Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

C.O.T: Presente y Futuro en la NASCAR

05/08/2010 23:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 18 de febrero del año 2001, un accidente en la última curva de la Daytona 500 dejaba a la NASCAR sin uno de sus buques insignia. Antes de enfilar la recta de meta, el famoso coche negro con el número 3 se estrellaba contra el muro, y Dale Earnhardt, "The Intimidator", perdía la vida. En ese instante la NASCAR decía basta ya.

Durante la temporada anterior habían sido tres los pilotos fallecidos mientras competían, por lo que la muerte de Earnhardt fue la gota que colmó el vaso.

En el año 2007, varios años de investigación, pruebas y desarrollo vieron la luz en el nuevo modelo de competición, el llamado C.O.T (Car Of Tomorrow). Un coche de carreras de la NASCAR completamente rediseñado, basándose sobre todo en la seguridad del piloto. Cinco años de trabajo en el túnel de viento, simuladores, y pruebas el la propia pista.

El nuevo coche es ligeramente más grande, menos aerodinámico, mucho menos sensible al impacto de otros coches, y más estable a altas velocidades de lo que lo era su predecesor.

Pese a que la idea original de Bill France fue utilizar coches adquiridos del stock de los concesionarios, hoy en día un coche de competición no tiene nada que ver con un modelo de calle. El C.O.T es básicamente una estructura tubular de acero recubierta por una delgada lámina de metal y propulsada por un V8 como los de la vieja escuela.

Todos los equipos construyen los coches siguiendo las estrictas especificaciones de la NASCAR, y lo único que los asemeja con los modelos de calle es el nombre. El C.O.T debe pesar un mínimo de 1542 kilogramos, con al menos 737 de ese peso en la mitad derecha del coche, siendo normalmente esta parte la que se lleva el castigo más importante al chocar contra el muro.

Exactamente igual que en otras clases de proyectos, el concepto de ensayo y error se sigue aplicando al C.O.T: durante una de las primeras carreras, la espuma encargada de absorber los impactos laterales se derritió en uno de los coches y comenzó a expulsar humo, por lo que la NASCAR optó por disminuir la cantidad de esa espuma y reforzar el escudo de calor para proteger al piloto.

Aerodinámicamente hablando, el C.O.T es más ancho y más largo que su predecesor, introducido en el año 1981, y hasta no hace mucho tiempo llevaba un gran alerón en su parte trasera. Su aspecto de "caja cuadrada" lo hace más lento, menos aerodinámico. Lo que en principio puede parecer ilógico, sustituir un modelo más competitivo por otro más lento, no lo es tanto si nos fijamos en que la NASCAR quería un coche más seguro y más fácil de manejar.

Una de las maneras de lograrlo fue añadir el "splitter", panel horizontal situado en la parte baja del parachoques delantero, que proporciona al coche un efecto suelo un poco mayor. Además, al dificultar el flujo de aire con una carrocería más cuadrada, el coche se hace más lento. Estas dos características aportan al C.O.T la manejabilidad que buscaba la NASCAR, y aparte obliga a los pilotos a ser más habilidosos a la hora de aprovechar los rebufos.

La semana que viene aprenderemos un poquito más sobre el coche que veremos durante los próximos años en la NASCAR.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
3023
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.