Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Se prepara salto en paracaídas desde la estratosfera a velocidad supersónica

23/01/2010 19:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un kamikaze espacial tratará este año de romper un récord de 50 años de antigüedad, de tener éxito, puede convertirse en la primera persona que alcance velocidad supersónica en una caída libre. Este salto podría ayudar a los ingenieros a diseñar sistemas de escape para vuelos espaciales.

El 16 agosto 1960, el capitán de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos Joe Kittinger hizo historia saltando de un globo a una altitud de unos 31.333 metros. "Me levanté, oré y salté", recuerda Kittinger.

Desde entonces, muchos otros han tratado de batir su récord pero nadie ha tenido éxito. Nick Piantanida, oriundo de New Jersey, murió en el intento en 1965. Ahora el austríaco Felix Baumgartner ha anunciado que va a intentarlo, con ayuda de Kittinger y patrocinado por la compañía de bebidas energéticas Red Bull.

En la imagen momento en que Kittinger salta desde 33 km de altura

Baumgartner, se convirtió en 2003 la primera persona en cruzar el Canal de la Mancha en caída libre, después de ser elevado hasta una altura de 36.575 m mediante un globo de helio. Después de flotar durante tres horas, abrió la cápsula presurizada de 1 tonelada, se agarró a ella y saltó, batiendo o potencialmente todos los récords de altura de un salto de paracaídas, al igual que la caída más rápida y la verdad.

Baumgartner se enfrentó a un peligro extremo. 35 segundos después de saltar debió alcanzar velocidades supersónicas, y la onda de choque resultante "es una gran preocupación", según afirmó Art Thompson jefe técnico del proyecto, tuvo ante una rueda de prensa el pasado viernes. "En la época en que se diseñaron los primeros aviones se creía que era una barrera que no podría franquearse sin ser destruido. En esto caso el vehículo está compuesto de carne y sangre, y será expuesto a fuerzas extremas."

Incluso, el director médico del proyecto Jonathan Clark advirtió que se conoce un caso en el que un piloto sobrevivió a la destrucción de su avión a tres veces la velocidad del sonido. "Sabemos que no solamente es teóricamente posible, sino que es posible", añadió Clark.

Después de caer durante seis minutos, Baumgartner debería abrir su paracaídas a aproximadamente 1520 m de altura.

La altura del salto está por encima del umbral de 19.000 m llamado el límite de Armstrong, donde la presión atmosférica es tan baja que los fluidos comienzan a hervir. "Si abriese la visera de su casco, o su traje, los gases en su cuerpo sal debían de su estado de suspensión, y se convertiría en un fluido burbujeante en sus ojos y boca, algo que parecido a una película de terror", explicó es. "Estaría a segundos de morir."

Para protegerse, Baumgartner llevarán la versión más flexible de un traje presurizado de astronauta actualmente utilizado a bordo del transbordador espacial. Este traje que le permitirá moverse hasta conseguir la posición boca abajo necesaria para frenar.

Otro peligro es un giro incontrolado, que podría provocarle un estado de inconsciencia. Existirán sensores en todo el traje que vigilarán constantemente la aceleración en busca de señales de giro, al igual que su ritmo cardiaco y posición, retornando datos a los equipos en tierra a través de una mochila con un transmisor de radio montado en su pecho. Si fuera necesario, podría desplegarse un paracaídas para estabilizar su vuelo.

Se realizarán dos vuelos de ensayo a 20.000 y 27.000 m de altura. Actualmente Baumgartner está siendo sometido a rigurosas pruebas extremas con su traje, en cámaras de vacío y en túneles de viento verticales para simular una caída.

Red Bull no hará público el costo de este proyecto. Aunque dice que se realizará este año en Norteamérica, todavía no ha especificado una fecha o lugar. Esta incertidumbre depende en parte de encontrar condiciones del tiempo ideales para el vuelo, añadió Thompson.

Demostrando que una persona puede retornar de forma segura a la Tierra a esa velocidad y altitud, el equipo de la misión espera mostrar que los astronautas pueden sobrevivir usando sistemas similares en el caso de que tuvieran que abandonar la nave.

"Está en la naturaleza humana el deseo de ir más rápido y más lejos", señaló Kittinger, pero añade que no hubiera realizado el salto si la esperanza de conseguir datos científicos. "Estamos probando los trajes presurizados de nueva generación."

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
16488
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.