisbol, el futbol no atrae tanto así". ¿Entonces porqué la caravana ridícula por Portugal, por Brazil, por Italia o por España? ¿Volvemos a la primera excusa? ¿Entonces porqué las logísticas publicitarias para ver los partidos en centros comerciales?; ¿Entonces porqué el impelable Barcelona-Real Madrid?.... Porqué es común oir... "mi muchacho es Caraquista (Por los Leones del beisbol) y del Real Madrid; pero es bien raro oir; mi muchacho es Caraquista por partida doble, le va al Rojo (Caracas F.C.) y a los Leones", "Entonces porqué el fervor por la selección nacional: la Vinotinto (cuando juega claro...)" Entonces... ¿Seguro que no despierta pasiones el futbol en Venezuela?

¿Verdades? Una sola...

Existe una real e inmensa falta de fe y de interés en la mayoría de los venezolanos, por mejorar la realidad de su cultura futbolística. Porque simplemente esta sedado en una afición transtornada por clubes extranjeros. Y nos referimos con esto a los venezolanos que realmente aprecian el balompié.

Sin embargo, es un defecto común en el venezolano, el poco aprecio por lo suyo y la preferencia perenne por lo extranjero. Un defecto que tiene mucho tiempo conviviendo con los habitantes de la tierra de Bolívar. Todo ello, a pesar de la verborrea (autoengañosa para la mayoría) de un sentir nacional, vago y sin profundidad; en este caso, proyectado al ámbito deportivo, especificamente el futbol.

Sentir la misma pasión por el futbol que por el beisbol

En un país demográficamente mal distribuido, donde casi todo el poder y el trabajo reside en Caracas, la capital de la República, la captación de fanáticos por el futbol depende en su mayoría de conquistar la atención de ese publico capitalino. Y es que Caracas, a diferencia de la región Andina, y en cierto grado la región de Guayana, ha sido de las fanaticadas mas difíciles de atrapar. Sin embargo, se debe acotar la existencia en la ciudad, del equipo nacional más laureado de la historia del humilde balompié vinotinto. El Caracas Futbol Club.

El único Club con una estructura profunda, basada en canteras y en academias. El único de la capital, en primera división, no adscrito a alguna colonia de inmigrantes. Un club con una barra brava y organizada, con cánticos armonizados por trompeta, percusión y el coro de voces de una fanaticada cuyas conductas van, desde lo alegre, hasta lo radical, como una buena barra futbolera y sudamericana (algo que el resto de la población, salvo la andina, no estan preparados para entender). Una fanaticada que lo único que podría envidiarle a sus similares en Argentina, Brazil, Chile o Uruguay, es el volumen de personas que asisten al estadio.

Y es que cuando pensaba que en Venezuela el gusto por el futbol estaba reservado para la sclases más privilegiadas, que solo lo practicaban desde la infancia como deporte en sus colegios católicos y privados; los hijos directos de inmigrantes europeos o familias criollas acaudaladas; llegué a la barra del Caracas F.C. y me di cuenta que estaba rodeado de gente humilde, alegre y apasionada por el futbol, desde las barriadas y urbanizaciones del oeste caraqueño. Y me di cuenta también, que en el interior, habían fanaticos del campo quienes podían llenar aun mas los estadios. Y me di cuenta que, precisamente aquellos que pensaba eran a quienes se reservaba el amor por el futbol, son los que ciertamente pregonan ese amor por el futbol, pero por el futbol EXTRANJERO....

Mi manera de ver el deporte rey cambió radicalmente, y de la barra me quedó un nuevo término para describir, en lo personal, no tanto al que desconoce de la realidad creciente y la pasión por nuestro futbol, sino al que se niega por distintas razones a apreciarlo. Me quedó en mente el término de PASTELERO. Porque todos la hemos desconocido, pero todos nos podemos ir acercando... pero no hay peor ciego que el que no quiere ver... ni peor pastelero, que el que no quiere sentir los colores de sus equipos y su bandera...

No se pretende reprochar en estas líneas el interés por apreciar el futbol que se practica en el extranjero. Es claro que está mucho mas avanzado en ciertos paises, pero lo seguirá estando si nos negamos nosotros en EMPEZAR...

No se pretende divorciar al venezolano de la noche a la mañana del aprecio por la copa del mundo, a la cual no se clasificó SU REPRESENTACIÓN.

No se pretende incitar a quemen el closet con todas las camisas del Real Madrid o el Barcelona de los últimos diez años que tienen ahí metidas, o de las selecciones nacionales de otros países... consérvenlas...

Pero se busca promover amor por lo nuestro antes que todo, se busca establecer prioridades. Se quiere hacer entender que la Vinotinto que se ponen cada dos o tres años, se nutre de jugadores de nuestra liga. Y que ponersela e ir al estadio a ver la selección, no basta para decir "yo apoyo nuestro futbol".

Se busca hacer entender que el crecimiento del seleccionado depende de esa Liga, nuestra Liga. Y que de su crecimiento depende que pinten sus caritas con nuestro tricolor, hagan caravanas con nuestra bandera, y coleccionen las barajitas con las imagenes de sus compatriotas, quizás en el próximo mundial...

Se busca promover el pasearse un domingo por su estadio y demostrarle al Castelín de Caracas, al Villafraz del Aurinegro o al Caceres del Deportivo Italia, entre otros tantos compatriotas con talento; el mismo aprecio y respeto que le demuestran a los extranjeros: Cristiano Ronaldo, Xavi, Messi o Ronaldinho. Porque ellos se dedicaron a sus paises, como debe ser... y los primeros, nuestra gente, se dedican a Venezuela.

Es una invitación al estadio... es una invitación a ver nuestro futbol y aprender a quererlo, como todos vamos aprendiendo, por encima de los demás.... no creo que Barcelona, Madrid, Manchester, Milan o Turín se lo reprochen o se molesten. Dudo de hecho, que si estas lineas tienen exito y esos clubes los pierden como fánaticos, las directivas sientan esa pérdida...

Pero sí estoy seguro que estas directivas, las de nuestros equipos, sí sentirán cuando los ganen entre sus filas, entre sus hinchadas...

Primero lo nuestro...


Sobre esta noticia

Autor:
El Caraqueño (5 noticias)
Visitas:
3341
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.